Nueva reforma tributaria: ¿cuáles errores no puede repetir el Gobierno en medio de su trámite?


4 junio, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Jaime Vargas, Jeisson Ramírez y Gustavo Cote hablan sobre lo que deberá tener en cuenta el Gobierno para no caer en improvisaciones y afanes a la hora de discutir la próxima reforma tributaria, la cual seguramente será para el 2020. Recaudo tributario no alcanzará para lograr las metas fiscales.

Dentro del entorno económico y tributario de Colombia hay un aroma que indica que el próximo año, de nuevo, se estará hablando de reforma tributaria. Seguramente los recursos fiscales para alcanzar las metas de este año alcanzarán, pero lo que viene para después es toda una incógnita.

Ante el reto que tendrá el Gobierno nacional, y muy seguramente el desconcierto generalizado de los colombianos, no se deberán cometer los errores en los que se cayó en medio del planteamiento y posterior discusión de la Ley de financiamiento.

Para Jaime Vargas, socio director de impuestos de EY Colombia, lo que pasó con la Ley de financiamiento fue muy desafortunado. “El Gobierno presentó un buen proyecto, articulado, consistente, que no le permitieron explicar y cuyos alcances, pienso, fueron distorsionados”, dice en entrevista con Actualícese.

Para Vargas, el momento político en el que surgió la idea de Ley de financiamiento era muy complicado y el tiempo que se tomó de más el Gobierno, seguramente para poder presentar un proyecto articulado, luego le hizo falta para poder defenderlo.

“Habría sido importante que el proyecto se hubiera podido socializar antes. El destiempo fue originado en el momento político difícil por el que atravesaba el Gobierno. Y ante la negativa del Congreso de reformar el IVA, lo que se vivió fue una carrera contra el tiempo para conseguir, de cualquier manera, los recursos adicionales que se necesitaban”, explica Vargas.

“aunque la creatividad desbordada es buena para escribir novelas, no lo es para redactar una reforma tributaria que requiere rigor técnico”

Vargas afirma que la creatividad se desbordó, pero aunque la creatividad desbordada es buena para escribir novelas, no lo es para redactar una reforma tributaria que requiere rigor técnico. “Creo que esa falta de rigor va a salir costosa, ya que hay normas cuya constitucionalidad es cuestionable”, puntualiza.

TAMBIÉN LEE:   Personas naturales obligadas a presentar las declaraciones tributarias de forma virtual

Por su parte, Jeisson Ramírez, contador público y representante legal de Touché Asesores S.A.S dice en entrevista con Actualícese que a la hora de diseñar una reforma tributaria el Gobierno no solo debe garantizar un aumento del recaudo, sino que debe hacer estudios socioeconómicos minuciosos y con suficiente planeación, que brinden una garantía de que la política fiscal será sostenible en el mediano, e inclusive, en el largo plazo.

«Hacer reformas que persigan efectos “cortoplacistas” solo conlleva a tener que hacer más reformas. Dicho de otra manera, una reforma tributaria sostenible no se hace de un día para otro”», dice Ramírez.

Ramírez considera que la Ley de financiamiento fue tramitada como una salida de corto plazo para afrontar el faltante de 14 billones de pesos que dejó la anterior administración. “En mi opinión, se diseñó sin la suficiente planeación”, afirma.

Gustavo Cote, exdirector de la Dian afirma que hoy casi todos los temas de la Ley de financiamiento se encuentran pendientes de una pronta reglamentación, entre los que se destacan los relativos al impuesto al consumo de bienes inmuebles.

“La necesidad de someter al país a una nueva reforma tributaria es un hecho en el que diferentes centros de análisis y expertos en la materia coinciden, máxime cuando no solo se enfrenta la cruda realidad de las dificultades fiscales para los años 2020 y siguientes, sino también la triste verdad de que contempló una serie de privilegios que con seguridad incidirán en el deterioro de los recaudos tributarios en tales años”, afirma Cote en entrevista con Actualícese.

TAMBIÉN LEE:   Definición y clasificación de los presupuestos

Para él, hay que estar atentos a un posible efecto nocivo que puede llegar a originar una sentencia desfavorable en la Corte Constitucional de toda la Ley 1943 de 2018 ante el sinnúmero de irregularidades cometidas en su trámite de aprobación.

Material relacionado

Así te actualizaremos:

Nuestros productos