Personas naturales con ingresos anuales inferiores a 1.400 UVT: ¿les conviene el régimen simple?


En el régimen ordinario las personas naturales residentes con ingresos anuales inferiores a 1.400 UVT y patrimonio bruto inferior a 4.500 UVT no están obligadas a declarar renta y las retenciones que les practiquen son saldo a favor. Al pasarse al régimen simple siempre tendrían saldo a pagar.

Las personas naturales residentes que cumplan con todos los requisitos de los artículos 905 y 906 del ET, modificados con el artículo 66 de la Ley 1943 de 2018, podrán optar cada año, a más tardar en enero 31, por trasladarse voluntariamente desde el régimen ordinario del impuesto de renta hacia el nuevo régimen simple de tributación (regulado en los artículos 903 a 916 del ET), enfrentando de esta manera cambios importantes en materia de su tributación respecto al impuesto de renta y de industria y comercio (véase nuestra herramienta en Excel: Simulación de los efectos de pertenecer al régimen ordinario o trasladarse el régimen simple). De igual manera, cabe señalar que por el año gravable 2019 la decisión de trasladarse al régimen simple se deberá tomar a más tardar el 31 de julio del año en curso.

Aunque la decisión final de si conviene o no trasladarse al nuevo régimen simple va a depender en gran manera de la reglamentación que el Gobierno primero tendrá que hacer de este nuevo régimen (y para lo cual ya publicó en abril 2 de 2019 un proyecto de decreto), es importante tener en cuenta que aquellas personas naturales residentes que cada año obtienen ingresos brutos (por todo concepto) inferiores a 1.400 UVT (unos $47.978.000 en 2019) y poseen un patrimonio bruto inferior a 4.500 UVT ($154.215.000 en 2019), son contribuyentes que mientras decidan pertenecer al régimen ordinario del impuesto de renta, no tendrán obligación de presentar la declaración anual del impuesto de renta (siempre y cuando cumplan también los otros requisitos sobre consignaciones anuales y consumos con tarjetas de crédito del artículo 594-3 del ET) y por tal motivo, si les llegan a practicar retenciones en la fuente a título de renta o ganancia ocasional durante el año, las mismas se le convertirán en un saldo a favor (el cual pueden solicitar en devolución si presentan voluntariamente su declaración anual de renta; ver artículo 6 del ET y los conceptos de la Dian 31384 de noviembre de 2015 y el 279 de abril de 2016).

TAMBIÉN LEE:   Recaudo tributario de este año superará la meta inicial: ministro de Hacienda

Además, en caso de que lleguen a quedar obligadas a declarar renta en el régimen ordinario (porque su patrimonio bruto o ingresos brutos excedieron los topes antes mencionados, o porque sus consignaciones o consumos con tarjetas excedieron los topes del artículo 594-3), lo que puede suceder es que ninguna de las 3 cédulas de su renta ordinaria (cédula general, cédula de pensiones y cédula de dividendos) le termine produciendo algún impuesto de renta (pues, por ejemplo, liquida en la cédula general una renta gravable inferior a 1.090 UVT, equivalentes a $37.354.000, la cual produce cero impuestos en la tabla del artículo 241; o en su cédula de dividendos declara solamente dividendos no gravados por un monto inferior a 300 UVT, equivalentes a $10.281.000, los cuales producen cero impuesto en la tabla del artículo 242 del ET). En un caso como estos, si su impuesto a cargo es cero, es claro que las retenciones en la fuente que le hayan practicado durante el año también se le convertirán en un saldo a favor que podrá solicitar en devolución o compensación.

“si una persona natural con esas características decide voluntariamente trasladarse al régimen simple, en dicho régimen nadie le practicará retenciones a título de renta”

Sin embargo, si una persona natural con esas características decide voluntariamente trasladarse al régimen simple, en dicho régimen nadie le practicará retenciones a título de renta (ver artículo 911 del ET), pero al final del año siempre estará obligada a presentar la declaración anual del régimen simple (sin importar cual haya sido el nivel anual de sus ingresos brutos) y teniendo que liquidar siempre un saldo a pagar en dicha declaración.

TAMBIÉN LEE:   Obligaciones tributarias derivadas de los criptoactivos

En efecto, si la persona natural del ejemplo decide trasladarse al régimen simple, y suponiendo que en el año solo obtiene ingresos brutos por 1.300 UVT ($44.551.000), al final del año quedará obligada a presentar la declaración anual del régimen simple, teniendo que liquidar un impuesto a cargo sobre dichos ingresos brutos con alguna de las tarifas incluidas en las 4 tablas mencionadas en el artículo 908 del ET (siendo la más pequeña, por ejemplo, la de 1,8 % y la más alta la de 4,9 %).

Por tanto, suponiendo que le corresponde liquidar un impuesto con la tarifa del 4,9 %, dicha persona tendría que liquidar un impuesto a cargo de $2.183.000, el cual solo podrá afectar con dos descuentos tributarios posibles (el aporte como empleador a los fondos de pensiones y el 0,5 % de las ventas recaudadas a través de tarjetas débito o crédito). Obviamente, su declaración anual del régimen simple siempre le terminaría arrojando un saldo a pagar (en contraste con el saldo a favor que le daría su declaración anual de renta si decide quedarse en el régimen ordinario).

Visto lo anterior, es claro que a las personas naturales con pequeños ingresos no les va a convenir trasladarse al régimen simple.

Material relacionado:

Actualícese es un centro de investigación donde producimos y distribuimos conocimientos en temas contables y tributarios a través de revistas, cartillas, libros y publicaciones digitales, seminarios, foros y conferencias.
Miles de profesionales reciben estos y más beneficios con nuestra Suscripción Actualícese.

Horarios de atención Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. jornada continua. Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Únete a nuestras redes sociales



Los logos y nombres comerciales pertenecen a su respectivo dueño.
Respetamos tu privacidad, todos tus datos están seguros con nosotros.

Si deseas darte de baja, puedes administrar tus preferencias de correo aquí

Escríbenos por Whatsapp  Ver líneas de atención