Medición por el modelo del costo amortizado según la sección 11 del Estándar para Pymes


13 marzo, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Cuando un cliente comienza un proceso de reestructuración económica que involucra la negociación de pasivos, los acreedores deben realizar su propia medición, debido al deterioro de las cuentas por cobrar. La reestructuración de un cliente es indicio de deterioro en el valor de la cartera.

Las cuentas por cobrar derivadas de la venta de mercancías, de la prestación de servicios o de contratos de mutuo deben medirse por el modelo del costo amortizado. Así lo establece la sección 11 del Estándar para Pymes.

Al cierre de cada período, para presentar los estados financieros, el párrafo 11.21 de la norma en cuestión establece que la entidad debe comprobar si el valor en libros de sus instrumentos financieros es recuperable.

En la medida en que el valor en libros de los instrumentos financieros no vaya a recuperarse, la entidad debe reconocer una pérdida por deterioro del valor.

Igualmente, el párrafo 22 menciona los sucesos que indican que un instrumento financiero ha visto deteriorado su valor. En su literal c) afirma que la reestructuración de un cliente es un indicio de que el instrumento se ha deteriorado.

La reestructuración de créditos normalmente incluye dos tipos de concesiones. Mientras el primer tipo está relacionado con el monto de la deuda, el segundo tiene que ver con el plazo para el pago y reconocimiento de los intereses.

Negociando el monto de la deuda

  • Si en el acuerdo de reestructuración se ha pactado la condonación de una parte de la deuda, el acreedor debe dar de baja la parte condonada, reconociendo una pérdida por deterioro del valor.
TAMBIÉN LEE:   Revisoría fiscal: normas que se deben atender para su ejercicio profesional en Colombia

Otorgamiento de plazos

  • Los acuerdos de reestructuración por lo general contienen plazos amplios para la cancelación de los pasivos adeudados.
  • El efecto que tiene el establecimiento de vencimientos largos es que el valor presente del instrumento financiero disminuye rigurosamente.
  • El plazo para el pago, combinado con las tasas de interés del instrumento, dan como resultado un valor del instrumento menor al inicial. La disminución en el valor de este último genera una pérdida por deterioro, la cual debe reconocerse en resultados.

Tasas de interés

  • Las reestructuraciones de créditos, en la mayoría de los casos, incluyen tasas de interés bajas, incluso nulas.
  • Bajo estas condiciones se hace necesario utilizar tasas de mercado para instrumentos financieros similares, según el perfil del cliente.
  • Las tasas de interés del mercado en estas situaciones suelen ser más elevadas de lo acostumbrado, dada la calificación de alto riesgo de crédito del deudor.

Si quiere profundizar en este tema, lea nuestro análisis Medición de cartera de clientes en reestructuración.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 13 marzo, 2019
    (hace 3 años)
Categorías:
Etiquetas: