NIIF para pymes: reconocimiento de tarjetas de crédito como pasivo financiero


16 septiembre, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Si la tarjeta de crédito está a nombre de una compañía, quiere decir que la entidad tiene un contrato con el banco, el cual otorgará unos recursos, y para manejarlos entrega la tarjeta de crédito. En este caso, la entidad tiene un pasivo con el banco, siempre que la tarjeta tenga un saldo.

Brevemente respondamos la siguiente pregunta que nos plantean. En la NIIF para pymes, ¿las tarjetas de crédito que manejan las empresas deben reconocerse como un pasivo financiero?

“La Sección 11 de NIIF para pymes establece que un pasivo financiero es la obligación de pagar efectivo, o equivalentes a efectivo,”

En la mayoría de empresas es común encontrar pasivos por concepto de tarjetas de crédito. La Sección 11 de NIIF para pymes establece que un pasivo financiero es la obligación de pagar efectivo, o equivalentes a efectivo, la cual debe provenir de un contrato para cumplir con la definición de instrumento financiero.

Por tal motivo, algunas partidas, como por ejemplo los impuestos o las retenciones, no son realmente un instrumento financiero aunque sí sean una obligación a pagar.

En este caso particular nos consultan sobre las tarjetas de crédito. Habría que preguntarse si estas, están a nombre de la empresa o son de algún socio, pues en muchos casos hay tarjetas que no llegan a nombre de la compañía, sino de un socio, quien es el que tiene el cupo o el perfil para que le presten con base en la tarjeta.

Si la tarjeta de crédito no está a nombre de la compañía, mal haría la entidad de reconocer una cuenta por pagarle al banco por ese concepto. La entidad, lo que tendría sería una cuenta por pagarle al titular de la tarjeta, y este a su vez es quien tiene la obligación con el banco.

TAMBIÉN LEE:   Gobierno recuerda a entidades públicas respetar derechos sindicales de los servidores

Ahora, si la tarjeta de crédito está a nombre de la entidad quiere decir que la compañía tiene un contrato o un acuerdo con el banco, y en virtud de este, el banco otorga unos recursos, y para manejarlos entrega la tarjeta de crédito. En este caso, la entidad sí tiene un pasivo con el banco, siempre que la tarjeta tenga un saldo.

Si la tarjeta de crédito cuenta con un cupo, por ejemplo de 20 millones de pesos, y en el momento del cierre financiero no tiene ningún saldo en la cuenta, la entidad no tiene una obligación con el banco. Pero sí es útil en las revelaciones mencionar que la entidad tiene un cupo de crédito, el valor de dicho cupo, y mencionar que a la fecha del cierre no se ha hecho uso de ese cupo.

También es necesario tener cuidado con la forma cómo se usan las tarjetas de crédito. Algunas de estas solamente se utilizan para hacer pagos, pero los soportes de estos gastos no llegan a la entidad. Es recomendable tener bien documentados esos gastos para efectos fiscales. Para efectos financieros, la utilización de la tarjeta será un gasto; y si tiene un saldo, presentará un pasivo financiero en el Estado de Situación Financiera.

Material Relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 16 septiembre, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace