Letras de cambio y pagarés, garantías de pago en deudas en hospitales y clínicas


21 febrero, 2013
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Si al momento de ingresar a una entidad de salud y no tiene como pagar la atención prestada, a usted no lo pueden privar de la libertad porque sería un secuestro. Tenga en cuenta que la suscripción de títulos valores, llámese letras o pagarés, aplica para estos casos.

“Esta retención, así sea de un día, es un secuestro y en consecuencia es ilegal. Bien vale la pena decir que la suscripción de letras o pagarés por parte de los pacientes puede ser válida.”

Para nadie es un secreto que en nuestro país se retienen pacientes en hospitales y clínicas por temas económicos. Esta retención, así sea de un día, es un secuestro y en consecuencia es ilegal. Bien vale la pena decir que la suscripción de letras o pagarés por parte de los pacientes puede ser válida.

En cuanto a los servicios de salud en urgencias y emergencias, tenga o no tenga dinero, esté o no identificado en Colombia, toda persona tiene el derecho constitucional a la atención inicial para sobreponer esa situación de emergencia o de urgencia que puede poner en riesgo su salud.

Vale la pena aquí tener presente que existe una diferencia entre emergencia y urgencia. La emergencia es inmediata porque puede estar en riesgo la vida, mientras la urgencia se refiere a ciertas situaciones donde el paciente puede esperar una o dos horas para que lo atiendan, pero de acuerdo a la complejidad una urgencia se puede convertir en una emergencia.

Por lo tanto, no importa si una persona llega a cualquier centro hospitalario del país o cualquier clínica pública o privada, si su vida está en riesgo las leyes colombianas han establecido que ese paciente debe ser atendido inmediatamente y simplemente estabilizarlo para evitar agravar su condición. La estabilización es obligatoria esté o no identificada la persona, tenga un documento de identidad o no tenga dinero. Eso incluye eventualmente la atención prehospitalaria, atención de urgencias, soporte vital avanzado, y otros, necesarios para evitar la muerte o un daño peor en la vida o la salud de esa persona.

“La suscripción de títulos valores, llámese letras o pagarés, para estos casos aplica”
“Pero es importante que quede claro qué las letras o los pagarés se deben firmar después, no antes”

La retención por deudas nunca procede, ni contra el beneficiario, ni contra el cotizante, ni tampoco contra personas así no estén afiliadas al sistema de seguridad social en salud. Lo anterior lo sustenta la Constitución Política de Colombia, así:

  • Artículo 12: Nadie será sometido a desaparición forzada, a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes. Y este caso, es degradar una persona, al encarcelarla en un centro hospitalario por no tener dinero.
  • Artículo 13: Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley,… El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentran en circunstancia de debilidad manifiesta y sancionara los abusos o maltratos que contra ellas se cometan. Sancionar los abusos de quienes se aprovechan de esa situación de disminución en ese momento, por ejemplo, un paciente encerrado o casi que amarrado a una cama dentro de un centro hospitalario o clínica privada.
  • Artículo 28: Nadie puede ser… reducido a prisión o arresto, ni detenido,… sino en virtud de mandamiento escrito de autoridad judicial competente,… y por motivo previamente definido en la ley. Y resulta que el director médico de un hospital o de una clínica pública o privada no son autoridades judiciales, las únicas autoridades judiciales del país se llaman “jueces de la república”, ya ni siquiera un fiscal puede detener a una persona porque tiene que pedírsela a un juez de control de garantías.
TAMBIÉN LEE:   Diligenciamiento de títulos valores: ¿cuándo hay invalidez?

Letras o pagarés para estos casos

La suscripción de títulos valores, llámese letras o pagarés, para estos casos aplica. Si tiene una deuda que por algún motivo no cubre el sistema de seguridad social, ya sea EPS, ARP o si paga como particular, u otros, por supuesto que la deuda existe y debe pagarla, pero si en ese momento no tiene como pagarla no lo pueden privar de la libertad pero sí puede constituir una garantía, y esa garantía puede ser a través de un título valor como la letra de cambio o pagaré.

Pero es importante que quede claro qué las letras o los pagarés se deben firmar después, no antes, porque a un paciente no lo pueden condicionar a que a la persona le salven la vida hasta cuando firme el pagaré o letra de cambio o un familiar lo firme. Primero es la atención, prioritaria, urgente, de emergencia, para salvaguardar su vida o evitar que se empeore el estado de salud. Ya después podrá firmar algún documento como garantía para pagar la deuda que haya quedado.

Si lo obligan a firmar, una letra o un pagaré, antes de un tratamiento de urgencia o de emergencia, perfectamente esa letra o ese pagaré podría estar violando el libre consentimiento, el error o la fuerza o el dolo, para cuando suscribió ese título valor, o sea se obligo forzadamente violando su libertad de consentimiento en dicho documento.

¿Qué pasa si la persona se niega a firmar la letra o el pagaré después?

No pasa nada. Primero no lo pueden obligar, segundo tampoco lo pueden retener, pero la deuda no se pierde. La entidad de salud puede constituir el documento de los servicios prestados con el cual se prestaría mérito ejecutivo, porque está constituyendo un título ejecutivo y perseguir el cobro a ese deudor. La deuda no se va a perder, la entidad la va a cobrar. Si finalmente fue un servicio de urgencia, recordemos que el paciente no lo debe pagar sino que lo hará el Estado a través del Fosyga.

TAMBIÉN LEE:   [Infografía] Sistema de control interno: ¿a qué se expone una organización si no cuenta con uno?

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 21 febrero, 2013
    (hace 9 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace