Los expertos hablan: lo bueno y lo malo de la Ley de Ajuste Tributario

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 21 diciembre, 2009

Los expertos hablan: lo bueno y lo malo de la Ley de Ajuste Tributario

Muchos dicen que esta es una Ley destinada a combatir la guerra y algunos afirman que está redactada para favorecer a las multinacionales y grandes empresas. Otros, que hace falta una verdadera reforma tributaria que acabe con tantas inequidades, y que lo ideal hubiera sido recortar las gabelas o exenciones que se han ido acumulando, y haber acelerado los ahorros estatales.

Personajes del Gobierno, ex Ministros y Economistas hablan sobre los pro y los contra que presenta la Ley de Ajuste Tributario, recientemente aprobada. Aquí están sus puntos de vista.

Óscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda, en la página de la Presidencia

“Yo quiero destacar la seriedad del Congreso de la República para abordar estos temas; agradecerle al Partido Liberal con quien logramos un acuerdo para fortalecer el consenso en este proyecto, iniciativa que le sirve a todo el país, que ha sido aprobada con un sentido de responsabilidad porque únicamente sus recursos se irán recibir a partir del 1° de enero del año 2011, pero que muestra la capacidad y la seriedad del Congreso en una época electoral tan difícil, que demuestra la posibilidad de construir un consenso en las bancadas del Senado y de la Cámara. El Gobierno estima recaudar cerca de 3,1 billones de pesos anuales con esta Ley».

Gabriel Silva Luján, ministro de Defensa, en dialogo con El Colombiano

«Colombia contará, en los próximos cuatro años, con 10,4 billones de pesos para invertir en defensa y fortalecer la capacidad estratégica para proteger el país de amenazas que atentan contra la seguridad nacional. Este dinero saldrá del impuesto al Patrimonio. Las partidas serán utilizadas, entre otros rubros, para comprar nuevos equipos tecnológicos, incrementar la capacidad estratégica y de inteligencia, aumentar el pie de fuerza y el combate contra grupos armados ilegales».

Luis Fernando Franco Murgueitio, tributarista, en dialogo con El Pais

“Lo preocupante es que este impuesto, que tiene una explicación política, siga gravando doblemente la renta. Podrían afectarse las futuras decisiones de inversión por parte de las empresas. No sólo por el impuesto, sino porque el Congreso también tomó otras medidas. Redujo del 40% al 30% la deducción que las empresas tienen por la compra de activos productivos. Y además les prohibió que reciban, al mismo tiempo, ese beneficio y el que reciben por convertirse en zona franca».

Juan Camilo Restrepo, ex ministro de Hacienda, en dialogo con El Pais

«En vez de extender el tributo, lo ideal hubiera sido recortar las gabelas o exenciones que se han ido acumulando, y haber acelerado los ahorros estatales. De esa manera, se podría financiar con recursos comunes, y no con impuestos, los gastos en defensa. Las exenciones y gabelas que el actual Gobierno les ha dado a las empresas, con el argumento de estimular la inversión, valen hoy más de $7,7 billones anuales».

Jorge Fernando Corredor Alejo, Contador Público y Especialista en Gestión Tributaria

“Esto no es nada nuevo ya que por medio de la Ley 863 de 2002 se creó el Impuesto para los años 2002 al 2006 y luego se amplió. El cobro de este impuesto al ser un buen mecanismo de recaudo para el fisco nacional, motivó al Gobierno promover la iniciativa nuevamente. Hay que tener en cuenta que durante los próximos cuatro años, el proyecto mantiene las mismas condiciones establecidad desde el año gravable 2002″.

Luis Alfonso Arias, analista económico del diario La Patria

“Lo que se diga alrededor del sistema tributario colombiano siempre conduce a la misma conclusión: lo que hace falta es una verdadera reforma tributaria que acabe con tantas distorsiones e inequidades que se traducen en ventajas para unos, en sobrecargas para otros y en señales contradictorias para todos aquellos que deseen hacer empresa”.

* Foto revista Cambio

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…