Técnicas de medición del costo aceptadas por las Normas de Información Financiera


29 mayo, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La medición de inventarios influye en la utilidad que percibe la entidad y, por tanto, en decisiones tan importantes como los dividendos que se van a distribuir entre los socios. Los Estándares Internacionales señalan algunos lineamientos para aceptar determinadas técnicas de medición de costos.

Los inventarios son los activos que una entidad tiene para vender en el curso normal de los negocios, que están en proceso de fabricación para su venta posterior, o en forma de materiales para consumir en el proceso de producción. La importancia de su reconocimiento y medición radica en que estos influyen directamente en el margen de utilidad que obtiene la entidad, margen sobre el cual van a liquidarse los impuestos y los dividendos que serán distribuidos entre los socios.

La sección 13 del Estándar para Pymes para entidades pertenecientes al grupo 2 y la NIC 2 del Estándar Pleno contienen los lineamientos que deben observarse para la medición de los inventarios.

Sistemas y bases de costos

El sistema de costeo determina la forma en la que se acumulan los costos de producción en los que incurre la entidad para la fabricación de sus productos. En ese sentido el sistema puede ser:

  • Por órdenes de producción o pedidos.
  • Por departamentos o procesos.

Las bases de costeo señalan el momento en el cual el costo es incorporado al producto, de modo que pueden ser “históricas”, cuando acumulan el costo después que este es ejecutado por la entidad; o “predeterminadas”, cuando los costos se acumulan antes de que se realicen basándose en las mediciones realizadas por expertos.

Métodos de costeo

“El costeo estándar es una técnica de medición de costos que se basa en lo que “deberían ser” los costos si los recursos de la entidad se utilizaran de manera eficiente”

Las Normas de Información Financiera especifican algunos requerimientos para aceptar ciertos métodos de costeo, en consecuencia otros quedarían por fuera de este análisis en razón a sus características. A continuación los mencionamos:

TAMBIÉN LEE:   Deterioro del valor de los inventarios: ejercicio de medición y contabilización

Costeo estándar

El costeo estándar es una técnica de medición de costos que se basa en lo que “deberían ser” los costos si los recursos de la entidad se utilizaran de manera eficiente. En este proceso se realizan estudios técnicos para determinar:

  • Las cantidades y precios de los materiales que se requieren para producir cada unidad de producto, considerando las mermas y los desperdicios normales.
  • Los tiempos y movimientos de todo el proceso productivo, para determinar el costo de la mano de obra necesaria para fabricar una unidad del producto, la utilización de la maquinaria y el equipo de producción, entre otros aspectos.

En esta técnica la entidad debe registrar los costos según las tarifas estándar y al final del período registrar también las desviaciones en cantidad y precio respecto a los costos reales de producción.

El párrafo 13.16 del Estándar para Pymes permite utilizar esta técnica de medición para los inventarios, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Que el resultado se aproxime al costo que se obtendría de haberse hecho el cálculo observando la misma sección 13. Esto quiere decir que la entidad debe comparar su costo estándar con el costo real, y determinar si las diferencias resultan materiales. De ahí que esta técnica no pueda aplicarse en empresas que tengan importantes niveles de desperdicio o ineficiencia.
  • Que se calculen las tarifas estándar sobre los niveles normales de materias primas, suministros, mano de obra, eficiencia y utilización de la capacidad.

Recordemos que existe un requerimiento específico de excluir los importes anormales de desperdicio de materiales, mano de obra u otros de los costos de producción (párrafo 13.13 “a”), que son los que precisamente buscan evidenciar el sistema de costeo estándar.

TAMBIÉN LEE:   Contrato de compraventa: aspectos que debes tener en cuenta para la compra de un bien inmueble

Adicionalmente, la entidad debe revisar regularmente los costos estándar y cambiarlos, actualizando las tarifas estándar en caso de ser necesario.

Método de los minoristas

El método de los minoristas es utilizado por entidades que realizan grandes cantidades de ventas al por menor, por lo que manejan un inventario con un alto nivel de rotación. Este tipo de negocios mantienen mercancías de distintos proveedores, las cuales se adquieren a diferentes precios, y por ello se dificulta saber el costo exacto de cada una. Esta técnica permite que el costo pueda ser asignado estableciendo un porcentaje de margen bruto sobre el precio de venta en cada categoría de producto.

El Estándar para Pymes permite la utilización de esta técnica siempre que el resultado de utilizarla no sea sustancialmente diferente respecto al costo real del producto, al igual que con el costeo estándar.

Costeo integral

El costeo integral basa su metodología en la idea central de que todas las erogaciones que realiza una empresa son necesarias para la fabricación de sus productos, desde los materiales y mano de obra utilizados directamente hasta los gastos administrativos que se efectúan con la intención de contribuir a la producción.

Esta metodología no es aceptada por los Estándares Internacionales. En la norma hay lugar a varios requerimientos que especifican que no podrán capitalizarse como costos de los inventarios los pagos realizados por conceptos distintos a aquellos necesarios para darle la condición y ubicación actuales a esos inventarios.

En ese sentido, pagos por conceptos administrativos como papelería, nómina administrativa, servicios públicos administrativos, publicidad, entre muchos otros que se incluirían en el costo de los productos, quedarían excluidos bajo Estándares Internacionales.

TAMBIÉN LEE:   Simulador de los efectos del rechazo de costos y gastos en efectivo a partir de 2018

Este método, aunque proporciona información útil para la toma de decisiones estratégicas y gerenciales en la entidad, no puede incluirse en sus estados financieros.

Costos estimados

Esta técnica de medición se basa no en los costos históricos sino en la estimación de los costos de acuerdo con la experiencia de la entidad. A diferencia del costeo estándar no considera la eficiencia de lo que deberían ser los costos, sino que los estima con base en la trayectoria de la compañía.

Este costo difícilmente puede ser utilizado bajo Estándares Internacionales si las diferencias entre los costos históricos y estimados de la entidad son muy grandes, puesto que no tiene en cuenta la capacidad normal de producción.

Material relacionado:

Así te actualizaremos:

Nuestros productos