Medición de inversión por parte de matriz en economía hiperinflacionaria


26 agosto, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Cuando la matriz de un grupo empresarial opera en una economía hiperinflacionaria, debe realizar la medición de sus inversiones en asociadas que operan en economías estables, y para tal fin debe tener en cuenta algunos puntos clave a la hora de consolidar los estados financieros.

El fenómeno de hiperinflación que vemos contemplado en el estándar se presenta en básicamente tres países del mundo: Bielorrusia con un índice de inflación acumulado en 3 años (del 2011 al 2014) del 165%, Sudan del Sur, país africano, con inflación del 111.55%; y en tercer lugar, nuestra hermana república de Venezuela, con una inflación en 3 años del 102.14%; estas son las tres economías del mundo que actualmente cumplen el criterio de hiperinflación, pues la inflación de 3 años se aproxima al 100%.

En este caso, la matriz está ubicada en uno de estos tres países y tiene una inversión en Colombia; lo primero que debe analizarse es la moneda que maneja la entidad matriz, y si esta corresponde a la de una economía hiperinflacionaria, será necesario que la entidad controladora reexprese todas sus partidas por efecto de la inflación, un procedimiento muy similar al que hacíamos en Colombia que se llamaba ajustes por inflación.

La norma indica que se toma el valor de los activos y se reconoce sobre ellos el efecto de la inflación, generalmente con un índice establecido por el Gobierno Nacional; las partidas monetarias ya están ajustadas porque estas significan recursos en efectivo; las no monetarias serán ajustadas como ya se indicó.

La subsidiaria colombiana reporta su información depurada a la entidad controladora para que proceda a consolidar; cuando la entidad toma esa información de la subsidiaria colombiana, la convierte a la moneda propia, la funcional de la controladora; como dicha conversión de la información financiera de la subsidiaria se realiza a la tasa de la fecha de cierre, ya no será necesario hacer ningún ajuste por efecto de inflación.

TAMBIÉN LEE:   IESBA amplía la definición de entidades de interés público

En los estados financieros consolidados quedarán las cifras de esa información financiera de la entidad en Colombia a la moneda funcional de la matriz, convertidos a la fecha de cierre y a esa altura ya se entenderá la información como reexpresada a moneda funcional, según lo requerido por el estándar.

Así pues, serán los activos y pasivos de la controladora, los que se ajusten por la variación del IPC o el ajuste por inflación correspondiente.

Material Relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 26 agosto, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace