Recaudo de impuestos, ¿qué medidas se aseguran con la reforma tributaria y cuáles son inciertas?


14 febrero, 2017
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La calificadora de riesgos Fitch Ratings analizó la reciente reforma tributaria que rige el destino fiscal del país. Asegura que aunque ayudará a reducir el déficit del gobierno, el éxito del recaudo, el mejoramiento de herramientas administrativas y los esfuerzos hacia una formalización son inciertos.

Un mes después de que entrara en vigencia la reforma tributaria estructural, la calificadora de riesgos Fitch Ratings emitió un comunicado de prensa que refleja su postura al respecto de los cambios tributarios que se avecinan en el sistema fiscal nacional.

«El paquete de reforma fiscal de Colombia ayudará a reducir los grandes y crecientes déficits del gobierno central, que alcanzaron un estimado del 4% del PIB el año pasado». El comunicado agrega que «los efectos a medio plazo de algunas de las medidas incluidas en el paquete, como las prohibiciones de evasión fiscal y las medidas para aumentar la formalización del mercado de trabajo, son más difíciles de cuantificar».

Fitch recordó que aunque las previsiones gubernamentales indican que el plan tributario aumentará los ingresos en un 0,7% del PIB en 2017 y al 3,1% en 2022, «la recaudación de impuestos de la legislación antievasión fiscal, las herramientas administrativas mejoradas y los esfuerzos para impulsar la formalización son inciertos». Y eso, teniendo en cuenta, que se prevé que estas medidas representen más de un tercio de los ingresos totales previstos para 2019.

“la consolidación fiscal y la mejora de las perspectivas de crecimiento serán importantes para mejorar la dinámica de la deuda pública”

Alrededor de otros temas, Fitch Ratings también pone sobre la mesa su punto de vista. La calificadora de riesgo afirma que la implementación exitosa de la reforma tributaria, la continua restricción del gasto y la priorización será necesaria para cumplir los objetivos fiscales a mediano plazo. De igual manera, la consolidación fiscal y la mejora de las perspectivas de crecimiento serán importantes para mejorar la dinámica de la deuda pública.

Publicidad
TAMBIÉN LEE:   Conferencia: Panorama tributario actual y necesidad de una reforma tributaria

Hay que recordar que en julio de 2016, Fitch Ratings le otorgó a Colombia la calificación de BBB en perspectiva negativa, reflejando el gran déficit en cuenta corriente del país, el aumento del endeudamiento externo y el aumento de la carga de la deuda pública en relación con sus pares. Gran parte del deterioro se produjo como resultado de la caída de los precios del petróleo.

Richard Francis, director analista por Colombia y América Latina de esta agencia, explicó la enorme importancia de la reforma tributaria. “Sin reforma, era muy probable que nos hubiera tocado bajar la calificación a Colombia”. Además, para Francis: «El Gobierno y, en general, las autoridades económicas tenían que hacer algo para mejorar la posición fiscal del país», aunque advirtió la existencia de otros factores de riesgo, como, por ejemplo, el elevado déficit en cuenta corriente que cerró 2016 cerca de los 5 puntos del PIB.

De acuerdo con el analista, esta reforma tributaria cuenta con elementos estructurales, ya que el aumento en la tarifa del IVA garantiza recursos adicionales de manera permanente.

Las posiciones de Standard & Poor’s y Moody’s

Standard & Poor’s, por su parte, mantuvo en triple B la nota del país para su deuda soberana, así como su perspectiva negativa. Esta baja calificación obedece al aumento de la deuda pública como porcentaje del PIB y al descenso de los precios internacionales de las materias primas, que ha afectado de manera negativa las perspectivas de crecimiento, la inversión y las exportaciones del país.

Moody’s también mantuvo estable su calificación BBB. La entidad destacó el alcance de la reforma tributaria, pues le permitirá al Gobierno contar con 0,8% del PIB adicional en recaudo tributario para 2017 y más de 2,7% del PIB en 2020.

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: Cambios que debe tener el sistema tributario colombiano

Para esta calificadora, la reforma tributaria 2016 cuenta con importantes elementos estructurales, como el aumento en la tarifa del IVA y la reducción en la tarifa del impuesto de renta para las empresas. Así lo manifestó Samar Maziad, analista de Moody’s para Colombia: “La reforma permite estabilizar la dinámica fiscal y ayudará a mantener los indicadores de deuda más o menos en los rangos esperados”.

Publicidad

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 14 febrero, 2017
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas: