Riesgo de fraude: evaluaciones anuales y otras herramientas pueden prevenirlo


27 septiembre, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Deloitte asegura que las empresas deben evaluar el riesgo cada año para identificar las áreas que podrían verse afectadas. Los comités de auditoría deben implementar procedimientos para recibir, retener y tratar las quejas de los empleados en contra del fraude.

El 13 de septiembre publicamos el editorial Presión, incentivos y racionalización: así es el triángulo del fraude, en el que los tres elementos enunciados facilitan la violación de la estructura de control interno de toda compañía y abren el camino para que se comentan fraudes que no sean detectados. Es así como las empresas deben implementar un ambiente de control que prevenga, detenga y desincentive comportamientos fraudulentos.

En la publicación de Deloitte Tiempo para una verificación antifraude se trata la anterior temática, así como la forma de realizar una evaluación detallada del riesgo frente al fraude y la promoción de herramientas para reportar actividades sospechosas, que a continuación explicamos.

Evaluación detallada del riesgo al fraude

La idea es que las compañías realicen evaluaciones de riesgo anuales y usen los resultados para identificar controles clave en áreas significativas. Un propósito de dicha evaluación, según la publicación de Deloitte, es ayudar a que los gerentes enfoquen su atención en situaciones de riesgo de fraude que sean significativas.

«Una evaluación de riesgo de fraude puede ser recurrente y sistemática, y puede involucrar varios niveles de gestión a lo largo de todas las funciones del negocio. Una evaluación efectiva del riesgo de fraude debería dar cuenta de esquemas específicos de fraude que puedan ser perpetrados en contra de la organización y, a su vez, que incluya a las personas o los departamentos dentro de la organización que puedan cometer los diferentes esquemas de fraude», describe el documento.

TAMBIÉN LEE:   ¿Por qué Anif, Fedesarollo y el Banco de la República son optimistas con el crecimiento económico?

Los diferentes esquemas de fraude identificados en la evaluación pueden relacionarse con el sistema de control interno dentro de la organización que pueden contribuir a mitigar el riesgo de fraude. La evaluación del riesgo de fraude puede también incluir el análisis de brechas que contengan planes de reparación para los riesgos que no puedan ser detectados con los controles internos de la compañía.

“Los comités de auditoría deben establecer procedimientos para recibir, retener y tratar las quejas de los empleados en temas como el fraude”

El informe de Deloitte asegura que una de las ventajas de desarrollar las evaluaciones del riesgo de fraude a lo largo de toda la organización radica en que puede aumentar la visibilidad de las actitudes de la administración hacia la gestión del riesgo de fraude. «El incremento de la comunicación de la administración sobre el comportamiento fraudulento resulta normalmente en una mayor sensibilidad de los empleados sobre la importancia de actuar de forma apropiada y en una mayor confianza para denunciar las actividades sospechosas o inapropiadas», afirma la consultora.

Promover herramientas para reportar efectivamente actividades sospechosas o inapropiadas

Los comités de auditoría deben establecer procedimientos para recibir, retener y tratar las quejas de los empleados en temas como el fraude. Aproximadamente el 46 % de todo fraude ocurrido es descubierto a través de este medio. A pesar de esto, la existencia de una línea de denuncias podría no ser suficiente.

El informe de Deloitte asegura que la administración debe desarrollar evaluaciones para determinar la efectividad de esta clase de líneas, donde se incluyan análisis comparativos con base en los competidores. La compañía debería considerar el uso de una agencia externa con experiencia en administrar el uso de líneas de denuncia y así mejorar la percepción de confidencialidad. En caso de que una agencia externa no administre el uso de estas líneas, las quejas pueden ser analizadas por un comité de ética de la compañía y reportadas a los individuos a tiempo.

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: El clima laboral negativo como generador del fraude en las empresas

«En tanto que el fraude puede incluir sobornos y corrupción, el acceso a la línea de denuncias puede estar disponible a vendedores, clientes y, también, a empleados. Para las compañías que se encuentran haciendo negocios alrededor del mundo, es recomendable que la línea se encuentre disponible 24 horas al día, 365 días al año y tener habilidades multilingües», describe Deloitte en su informe.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 27 septiembre, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas: