Diseño de un sistema pensional: tres puntos importantes que no pueden faltar


15 noviembre, 2021

Para el diseño de un sistema pensional, el CAF recomienda garantizar un ingreso mínimo suficiente para todos los adultos mayores, teniendo en cuenta la edad y residencia en el país.

Asalariados, trabajadores por cuenta propia y empleadores deben realizar aportes obligatorios al sistema pensional.

El Banco de Desarrollo de América Latina –CAF–, en su informe Los sistemas de pensiones y salud en América Latina: los desafíos del envejecimiento, el cambio tecnológico y la informalidad, entrega una serie de recomendaciones que deben tener en cuenta los países de la región para el diseño de un sistema pensional.

Al respecto, los desafíos de los sistemas de pensiones varían enormemente dentro de la región, por lo que los países requieren distintas respuestas dentro de sus políticas.

El diseño de un sistema de pensiones debe incorporar los incentivos que las distintas alternativas de diseño proporcionan a los trabajadores.

En el diseño de un sistema pensional es importante evaluar cuánto aportará el trabajador y cuándo se retirará

Los dos aspectos más relevantes en materia de incentivos para el diseño de un sistema pensional son la realización o no de aportes (y cuánto aportar) por parte de los diferentes tipos de trabajadores durante su vida activa y la decisión de cuándo retirarse.

Al respecto, se afirma en la publicación:

Considerar estos incentivos implica evaluar los costos y beneficios que las distintas alternativas de diseño suponen para las decisiones relativas a los aportes y la postergación o no de la jubilación que toman los trabajadores.

En la realización de aportes y en la edad de retiro influyen numerosos aspectos de diseño institucional que trascienden el sistema de pensiones. En particular, resulta de primer orden el funcionamiento del mercado laboral, con sus regulaciones y sus dinámicas de creación y destrucción de empleo.

TAMBIÉN LEE:   Liquidación y pago de la sanción por no enviar información solicitada por la UGPP

Indica el CAF:

Para el punto anterior, es importante tener en cuenta en el análisis que las regulaciones del mercado laboral restringen las opciones de diseño en algunos casos.

Dados los dos objetivos de los sistemas de pensiones y los aspectos de incentivos antes mencionados, la propuesta general que realiza la publicación se estructura a partir de tres elementos generales:

Garantizar un ingreso mínimo para los adultos mayores

El primer elemento busca responder a la disminución de la pobreza, y consiste en que los sistemas de pensiones provean un ingreso mínimo suficiente para todos los adultos mayores con cierto criterio de edad y de residencia en el país:

En la práctica, la cobertura universal con un ingreso mínimo suficiente puede alcanzarse con distintos diseños. El caso más simple es el de una pensión no contributiva universal, como la que existe en Bolivia. Pero este primer elemento también puede alcanzarse si existe una pensión no contributiva para los adultos mayores que no poseen una pensión contributiva, esquema que ya existe en la mayoría de los países de la región.

Que las diferentes clases de trabajadores realicen aportes obligatorios

El segundo elemento responde al objetivo de ahorro o aseguramiento, e incorpora los aspectos de incentivos antes mencionados, que resultan críticos para alcanzar niveles de aportes que den sostenibilidad financiera a los sistemas.

“que el monto de las pensiones se incremente según la cuantía de los aportes realizados por el trabajador durante toda su vida”

Se propone que exista la obligación de realizar aportes para todas las categorías de trabajadores (asalariados, por cuenta propia y empleadores) y que el monto de las pensiones se incremente según la cuantía de los aportes realizados por el trabajador durante toda su vida.

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: Desafíos del sistema pensional colombiano

El monto de estas pensiones, que se incrementan en función de los ahorros que realizó el trabajador y que por lo tanto tienen una naturaleza contributiva, debe cumplir con tres condiciones:

  1. La existencia de la pensión mínima hace que, para que existan incentivos a aportar, el nivel mínimo de estas pensiones contributivas deba ser superior al de la pensión mínima establecida.
  2. La relación entre el importe de la pensión y el monto de las contribuciones debe proveer suficientes incentivos para aportar.
  3. El nivel mínimo de estas pensiones contributivas y su razón de incremento respecto a los aportes deben permitir que exista un equilibrio financiero entre aportes y prestaciones, de forma que se garantice la sostenibilidad financiera del sistema.

Años de aporte y edad de retiro

El tercer elemento introduce dos herramientas muy utilizadas por los distintos países de la región como requisitos para acceder a estas pensiones contributivas:

  1. Los años mínimos de aporte.
  2. La edad mínima de retiro.

Estas herramientas son necesarias para reforzar los incentivos a aportar y así contribuir a la sostenibilidad financiera de los sistemas, en un contexto en que la existencia de la pensión mínima puede inducir a muchos individuos a contribuir durante pocos años al sistema o a retirarse más temprano.

Puntos para tener en cuenta en el diseño de un sistema pensional

En resumen, para el CAF, a la hora del diseño de un sistema pensional se deben tener en cuenta puntos como:

  1. La edad de retiro mínima y los incentivos para postergar la edad de jubilación.
  2. Los años mínimos de aporte.
  3. El monto de las pensiones contributivas.
  4. Los aportes de los asalariados y trabajadores por cuenta propia.
  5. El monto y la cobertura de las pensiones no contributivas.
TAMBIÉN LEE:   Continuidad del negocio, gestión de crisis y ciberseguridad: principales riesgos de 2021

Material relacionado


Así te actualizaremos:

Nuestros productos