Estos son los retos que la cuarta revolución industrial plantea para los contadores públicos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 14 agosto, 2019

Estos son los retos que la cuarta revolución industrial plantea para los contadores públicos

Los profesionales contables deben mantener una mentalidad abierta hacia las nuevas tecnologías, convertirlas en una herramienta aliada para aumentar la productividad. Los contadores deben diferenciarse en habilidades y conocimientos. No hay que ver al big data o al blockchain como amenazas.

Los diversos avances tecnológicos podrían poner en peligro los empleos relacionados con impuestos, teneduría de libros y contabilidad para los próximos cinco o diez años. La inteligencia artificial, el big data, el blockchain, son consideradas tecnologías emergentes que conducirán a la automatización y la eliminación definitiva de empleos. Los anteriores son algunos argumentos que se proponen en el artículo Contabilidad en la cuarta revolución industrial, publicado en accountingtoday.com el 6 de agosto de 2019.

«Si bien esta puede ser una narración sensacionalista para aumentar la incertidumbre y el miedo, vale la pena contrarrestar que el valor de su trabajo, sus ideas y sus contribuciones al mundo son tan importantes en el futuro como lo son hoy, si no más», indica el artículo.

En medio de la cuarta revolución industrial se deben dar tres pasos para estar a la vanguardia. El primero de la mano de la tecnología disruptiva. El segundo paso es el refinamiento de esa tecnología para aumentar sus capacidades. Y el tercer y último paso es la adopción y diferenciación en masa.

Una de las claves que deben tener en cuenta los profesionales contables es diferenciarse frente a los demás en habilidades y conocimientos. «Mis habilidades y conocimientos necesitan evolucionar. Mis motivaciones, mentalidad y actitud son las claves para un resultado exitoso para mi desarrollo profesional y, en última instancia, mi calidad de vida», indica el artículo.

Es recomendable mantener una mentalidad abierta hacia las nuevas tecnologías, que sea una herramienta aliada que podría aumentar las tareas que como contador público se lleguen a realizar. Si se ve como una amenaza, se falla incluso antes de comenzar.

“La industria de impuestos y contabilidad ya no está en el negocio de preparar más declaraciones de impuestos a una tasa más rápida, ya que la tecnología lo hace por nosotros y continuará mejorando”

La industria de impuestos y contabilidad ya no está en el negocio de preparar más declaraciones de impuestos a una tasa más rápida, ya que la tecnología lo hace por nosotros y continuará mejorando, indica el artículo. De hecho, es probable que la forma en que los profesionales de impuestos y contabilidad atiendan a sus clientes no va a cambiar realmente.

«Todavía habrá trabajo de cumplimiento que hacer, pero el paradigma cambia en cómo lo pensamos. Una vez que adopte esa mentalidad, puede reconstruir su negocio a su alrededor. En ese punto, estás listo para desarrollar tus habilidades de manera diferente», indica la publicación.

Las habilidades que desarrollen los profesionales contables deben centrarse en la comunicación y la gestión de las relaciones con los clientes, las ventas, así como la traducción de los datos, lo que le brindará la oportunidad y la capacidad única de asesorar a los clientes sobre su situación financiera actual y mirando al futuro.

Los avances tecnológicos hacen que los precios para los consumidores, según la publicación, se reduzcan, ya que los proveedores crean más rápido y más barato. Este asunto no es diferente para la industria fiscal y contable, ya que la tecnología le imprime rapidez a los procesos, por lo que el profesional contable debe concentrarse en un punto importante para servir a sus clientes: el asesoramiento.

«La tecnología es un aumento de mí, de mis habilidades y mi capacidad de avanzar. Sin mencionar que el tiempo que la tecnología me ahorra volverá a estar en mi bolsillo para relajarme, pasar tiempo con mi familia o invertir en mi negocio. Y esto es lo que la tecnología realmente nos brinda: opciones y flexibilidad para elegir cómo gastamos nuestro tiempo y energía», concluye el artículo.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



Precio regular: $150.000

Hoy $89,900*/año

$89,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

Precio regular: $350.000

Hoy $299,900*/año

$299,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

Precio regular: $1.000.000

Hoy $749,900*/año

$749,900

Ver más detalles

*Hasta el 6 de julio de 2020

*Incluye planeador fiscal 2020




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…