Pago parcial de cesantías, trabajador no tiene que estar viviendo en el inmueble

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 2 noviembre, 2015

Pago parcial de cesantías, trabajador no tiene que estar viviendo en el inmueble

Un requisito para que los trabajadores soliciten el pago parcial de cesantías es la construcción o remodelación del inmueble del trabajador o de su cónyuge, o compañero permanente, pero no es necesario que el trabajador lo esté habitando.

Las cesantías son una prestación laboral creada para fines específicos como: utilizar este dinero al momento de quedar cesante, para el pago de estudios o para la construcción, financiación, compra, remodelación o liberación –impuestos, hipotecas, embargos de su vivienda.

Las cesantías corresponden a un mes de salario por cada año laborado o proporcional al tiempo laborado si es inferior al año. Estas deben ser consignadas en un fondo de cesantías o entregadas directamente al trabajador al momento de la finalización y liquidación de la relación o contrato laboral.

“puede el trabajador cuando aún esté vigente la relación laboral solicitarle al empleador que se anticipe el pago de la cesantías, es decir que se le pague parcialmente las cesantías causadas hasta la fecha.”

Pero como las cesantías son una prestación social que se causa todos los días a favor del trabajador, simplemente que no se le pagaba sino hasta el tiempo que dijimos anteriormente, puede el trabajador cuando aún esté vigente la relación laboral solicitarle al empleador que se anticipe el pago de la cesantías, es decir que se le pague parcialmente las cesantías causadas hasta la fecha.

Ese pago parcial solo es procedente cuando el trabajador vaya a disponer de este dinero para fines relacionados con su vivienda como construcción, adquisición, mejoras, o liberación de embargos o hipotecas.

El artículo 256 del Código Laboral trata sobre el tema de la vivienda, y es muy enfático en señalar que solo procede  para el uso de “su vivienda”, veamos:

“ARTICULO 256. FINANCIACIÓN DE VIVIENDAS. <Artículo modificado por el artículo 18 del Decreto 2351 de 1965. El nuevo texto es el siguiente:>

Haz clic aquí para ver las recomendaciones que te interesarán y están relacionadas con la temática de este artículo.

Los trabajadores individualmente, podrán exigir el pago parcial de su auxilio de cesantía para la adquisición, construcción, mejora o liberación de bienes raíces destinados a su vivienda, siempre que dicho pago se efectúe por un valor no mayor del requerido para tales efectos. (…)”

Lo anterior en pocas palabras señala que debe ser una casa donde el trabajador va a habitar.

No obstante, no se debe olvidar que mediante el Decreto 2076 de 1967, en su artículo 2, se permitió el retiro de cesantías también para la adquisición de terrenos o lotes. En estos casos, y es lógico, no se le puede exigir al trabajador que resida o habite en este lugar, porque no podría hacerlo. Lo anterior lo expone el Ministerio de Trabajo en un concepto reciente, veamos:

“(…) se concluye que en el evento de que el trabajador requiera de sus cesantías anticipadamente a la terminación del contrato de trabajo con el fin de adquirir vivienda, deberá tratarse de aquellas en las que residirá o habitará el trabajador , es decir, donde este su domicilio, sin que  se pueda perder de vista que en los casos de adquisición de terrenos o lote solamente o de construcción de vivienda la misma se efectué sobre  lote o terreno de propiedad del trabajador o cónyuge, que le trabajador podrá invertir sus cesantías sí que deba residir o habitar allí.”  

Pero si el trabajador no vive allí, ¿puede pedir pago parcial de cesantías?

Sí, pues las cesantías son un ahorro forzoso ya que todos los días crecen un poco más, pero están en poder del empleador y por ejemplo, el trabajador tiene dos casas, vive en una y la otra la tiene arrendada y quiere remodelar o pagar la hipoteca de esta última, sigue siendo su “vivienda”, así no viva en ella, sino en la otra.

Material Relacionado

Estos son los temas que sabemos te van a interesar:

Obligaciones del empleador

Conoce más

Liquidación de nómina al finalizar el contrato – Luis Miguel Merino

Conoce más

$199.000 /año

Quiero suscribirme

Recursos digitales básicos: Análisis de investigadores, Casos de estudio, Opiniones, Infografías, Trivias, Reseñas normativas, Noticias, Respuestas, Entrevistas, Análisis periodísticos, Reportajes, Conferencias

Contenidos gratuitos sin límite

Boletín Diario

Modelos y formatos

Especiales Actualícese

Consultorios exclusivos

Descuentos del 15% en capacitaciones propias

Descuentos del 15% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

$399.000/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Básica

+

Descuentos del 30% en capacitaciones propias

Descuentos del 30% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

Revista Actualícese (Digital)

Cartilla Actualícese (Digital)

Libro blanco en versión digital de impuesto de renta de personas naturales

Libro blanco en versión digital de información exógena

Libro blanco en versión digital de cierre contable y conciliación fiscal

Libro blanco en versión digital de Retención de la fuente

$999.000/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Oro

+

Descuentos del 50% en capacitaciones propias

Descuentos del 50% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

66 sesiones de actualización en el año:

9 en temas legales (laborales y comerciales)

18 en impuestos y procedimientos tributarios

18 en Normas Internacionales y contabilidad

9 en Revisoría Fiscal y Auditoría

12 en mejoramiento profesional, actualización tecnológica, propiedad horizontal, etc…

Tutoriales y casos prácticos

Videoconferencias y Webinars seleccionados

Si deseas tener más información sobre nuestras suscripciones haz click
AQUÍ