Refinanciación de una deuda: ¿En qué consiste?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 10 agosto, 2017

Refinanciación de una deuda: ¿En qué consiste?

Si usted, como persona que tiene una deuda con una entidad bancaria se ve alcanzada con el pago de la misma, una alternativa que tiene es sentarse a negociar con el banco. De esta forma mejorará su plan de pagos para que los plazos se extiendan y las cuotas sean más sencillas a la hora de pagarlas.

“Esta opción consiste en cancelar las deudas que se habían contraído con una entidad financiera y volver a sacar nuevos préstamos con mejores condiciones que las anteriores”

La refinanciación de un crédito o una deuda es una opción que tienen las personas para poder solventar una situación crediticia compleja. Esta opción consiste en cancelar las deudas que se habían contraído con una entidad financiera y volver a sacar nuevos préstamos con mejores condiciones que las anteriores.

¿En qué consiste la refinanciación de una deuda?

Consiste en modificar las condiciones iniciales de un crédito e implica cambiar los términos del contrato mediante el cual se estructuró el mismo, tales como plazo, tasa de interés o sistema de amortización, entre otros.

Para refinanciar una deuda, tanto el banco como el cliente deben estar de acuerdo en los nuevos términos, ninguna de las partes puede tomar esta decisión unilateralmente.

El refinanciamiento de deudas es una alternativa para ajustar la sobrecarga que está generando el pago de la cuota de una deuda sobre su bolsillo o para aprovechar condiciones de mercado más favorables.

¿Cuál es el mejor momento para refinanciar?

Según expertos lo ideal es que la persona se acerque a la entidad financiera antes de entrar en mora y explique que necesita refinanciar su deuda, ya que en las condiciones actuales le es imposible seguir cumpliendo con su obligación. Así, la persona no altera su historial crediticio con reportes negativos en las centrales de riesgo, muestra buena voluntad ante la entidad financiera y evita cobros jurídicos.

¿Qué requisitos exige una entidad financiera para llevar a cabo este proceso?

El banco solicita un abono del monto de la deuda y lo demás se ajusta a la posibilidad de pago del cliente, siempre y cuando demuestre cuáles serán sus fuentes de ingreso. La tasa de interés de esta nueva deuda dependerá de los términos y condiciones que se acuerden con la entidad financiera.

Si la persona considera que alguna entidad vigilada ha realizado una reestructuración de un crédito sin su consentimiento puede instaurar una queja ante su entidad financiera, el defensor del consumidor o la Superintendencia Financiera de Colombia.

Lo bueno y lo malo

“Dentro de los beneficios de realizar lo anterior está el mejorar el plan de pagos porque se extiende a mayores plazos y las cuotas se vuelvan más fáciles de pagar”

Como lo publica Portafolio, voluntad y disposición para pagar es lo que se necesita a la hora de sentarse con el banco y demás acreedores. Dentro de los beneficios de realizar lo anterior está el mejorar el plan de pagos porque se extiende a mayores plazos y las cuotas se vuelvan más fáciles de pagar. Cabe decir que hay que tener en cuenta que el valor del crédito aumentará debido a la amplitud en el número de cuotas.

A nivel emocional, el cliente reducirá su nivel de estrés y preocupaciones diarias causadas por la imposibilidad de pagar lo que debe. Una vez la persona salga de deudas podrá acceder a otro tipo de crédito o productos financieros con seguridad. De este modo gozará de buena reputación a la hora de pedir dinero prestado nuevamente.

Pero al considerar esta opción financiera, también hay un inconveniente, y es que se deberán cancelar las deudas pendientes, lo que conlleva una serie de gastos relacionados con comisiones y gastos administrativos.

De igual forma, debido a que el plazo aumenta usted terminará pagando más dinero por el total del crédito en caso de que cambien las condiciones iniciales.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…