Planeación cierre fiscal 2007 (II) – Gabriel Vásquez


10 septiembre, 2007
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Autor: Gabriel Vásquez Tristancho

Proyecciones económicas del negocio y volatilidad del entorno

Normalmente las organizaciones tienen presupuestos económicos anuales, que incluyen sobre la base de caja, el nivel de ventas, costos fijos y variables, inversiones proyectadas y políticas de endeudamiento.

La volatilidad del entorno comienza a agitarse en el último trimestre del año 2007. La inflación muestra señales de tendencias alcistas explicadas por el comportamiento creciente de la demanda agregada, la cual fue motivada principalmente por el endeudamiento privado. Las tasas de interés internas también reaccionaron hacia arriba, como una respuesta de la política económica del gobierno a las presiones inflacionarias internas y por las externalidades originadas en la coyuntura económica internacional, siendo un actor importante el tesoro americano FED por sus siglas en inglés.

La Tasa Representativa del mercado TRM no tiene un rumbo definido en el corto plazo, pese a la apreciación sostenida durante mas de tres años en Colombia. Por la crisis derivada de la cartera hipotecaria (Subprimes), cuyos títulos fueron adquiridos con deuda en mercado de papeles comerciales, el mercado secundario de éstos se secó tras el aumento en la aversión al riesgo de los inversionistas. Dichos inversionistas a su vez cambiaron las posiciones de alto riesgo por bonos del tesoro americano, lo cual generó una mayor demanda de dólares y por tanto una apreciación (devaluación) de las monedas de los países emergentes. Colombia no fue la excepción.

Estas variables macroeconómicas directas del entorno afectarán a no dudarlo los pronósticos de la mayor parte de los agentes económicos, no sin antes aclarar que cada compañía tiene sus propios parámetros y características, provenientes de los mercados donde operan y de sus estructuras económicas internas.

Varias sugerencias. Identificar los ciclos del negocio, costos variables y fijos, mejoran las proyecciones. Hay negocios que tienen ciclos crecientes, decrecientes o recesivos, con períodos de duración superiores a un año.

TAMBIÉN LEE:   Entre paros y reformas

Ejemplos de sectores con ciclos superiores a tres años: El sector avícola (creciente la demanda y posiblemente en el punto de inflexión, con potenciales conflictos de oferta en el corto plazo con efectos en los precios del mercado), la construcción (creciente la oferta), la educación superior (decreciente la demanda en la universidad privada, creciente la demanda en la universidad pública). Por tanto, los pronósticos de algunas empresas en el 2007, deben estar analizados por rangos superiores de tiempo, por lo menos tres o cuatro años, para explicar los comportamientos positivos o negativos de su participación en el mercado.

Otras empresas en un mismo período fiscal (un año) tienen plenamente identificado su ciclo de negocios, como por ejemplo las confecciones (septiembre a diciembre), electrodomésticos (junio y diciembre), útiles escolares (enero y junio), entre otros.

Las proyecciones de ingresos y egresos (flujo de caja) constituyen un insumo clave para determinar los efectos sobre la posible renta líquida gravable. No todos los ingresos son gravados, lo mismo que no todos los egresos son deducibles. La magia de las estrategias tributarias, consisten en identificar parámetros legales que colaboren a reducir las bases impositivas. Aquí los conocimientos requeridos tienen “fusión” en los temas tributarios (Economía, Derecho, Contaduría, Finanzas, entre otros).

Lo único cierto es que una empresa sin estrategia y por tanto sin proyecciones económicas, difícilmente podría tener un plan tributario serio. Otras decisiones que afectan la renta son la inversión (depreciaciones mas gastos teóricos del 40% por activos fijos reales productivos) y el endeudamiento (intereses o dividendos).

El conjunto de parámetros de inversión (Patrimonio Bruto), financiamiento (Pasivos o capital propio) y operación (Ingresos menos Egresos), están directamente relacionados, tanto hacia el interior del ente como con las externalidades macroeconómicas, del país y de la economía global. No hay que olvidar que según el Fondo Monetario Internacional, la variación en el crecimiento de América Latina se explica en más de un 50% por factores externos. Colombia es menos del 1% del PIB mundial. Es más importante el Departamento del Chocó para Colombia, que Colombia para el mundo. Santander está alrededor del 6% del PIB de Colombia (Datos Dane 2003).

TAMBIÉN LEE:   Diálogos improbables que logran consensos

¿Que podemos proponer en materia de impuestos que mejoren las condiciones de rentabilidad y crecimiento de los negocios? El camino legal es el mas seguro y el gobierno, auque no lo crean, también ayuda. Bajó las tasas impositivas del 38,5% al 34% en el 2007, aumentó la deducción teórica por inversiones en activos fijos reales productivos, aumentó la deducción por pago de algunos impuestos, disminuyó la renta presuntiva del 6% al 3%, entre otros mecanismos de incentivo a la inversión privada (Ver Tabla 1, primera parte de este artículo).

Patrimonio fiscal inicial y final, efectos en renta presuntiva

Tanto en materia fiscal como contable el patrimonio es una diferencia. El Patrimonio Líquido se determina restando del patrimonio bruto poseído por el contribuyente en el último día del año o período gravable el monto de las deudas a cargo del mismo, vigentes en esa fecha. (Artículo 282 del Estatuto Tributario).

Las dotaciones productivas esenciales de operación de un negocio (Capital de trabajo mas propiedad planta y equipos), tienen incidencia fiscal directa.

Por un lado está la renta presuntiva, la cual como ya se dijo bajó del 6% al 3% en el año 2007. Un gran número de empresas deberán cambiar su estrategia fiscal de liquidar impuestos hasta su renta presuntiva, porque sencillamente se les bajó a la mitad el parámetro y pueden tener problemas en la determinación de sus costos y deducciones.

Este ahorro es clave para los proyectos de alta inversión y de largo plazo. Pero para las demás industrias, motiva al crecimiento, no solo por la reducción en la tarifa de la renta presuntiva, sino por las opciones de gastos por depreciación de las renovaciones tecnológicas. Tanto de cierto tiene esta premisa, que el anterior Ministro de Hacienda de este gobierno, Doctor Alberto Carrasquilla Barrera, sustentó gran parte del crecimiento de la economía en la política del actual gobierno en vigencias anteriores, fue la de incentivar la inversión en activos fijos reales productivos con un gasto teórico del 30% hasta el 2006 y del 40% del 2007 en adelante (Artículo 158-3 Estatuto Tributario).

TAMBIÉN LEE:   Las empresas necesitan vigilar frecuentemente su contexto

Otro tema que salta en las estrategias de crecimiento e inversión es el de adquirir activos bajo la modalidad del Leasing. No he sido un defensor de este mecanismo de financiamiento desde el punto de vista exclusivamente tributario y financiero. Los beneficios para las empresas medianas, hasta el 1 de enero del 2012, consisten en dar tratamiento de gasto a la cuota leasing, lo cual aparentemente es más favorable que depreciar directamente el bien.

No sobra advertir sobre el leasing operativo, que la autoridad tributaria no lo considera como objeto del beneficio del artículo 158-3 del Estatuto Tributario, con una deducción adicional del 40% por inversión en activos fijos reales productivos. Esta posición fue ratificada por el Honorable Consejo de Estado. (Expediente 15400 de Julio 5 de 2007, con ponencia de la Dra. Ligia López ).

GABRIEL VASQUEZ TRISTANCHO
Columnista Vanguardia Liberal
Socios impuestos Baker Tilly Colombia
E-mail: gvasquet@yahoo.es

10 de septiembre de 2007

 

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 10 septiembre, 2007
    (hace 15 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace