No más elefantes blancos y obras que se queden a mitad del camino


6 octubre, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El presupuesto de regalías para el próximo año caerá en un 32,2%. Simón Gaviria, director del Departamento de Planeación Nacional, asegura que los recursos se canalizan a proyectos que beneficien directamente a la comunidad, sin embargo, le preocupa la ejecución de muchos a nivel nacional.

El presupuesto de regalías para el 2017 será de $11,8 billones, lo que se traduce en una caída del 32,2% a causa de la devaluación del peso frente al dólar y la caída internacional de los precios del petróleo.

“su histórica dependencia del sector hidrocarburos, que ha aportado 82,9% de los ingresos entre 2015 y 2016, se prevé una reducción en el monto de estas.”

Colombia recibe regalías por explotación de productos mineros como el carbón, la sal, el níquel, el oro y otros metales preciosos, pero debido a su histórica dependencia del sector hidrocarburos, que ha aportado 82,9% de los ingresos entre 2015 y 2016, se prevé una reducción en el monto de estas.

El presupuesto de regalías es el segundo más importante para la financiación del desarrollo del país, luego del general de la Nación. Para los departamentos es clave, a tal punto que algunos, como La Guajira, Meta y Casanare desarrollaron una dependencia casi absoluta de estos recursos que, se presumía, irían en aumento a largo plazo.

«Desde 2012, cuando empezó a regir la nueva ley de regalías, se han aprobado más de 8.896 proyectos, con una inversión superior a los 27,7 billones de pesos, de los cuales 19,3 billones proceden del Sistema General de Regalías, según informe del Departamento Nacional de Planeación -DNP», manifiesta Simón Gaviria Muñoz, director de la entidad.

TAMBIÉN LEE:   Viáticos en el entorno laboral: ¿cómo se deben manejar?

“Los recursos ya no se canalizan a obras faraónicas sino a proyectos que benefician directamente a la comunidad, como vías primarias y secundarias, educación, ciencia y tecnología, vivienda, agua potable y saneamiento básico, cultura, recreación y deporte, salud, medio ambiente y proyectos productivos”, asegura Gaviria Muñoz. Sin embargo, también está preocupado por la ejecución de varios proyectos de ciencia, tecnología e investigación, financiados con recursos de las regalías, que no tienen la documentación legal necesaria ni soportes de inversión.

«Son proyectos que no cuentan con la documentación correspondiente en la materia, pero especialmente que no cuentan con sustentos de a dónde fue a parar la plata de los proyectos. Afortunadamente muchos de ellos ya fueron suspendidos», dice.Cabe recordar que la Contraloría General de la República inició un proceso de fiscalización sobre 11 proyectos ya ejecutados que suman cerca de 160 mil millones de pesos.

Gaviria afirma que uno de los temas es luchar contra el desperdicio de recursos, ya sea por mala estructuración, malas pólizas, etc. «Para ello, hemos estructurado una serie de programas como los proyectos tipo, que son proyectos que están listos para ser contratados y que ahorrarán hasta 10% en ejecución, pues están preaprobados. Tenemos un portafolio de 26 tipos de infraestructuras que van desde colegios hasta puestos de salud, vamos a ampliar esta opción, para que los alcaldes puedan acceder a infraestructura de alta calidad».

“No queremos más elefantes blancos como en el pasado ni obras que se queden en la mitad del camino, pues las regalías son sagradas y la sociedad tiene derecho a que cada peso se administre con eficiencia y transparencia”, precisó el director del DNP.

TAMBIÉN LEE:   Renta presuntiva: su eliminación soluciona el problema a pensionados y a quienes perciben dividendos

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 6 octubre, 2016
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace