Revisor Fiscal: importancia de la evidencia de su gestión


5 febrero, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La evidencia hace referencia a la prueba material de un hecho, obtenida a través de la aplicación de procesos y técnicas aceptadas y reconocidas, de manera que la misma le otorgue seguridad integral a la información generada por la entidad. Además, debe permitirle al Revisor Fiscal poder formarse una opinión sobre la entidad que fiscaliza, por lo que con ella debe cerciorarse de los siguientes aspectos:

  • Si los administradores han cumplido cabalmente las obligaciones que les competen.
  • Si la gestión administrativa ha sido eficiente, eficaz y económica teniendo en cuenta el sector al cual pertenece la entidad.
  • Si las operaciones sociales aprobadas por los administradores y sus actuaciones, se han desarrollado respetando las normas legales y los procedimientos internos de la compañía.
  • Si los informes de los administradores son veraces, se ajustan al desarrollo de las operaciones sociales, y  reflejan el resultado de su gestión.
  • Si le control interno de la organización existe y es adecuado teniendo en cuenta las características de la entidad.
  • Si cada operación, actividad y proceso que se realiza al interior de la entidad tiene establecido un procedimiento acorde con los objetivos trazados.
  • Si se utilizan de manera adecuada los Manuales de Procedimientos y Manuales de Funciones desagregados por cada actividad y tarea.
  • Si los sistemas de información, en especial los contables sirven para comunicar los resultados de manera adecuada.
  • Si la información financiera se presenta de manera fidedigna e íntegra, y refleja la situación económica de la entidad y los resultados de las operaciones durante el respectivo período.
  • Si no se ha manipulado el sistema de información contable y si el mismo ha sido inspeccionado de manera integral.
  • Si los análisis de arquitectura financiera que realiza la administración son confiables para la toma de decisiones.
  • Si la entidad tiene establecidas su misión y visión empresariales.
  • Si el ente económico se encuentra estructurado para afrontar la competencia, aprovechar las oportunidades de negocios, neutralizar los riesgos y adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado, en especial a aquellas resultantes de la globalización.
  • Si los recursos humanos, económicos, técnicos, tecnológicos y físicos son adecuados, se utilizan eficientemente en términos de conveniencia empresarial y están adaptados para la competencia.
  • Si existen un código de gobierno corporativo y si éste es adecuado, según las características de la entidad.
  • Si existen políticas de planeación y manejo tributario, así como de cumplimiento de las obligaciones impositivas.
  • Si existen políticas de calidad y si la entidad se encuentra certificada en esta materia.
  • Si existen manuales de contratación en todos los órdenes, si los mismos están actualizados permanentemente y se cumple cabalmente con ellos.
TAMBIÉN LEE:   Retos a los que deben estar atentos revisores fiscales y auditores por lo que resta del 2022

La evidencia obtenida por el Revisor Fiscal en el ejercicio de fiscalización, no solo es útil para documentar los hallazgos; además, debe servir para dejar constancia de la exhaustividad de las pruebas practicadas por él para sustentar su juicio profesional.

También puede consultar:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 5 febrero, 2015
    (hace 8 años)
Categorías:
Etiquetas: