Luis Alfredo Caicedo Ancines, Contador Público incansable – Gabriel Vásquez Tristancho

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 15 marzo, 2016

Contador público, socio director y fundador de la firma Baker Tilly International para Colombia, hombre incansable en el trabajo, tenaz con sus ideas, de recto proceder, amigo incondicional, conciliador, líder natural, directo con sus adversarios, sin contemplaciones ni titubeos con los trabajos mediocres o mal elaborados, responsable con sus compromisos de honor, hombre de palabra, miraba a los ojos siempre, nunca agachó la cabeza ni en los momentos más difíciles, se engrandecía con las adversidades, construyó un equipo de trabajo soñador y nos inculcó la fuerza para siempre seguir adelante y creer en los demás. Muchos defectos: el mal genio, bueno para corregir a los demás, e hincha de Millonarios.

Trabajó por la profesión como ninguno; de su propio bolsillo patrocinó los primeros trabajos de diagnóstico sobre Estándares Internacionales de Información Financiera en Colombia; siendo presidente del CTCP, mucho antes de iniciar el proceso legal que se consolidó con la Ley 1314 del 2009, hizo infinitas reuniones sobre los problemas más complejos del ejercicio profesional. Nunca le dio miedo dar un paso adelante para internacionalizar el ejercicio profesional; convencido de que ese era el camino correcto, nos llevó de la mano por un sendero que muchas veces se nos oscurecía por todos los problemas normales del cambio.

Convencido de que el trabajo en equipo era la mejor vía del ejercicio profesional. Sus primeros pasos en Price Waterhouse lo hicieron tempranamente un líder natural con la guía de uno de sus mentores, Hugo Ospina; este impulso lo llevó a tener muy claro que los caminos de la educación continua y el apoyo a los profesionales en ejercicio era desde el conocimiento de alto nivel y no desde las orillas del resentimiento y la incompetencia amarillista de quienes criticaban la globalización del contador público.

Toda su vida hizo el más sencillo de los ejercicios con sus amigos, la “escuchoterapia”; respetuoso a morir por los ideales y competencias diferentes a la suya, primero oía y luego opinaba… Siempre objetivo pero ante todo comprensible y con un don que todos los que lo rodeábamos le admiramos: comprometerse con el otro para ayudarlo desde la acción y no desde las palabras.

Nunca le interesó el dinero, pero lo cuidaba como buen contador. John Jaime Moreno, su entrañable compañero de luchas tempranas cuando no había sino ganas de trabajar, fue el encargado de cuidar de su patrimonio y el de la firma Baker Tilly, que con mucho esfuerzo construyó como una de las mejores en Colombia y con un respaldo internacional que muy rápido nos llevaron a los primeros lugares en toda América.

Cimentó con sus socios John Jaime, Ricardo, Alfonso, Augusto, Édgar, Óscar, Álvaro, Claudia, Yolanda, Martha, Fernando, Gabriel y todos los colaboradores, un grupo de trabajo que seguiremos sus ideales y sus pasos de gigante para que desde el cielo nos guíe con ese sueño de estar siempre en los primeros lugares.

¡Qué falta nos haces Luis Alfredo! Siento un dolor inmenso no poder abrazarte hermano mío; lágrimas desde el alma brotan con solo pensar en tu inexplicable partida, pero estamos seguros que el todo poderoso te tiene en el mejor lugar junto a San Pedro nuestro ángel protector.

Cordialmente,

Gabriel Vásquez Tristancho

Sobre el autor

Gabriel Vásquez Tristancho

Columnista Vanguardia Liberal. Socio impuestos Baker Tilly Colombia. Contador Público de la UNAB de Bogotá. Magister en Economía de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Cursos en Habilidades Gerenciales en ITEMS de México. Gestión Tecnológica de la Universidad de Sao Pablo de Brasil convenio UIS. Revisoría Fiscal y Auditorí­a Externa de la UNAB en Bogotá. Investigación en las Ciencias Sociales en la UIS. Negocios Electrónicos en ITEMS de México. Decano de la Facultad de Contaduría de la UNAB. Profesor investigador. Ex-miembro del Consejo Técnico de la Contaduría. Profesor de la Maestría en Administración de ITEMS de México. Profesor investigador en pregrado y posgrados de la Universidad Congreso en Mendoza – Argentina.



Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…