¿Qué hacer para que más de un tercio de los colombianos cotice al sistema pensional?


17 junio, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Tres problemas caracterizan al sistema pensional colombiano desde el punto de vista de Fedesarrollo: cobertura, inequidad vertical e inequidad horizontal. En este editorial explicamos en qué consiste cada uno y las propuestas de la entidad para solucionarlos, de cara a la reforma pensional que se aproxima.

Una vez conocida la noticia de que a finales de 2019 el Gobierno nacional planea presentar el proyecto de ley de reforma pensional, diversas entidades han opinado sobre el tema. Una de ellas es Fedesarrollo, la cual expone, a través de su documento Reforma pensional: necesaria pero no suficiente, su punto de vista alrededor del tema.

Desde Fedesarrollo se piensa que la cobertura, la inequidad vertical y la inequidad horizontal son los tres problemas que tiene el sistema pensional colombiano.

Sobre el primer problema, Luis Fernando Mejía, director de la entidad afirma que actualmente la tercera parte de la población de Colombia está cotizando en algunos de los dos regímenes pensionales, lo que indica que hay mucho camino por recorrer.

La inequidad vertical se traduce en que el 44 % de las personas que tienen acceso a una pensión contributiva pertenece al 20 % de quienes poseen los más altos ingresos. “Al mirarlo desde el punto de vista de recursos, más del 70 % de los subsidios que entrega el Gobierno en el sistema pensional va a parar al 20 % de los más ricos”, explica Mejía.

Frente al problema de la inequidad horizontal, la entidad explica que quienes cotizan a diferentes regímenes tienen diversas tasas de reemplazo, lo que les permite acceder a oportunidades de arbitraje, que van en contra del sistema público y que terminan pagando todos los colombianos por medio de impuestos.

“Las personas que se pensionan con el tope de 25 salarios mínimos mensuales legales vigentes –smmlv–, que aportaron por cerca de 25 años, cuentan con un subsidio equivalente a mil millones de pesos”

En general, hay un problema muy grande de inequidad. Las personas que se pensionan con el tope de 25 salarios mínimos mensuales legales vigentes –smmlv–, que aportaron por cerca de 25 años, cuentan con un subsidio equivalente a mil millones de pesos, con una focalización que no es la esperada desde el punto de vista del sistema pensional deseado.

TAMBIÉN LEE:   Marchitar Colpensiones: ¿el camino a un nuevo escenario pensional en Colombia?

¿Qué se debe hacer para corregir estos tres problemas?

Para atacar el corazón de los tres problemas anteriores, el documento propone trabajar en una reforma pensional, otra enfocada al mercado laboral para enfrentar los problemas de informalidad existentes, y una tercera enfocada en el salario minino. A su vez, sugiere analizar cómo esto puede ser una barrera al momento de acceder a una pensión.

De acuerdo con lo anterior, es importante acabar con las oportunidades de arbitraje, por lo que se ha hablado de una reforma compuesta por pilares: uno básico no contributivo, otro que tenga unos beneficios definidos (régimen público), un tercer pilar de ahorro individual, y finalmente otro de ahorro voluntario.

Por ejemplo, Asofondos habla de un pilar que sea solamente de contribución definida, donde Colpensiones entre a jugar como otro fondo de ahorros y compita con el resto del mercado.

Desde Fedesarrollo, explica Mejía, se hace énfasis en un pilar en el que se tenga un salario mínimo que permita tener una garantía para todos los colombianos con un sistema de tasa de reemplazo que disminuya en la medida que aumenta el ingreso de las personas.

“En cualquier caso, independientemente de la propuesta que se acoja, lo importante es que un sistema de pilares elimina la inequidad horizontal, las oportunidades de arbitraje, y hay que trabajar en el diseño de parámetros que eliminen de la inequidad vertical”, explica el director de Fedesarrollo.

Otros puntos propuestos por Fedesarrollo

  • Es necesario ajustar la edad de pensión y considerar igualarla entre hombres y mujeres, compensando el tiempo fuera del trabajo debido a maternidad.
  • Los departamentos con un salario mínimo alto en relación al ingreso medio presentan las más altas tasas de informalidad laboral. Por este motivo, se debe establecer un salario mínimo diferenciado (por regiones, edades, etc.).
  • También se deben permitir cotizaciones por debajo del salario mínimo y modificar la disposición que obliga a que la pensión sea al menos de un salario mínimo.
TAMBIÉN LEE:   Planificación de la auditoría: proceso importante para un encargo exitoso

Material relacionado

Así te actualizaremos:

Nuestros productos