Regímenes pensionales: ¿para qué personas están diseñados y a quiénes favorecen?


9 noviembre, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

¿Mito o realidad? Se podría pensar que el RAIS está diseñado para las personas de más bajos ingresos, mientras que el RPM favorece a los afiliados de mayores ingresos, una afirmación que es discutible desde el punto de vista de Juan Pablo Romero, Cristina Velandia Martínez y Leonardo Villar.

Juan Pablo Romero Ríos, abogado especialista en derecho laboral de la firma Cuberos Cortés Gutiérrez explica en Actualícese que tanto el régimen de prima media –RPM– como el régimen de ahorro individual con solidaridad –RAIS– cuentan con elementos diferenciadores, que permiten a los afiliados escoger el que más se ajuste a su situación particular. «Lo que sí es cierto es que el RPM y el RAIS no se complementan, en tanto que son excluyentes el uno del otro», opina.

Romero Ríos explica que hay tres elementos que los diferencian y generan, en muchas ocasiones, que los afiliados no tomen la decisión adecuada al momento de materializar el principio de libre escogencia.

  1. El primer elemento es que en el RAIS los afiliados pueden acceder a una pensión con 150 semanas menos de cotización que en el RPM. Esto se debe a que en el RAIS existe la garantía de pensión mínima que le otorga una pensión a aquellos afiliados de menores recursos, con solo 1.150 semanas.
  2. El segundo elemento es que la devolución de saldos que se otorga en el RAIS es considerablemente superior a la indemnización sustitutiva que se otorga en el RPM. Esto último, dado que la devolución de saldos no solo reintegra el aporte realizado, sino también los rendimientos que generan las inversiones de las AFP. Lo anterior implica que el RAIS será más beneficioso para los afiliados que no logren cotizar las semanas mínimas o el capital necesario para adquirir una pensión.
  3. El tercer elemento es que la pensión en el RPM, en principio, es mayor a la que se otorga en el RAIS. Lo anterior, dado que en el RPM la pensión se reconoce con base en una fórmula definida en la ley, y en el RAIS depende directamente del capital ahorrado. Mientras que en el RPM la tasa de reemplazo oscila entre el 55 y el 80%, en el RAIS, por lo general, oscila entre el 30 % y el 50 %, porcentaje que también depende de los aportes voluntarios que realicen los afiliados, lo cual no ocurre en el RPM.
TAMBIÉN LEE:   ¿Qué va y qué no va? Nueva reforma tributaria se presentaría el próximo 8 de agosto

El abogado explica que existe el mito que el RPM es mejor y, por eso, la mayoría de los afiliados toman la decisión de trasladarse a dicho régimen, sin tener en cuenta su situación particular y las diferencias anteriormente descritas. «Se podría pensar que el RAIS está diseñado para las personas de menores ingresos, mientras que el RPM favorece a los afiliados de mayores ingresos, afirmación que es discutible, pero a la cual se puede llegar después de hacer un análisis escueto», afirma Romero Ríos.

“no se presenta rivalidad alguna entre el RPM y el RAIS, sino que las personas deben entender que son regímenes diferentes”

Cristina Velandia Martínez, abogada especialista en derecho laboral y seguridad social, y experta en pensiones de la firma TG Consultores afirma en Actualícese que no se presenta rivalidad alguna entre el RPM y el RAIS, sino que las personas deben entender que son regímenes diferentes, con requisitos para pensionarse y forma de liquidación de la pensión distintas.

«Es necesario conocer las características propias de cada uno y, en igual medida, asesorarse a tiempo, es decir, 10 años antes de cumplir la edad de pensión, a fin de conocer cuál es el régimen pensional que más le favorece y hacer el cambio oportunamente», asegura.

Leonardo Villar, exdirector de Fedesarrollo dijo en entrevista con Actualícese que el sistema pensional opera en una lógica de competencia entre los dos regímenes, situación que debe cambiar, porque la diferencia entre los requisitos y beneficios de uno y otro han generado la posibilidad obtener pensiones que no corresponden a las contribuciones hechas, lo que genera una presión fiscal insostenible.

TAMBIÉN LEE:   Impuestos para ricos y superricos en Colombia: ¿pagan o no pagan lo que deberían?

«Actualmente, el RPM y el RAIS buscan cubrir la misma población (trabajadores formales con ingresos superiores a un salario mínimo y altas densidades de cotización), pero la regulación genera los incentivos para cotizar en un régimen y, faltando 10 años para la edad de pensión, cambiarse e incrementar la cotización, con lo cual se puede obtener una pensión más alta que no corresponde a las cotizaciones hechas durante todo el período laboral, sino al promedio de los últimos 10 años de trabajo», dice Villar.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 9 noviembre, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas: