Prueba testimonial


11 junio, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Cualquier decisión judicial debe basarse en las pruebas que son aportadas ya que estas conducen a que el juez pueda fallar sentencia justa. Cabe destacar que las pruebas aportadas por las partes no pueden violar el derecho constitucional del debido proceso, puesto que, si estas son obtenidas en contravía de tal condición, serán nulas de pleno derecho. Las pruebas una vez aportadas, no pueden ser retiradas puesto que entran a pertenecer al proceso. Cualquier prueba aportada dentro de la investigación será conocida por ambas partes, las cuales tienen derecho a contradecirlas.

Según el articulo 165 del Código General del Proceso, los medios de prueba válidos ante un proceso son los siguientes:

  • Declaración de parte
  • Confesión
  • Juramento
  • Testimonio de terceros
  • Dictamen pericial
  • Inspección judicial
  • Documentos
  • Indicios
  • Informes

Dentro de los diferentes medios de prueba, nos encontramos con la prueba testimonial, que consiste en la manifestación verbal o escrita realizada por un tercero a petición de alguna de las partes. Sin embargo, existen algunas excepciones sobre quiénes pueden servir como testigos; algunas personas pueden estar restrigindas de actuar en tal condición por secreto profesional, estado de alteración o perturbación psicológica, y cualquiera que el juez considere como inhábil para testimoniar. La inhabilidad se declarará antes de iniciar la investigación, con el fin de garantizar el debido proceso.

Material relacionado:

TAMBIÉN LEE:   El Futuro es de los Jóvenes: regresa el programa del Ministerio del Trabajo

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 11 junio, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace