Financiación mediante el mercado de capitales para las PYME


8 enero, 2015
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El decreto 2555 de 2010 y el 1019 de 2014 busca la inclusión de mayores emisores en el mercado de valores, mediante la creación del Segundo Mercado (SM), el cual tiene como propósito principal que aquellas empresas con necesidades de financiación que no pueden ingresar al mercado principal por excesivos requerimientos financieros y de información, puedan cotizar sus títulos en este segmento de mercado. Ejemplo de lo anterior son las PYME.

En la actualidad las PYME son uno de los principales motores de la economía Colombiana, inyectando alto valor agregado al sistema productivo del país mediante su flexibilidad, la creación de empleo y la constante innovación en los sectores que pertenecen.

Todo esto hace que ellas posean necesidades de financiación para sus proyectos. Entendiendo esto, el gobierno nacional emitió el decreto 2555 de 2010 y el 1019 de 2014, con el objetivo de facilitar el acceso a mas emisores al mercado de capitales local, especialmente a estas pequeñas y medianas empresas que requieren gran cantidad de  recursos para incrementar su competitividad.

Esta fuente alternativa de financiación busca que aquellas empresas que no pueden entrar al Mercado Principal por restricciones de costos, requerimientos financieros y de información, si lo puedan hacer en este segmento.

Las principales diferencias entre requerimientos para el ingreso al Mercado Principal (MP) y el Segundo Mercado (SM) son las siguientes:

  1. El tiempo de respuesta de la Superintendencia de Sociedades a la Solicitud de inscripción en el MP es de 30 días hábiles, por el contrario en el SM es de 10 días hábiles.
  2. En el MP el costo de inscripción en el Registro Nacional de Valores y Emisores (RNVE) es de 0,08 x 1.000 del patrimonio del respectivo emisor. Para el SM el costo es de 0,04 x 1.000 del patrimonio del emisor. Adicional a esto, para la inscripción en el RNVE del SM no se requiere calificación de riesgo, esta es opcional por parte del emisor. Los valores se entiende inscritos en el RNVE y la oferta pública de estos se autorizara al remitir a la Superintendencia Financiero los documentos exigidos por ella.
  3.  En el SM no se cobra por los derechos de oferta pública, por el contrario en el MP estos derechos tienen un costo de 0,35 x 1.000 sobre el monto total de la emisión.
  4. Uno de los principales requisitos para la emisión en el mercado principal es que el monto a emitir sea como mínimo 2.000 SMLV para bonos y papales comerciales como las acciones. En el segundo mercado este requerimiento no existe.
  5. En el SM los valores solo pueden ser negociados por  inversionistas profesionales, es decir, aquellos que tienen un patrimonio igual o superior a 10.000 SMMLV, los cuales deben demostrar conocimiento y experiencia para gestionar inversiones.
  6. Los emisores en el SM pueden  inscribirse voluntariamente a una Bolsa de Valores o en un sistema de negociación.
  7. Al igual que en el MP, los títulos que formen parte del SM pueden ser negociados en un mercado extranjero mediante convenios de integración de Bolsas de Valores, para que de esta manera los títulos Colombianos puedan cotizar en Segundos Mercados del extranjero.
TAMBIÉN LEE:   Licencia de maternidad: modificación del término en circunstancias particulares

Con el decreto 1019 de 2014 se busca mayores incentivos para que exista mayor participación de nuevos emisores en el mercado local, como también ampliar la alternativa de inversión para los inversionistas profesionales.

De esta manera el decreto se concentra en requerimientos más flexibles para la inscripción en el RNVE y en los prospectos de información.

Por el momento el SM cuenta con muy pocos participantes,  pues tan solo el 3% de las emisiones de bonos corporativos ha sido canalizado por medio de este mercado, cifra que está alrededor de COP 0,3 billones  y la participación de las PYME sigue siendo muy escaso.

Por lo anterior es necesario continuar con el desarrollo de este mercado mediante políticas que brinden mayor educación financiera a los potenciales emisores, pues cerca del 55% de las PYME no utilizan fuentes alternativas de financiación, y esta situación obedece muchas veces a desconocimiento de las mismas.

Por:

Héctor Mauricio Muñoz Serna
Administrador de Empresas con énfasis en finanzas

*Exclusivo para actualicese.co

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 8 enero, 2015
    (hace 7 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace