¿Por qué una tienda triunfa y fracasa la del lado?


4 noviembre, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Al influjo de las normas legales y de los Estándares Internacionales hemos desarrollado la idea según la cual todas las empresas pueden tratarse como iguales, ya que la contabilidad es la misma para todas ellas. El aseguramiento refuerza este pensamiento, pues así como se audita el uno, se examina el otro.

Bajo el supuesto de unas prácticas similares es que formamos contadores y capacitamos profesionales en ejercicio. Sin embargo, muchos jefes de finanzas parecen esperar otras cosas de los contables.

Austin Clark, en su artículo What do finance directors really want from their accountants? cuenta que uno de sus entrevistados le manifestó: “From a personal point of view it’s great to have a good cultural fit with the firm you use, but I would always prioritise an understanding of our industry and the challenges we face”.

El conocimiento de cada industria es fundamental para poder prestar servicios contables apropiados. En verdad, las cosas no son iguales entre una empresa y otra, aunque nos parezca. La ubicación geográfica implica circunstancias diferentes. Todos entendemos que una cosa es trabajar bajo alto calor y otra laborar en sitios bajo cero. Una cosa es trabajar en una ciudad principal y otra en una plataforma petrolera dentro del mar. La cultura conlleva muchas diferencias, como el idioma, la sensibilidad artística, la alimentación, los ritos relacionados con hechos memorables como la adjudicación de un contrato o la pérdida de un cliente. El problema es que muchos no logran percibir los efectos económicos de todas esas particularidades. El comportamiento humano, razón más sentimientos, es el resultado de integraciones del ser humano.

TAMBIÉN LEE:   Las nuevas habilidades de liderazgo empresarial más demandadas en 2022

¿Por qué una tienda triunfa y fracasa la del lado? Esta realidad debería hacernos entender que las empresas no son reproducciones de un molde. En ellas obran organizaciones, conjuntos de seres humanos, que son capaces de hacer la diferencia. Los prestadores de servicios deben saber oír, ver, gustar, oler y tocar las empresas de sus clientes para brindarles respuestas que correspondan a la empresa como un todo y no solo a parte de esta.

Es precisamente el amplio conocimiento de las empresas que se atribuye a los contadores el que hace que se les busque con la confianza de que sabrán entender a cada cual. Siempre hay que dar respuestas a la medida de cada uno; no valen soluciones estandarizadas, ya que en la realidad son grandes por un lado y pequeñas por el otro.

En la historia de la profesión, que es distinta de la historia legal de la misma, encontramos episodios en los que se puso de presente la importancia de la cultura general y del conocimiento de las industrias y negocios, herramientas que permiten enfocar la contabilidad y el aseguramiento según cada cual. Los despachos especializados en ciertos tipos de negocios parecen haber logrado un desarrollo mayor y más rápido. Como en todas las empresas, en las contables también hay que pensar en el mercadeo.

Hernando Bermúdez Gómez
Tomado de Contrapartida – De Computationis Jure Opiniones
Número 4678, octubre 28 de 2019.

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 4 noviembre, 2019
    (hace 3 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace