Negocio en marcha es responsabilidad de administradores y auditores

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 7 junio, 2017

Cuando apreciamos a través de los estados financieros que una empresa tiene la capacidad de continuar con sus negocios en un futuro predecible y que puede cumplir con sus obligaciones y sacar provecho futuro de sus activos, decimos que cumple con la hipótesis de negocio en marcha.

La NIA 570 aborda la hipótesis de negocio en marcha y las responsabilidades que recaen sobre la administración y el revisor fiscal en la continuidad del negocio; en ese sentido, lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de elaborar los estados financieros es realizar con anterioridad un diagnóstico externo e interno de la empresa, al igual que evaluar las condiciones que enfrenta con proveedores, clientes y el mercado en general.

Responsabilidad de los administradores de la organización o negocio

Los gerentes o administradores deben realizar una evaluación específica de las condiciones que tiene la empresa, tener conocimiento de las situaciones que esta debe atender a corto, mediano y largo plazo, y, sobre todo, de las situaciones fortuitas que se puedan presentar, ya sea por factores internos como procesos, condiciones laborales de los empleados, deterioro de su propiedad planta y equipo, entre otras, o por situaciones externas como el cambio de políticas de intercambio, modificaciones en el régimen aduanero, catástrofes ambientales que perjudiquen la adquisición o transferencia de materia prima, y muchas otras situaciones que se deben valorar continuamente para mitigar los riesgos que puedan afectar el principio de negocio en marcha de la organización.

Responsabilidad de los auditores y revisores fiscales

La responsabilidad de auditores y revisores fiscales radica en, estar atentos a la misión y visión de la compañía que asesoran con el fin de que las políticas indicadas por la administración concuerden con el plan estratégico de la misma, revisar la información financiera al detalle para encontrar si existen o pueden existir eventos y condiciones que generen riesgo e imposibiliten la continuidad del negocio y elaborar un dictamen que contenga todas las recomendaciones necesarias para que el negocio pueda cumplir con éxito con sus obligaciones y continuar con el buen desarrollo de su objeto social.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



Precio regular: $150.000

Hoy $89,900*/año

$89,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

Precio regular: $350.000

Hoy $299,900*/año

$299,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

Precio regular: $1.000.000

Hoy $749,900*/año

$749,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

*Incluye planeador fiscal 2020




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…