Sí era viable trasladar el régimen contable hacia un sistema más moderno, confiable y adecuado

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 19 octubre, 2016

Sí era viable trasladar el régimen contable hacia un sistema más moderno, confiable y adecuado

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, afirma que se han observado fluctuaciones en diversos rubros de los estados financieros; desde aumentos en las cifras de utilidades, hasta un decrecimiento leve en los pasivos.

Hasta mayo de este año, más de 2.500 sociedades habían presentado su información contable bajo Normas Internacionales de Información Financiera. De esta forma, los empresarios empiezan a hacer parte de un régimen eficiente y confiable para revelar los datos financieros.

Estos cambios suelen ser traumáticos, y por tal razón los empresarios ven con mucha precaución las modificaciones en las normas que rigen su actividad. De ahí que sea necesario preparar el camino cuando se trata de adoptar reformas ambiciosas.

Aunque las Normas Internacionales de Información Financiera en nuestro país datan de 2009, el gobierno estableció un sistema gradual para ponerlas en marcha. Fue así como, a partir de varios reglamentos gubernamentales, recopilados en el Decreto 2420 de 2015, las empresas quedaron clasificadas en tres grupos, para facilitar que el reporte pudiera efectuarse de manera ordenada y en plazos escalonados. Esta gradualidad ha permitido que los empresarios cuenten con el tiempo necesario para adoptar los cambios pertinentes y puedan cumplir en tiempo con los reportes de información a que están obligados.

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, indica que casi todos los países latinoamericanos ya se habían acogido a dichas normas cuando se expidió la ley sobre la materia. Pero, ¿cuál es la utilidad de estas normas financieras?

«En primer lugar, se trata de que los estados financieros ofrezcan información confiable y útil para que las empresas, sus propietarios, contratistas y acreedores adopten decisiones económicas. Por lo demás, la presentación de la información financiera conforme a estas pautas ayuda a que los datos revelados sean comparables, de manera que pueda garantizarse también la calidad y eficiencia de la información que se les suministra a terceros», dice.

La Superintendencia de Sociedades ha participado de manera activa en la puesta en marcha de este proyecto contable. Para este efecto, diseñó una herramienta tecnológica denominada Sistema Integrado de Reportes Financieros Sirfin, que permite a las sociedades supervisadas reportar su información financiera bajo el lenguaje XBRL –Extensible Business Reporting Language–.

«Por otra parte, durante los últimos años la superintendencia ha cumplido numerosas sesiones de trabajo con los empresarios para resolver sus dudas e inquietudes respecto de la aplicación del nuevo método de reportes financieros. Además, la entidad cuenta con un moderno Portal de Información Empresarial, en el que se suministra en línea a cualquier interesado toda la información pública disponible de las compañías vigiladas», indica Villamizar.

“la Superintendencia de Sociedades ha analizado el impacto financiero que se origina por la aplicación de los Estándares Internacionales de Información Financiera”

Ahora bien, con fundamento en la información recibida de las compañías pertenecientes a los tres grupos de empresas, la Superintendencia de Sociedades ha analizado el impacto financiero que se origina por la aplicación de los Estándares Internacionales de Información Financiera.

«En general, se han observado fluctuaciones en diferentes rubros de los estados financieros, que van desde aumentos en las cifras de utilidades; cerca de un 8% en promedio en sociedades del grupo 1 hasta un decrecimiento leve en los pasivos; aproximadamente un 0,1 por ciento en el mismo grupo», indica Villamizar.

Aunque subsisten algunos retos relativos a la puesta en marcha de estas disposiciones y a la interpretación que debe desarrollarse para otras normas legales relacionadas con las nuevas reglas de información financiera, lo cierto es que estas normas internacionales han significado un gran avance en la actualización de la infraestructura normativa nacional.

«A pesar de las innegables dificultades que ha representado el proceso de convergencia, las estadísticas disponibles demostraron, contra todo pronóstico, que sí era viable lograr el traslado del régimen contable hacia un sistema de información financiera mucho más moderno, confiable y adecuado», concluye Villamizar.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

Precio regular: $350.000/año

Hoy: $299,900*/año

$350,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…