Reconocimiento de terrenos que se deprecian y requieren inversión en refertilización

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 16 marzo, 2016

Reconocimiento de terrenos que se deprecian y requieren inversión en refertilización

Aunque no es habitual, puede darse el caso de entidades que se vean forzadas a depreciar sus terrenos a causa del deterioro que enfrentan por su utilización en el curso normal del negocio; en estos casos deben analizarse varios componentes que podrían ser determinantes en el reconocimiento.

Hace algunos días recibimos el caso de un usuario que expuso la situación de la compañía en la que trabaja; esta se encuentra dedicada a la plantación de cultivos nocivos que luego de 10 años de plantaciones dejan el terreno totalmente estéril, por lo cual la empresa debe proyectar un tiempo de improductividad de aproximadamente 15 años mientras la reactivación. De tal manera, surgen algunas preguntas: ¿debe manejarse depreciación y a qué tiempo se debe establecer?, ¿cómo se reconoce el terreno durante el período de reactivación?

Un caso como este supone un reto importante en el tema de la medición; por regla general, el Estándar Internacional determina en la Sección 17 cuando se trata de pymes, y también en la NIC 16 si se habla de plenas, que en condiciones normales los terrenos son activos que no se deprecian. Lo anterior quiere decir que cuando se hable de terrenos utilizados para la construcción de edificios y oficinas, nunca habrá lugar a pérdida de valor; por el contrario, se espera que este se valorice y por tal motivo la norma estipula que no hay requerimiento de depreciación

Sin embargo, hay ciertos terrenos que van perdiendo su utilidad, como es el caso al que nos referimos, en los cuales el terreno se destina a la plantación de cultivos nocivos, que a medida que dan cosechas, van perdiendo su capacidad para generar más cultivos.

Ejemplifiquemos el caso

Supongamos que se adquirió un terreno en $100 millones y se sabe que en 10 años ya no va a servir para ser cultivado nuevamente; por el contrario, la empresa tiene que esperar 15 años para que el terreno vuelva a ser fértil. Para definir el camino a seguir en este caso deben formularse algunos aspectos, como se aborda a continuación:

Período de reactivación no requiere inversión

Si los 15 años que tarda el terreno en reactivarse y volver a ser fértil, no requieren ningún tipo de inversión, pues el terreno tiene la posibilidad por su composición natural de recuperarse por sí solo, entonces no hay lugar a aplicar depreciación, a menos que la empresa tenga la intensión de utilizarlo los 10 años productivos y al término de dicho período abandonarlo.

“como los procesos de explotación e inactividad se vuelven cíclicos, y no hay lugar a una inversión para la reactivación del terreno, puede optarse por no efectuar depreciación”

Hay muchas preguntas que el preparador de la información debe hacerse para poder definir el correcto reconocimiento de la situación; en este caso, como los procesos de explotación e inactividad se vuelven cíclicos, y no hay lugar a una inversión para la reactivación del terreno, puede optarse por no efectuar depreciación.

Período de reactivación que requiere inversión

Si para volver a poner el terreno a punto y ser cosechado, la entidad debe realizar una inversión que se considera material por su valor significativo –supongamos que equivale al mismo valor que se destinó para los 10 años que  fueron productivos–, entonces una sugerencia sería depreciar la inversión inicial a los 10 años y el dinero que se gasta volviendo a hacer productivo el terreno (tratamiento, fertilizantes, limpieza periódica, etc.) vuelve y se reconoce como terreno para posteriormente ser depreciado en los 10 años siguientes. De esta manera, cada 25 años lo que se está haciendo es una inversión necesaria para que el terreno se vuelva productivo nuevamente.

Cuando existe expectativa de venta al final del período fértil

Otra decisión administrativa que puede tomar la organización, será proyectar su venta para otros usos al final de su vida útil para cultivos; el terreno podría ser utilizado para proyectos de construcción de vivienda y en ese caso tampoco habrá lugar a depreciación, porque aunque el terreno no tiene capacidad de generar beneficios derivados de la cosecha, sí la tiene para generar beneficios por su venta.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…