¿Hacia dónde deben ir la revisoría fiscal y la auditoría en Colombia?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 5 septiembre, 2019

¿Hacia dónde deben ir la revisoría fiscal y la auditoría en Colombia?

Los profesionales contables deben generar una gran defensa del ejercicio de la revisoría fiscal para que esta no sea reemplazada. De igual forma, deben estar atentos y capacitarse para enfrentar el reto de la convergencia a los Estándares Internacionales. Se recomiendan algunos cambios en los dictámenes.

“La crisis de confianza por los problemas de corrupción y defraudación que se ha generado en el país debe ser motivo de análisis y reflexión para el ejercicio de la profesión contable, y específicamente de la revisoría fiscal”

Los días 24, 25 y 26 de julio de 2019 se realizó el XXXV Simposio sobre Revisoría Fiscal, en la ciudad de Manizales. Luego de tres días de deliberación, se presentaron a consideración de la asamblea las siguientes conclusiones y recomendaciones en el área de auditoría y revisoría fiscal, que fueron aprobadas en su totalidad, y que de la mano de la Federación de Contadores Públicos de Colombia compartimos.

Conclusiones alrededor de la revisoría fiscal y la auditoría

  • La revisoría fiscal debe continuar preparándose para los cambios que implica la convergencia a los Estándares Internacionales, lo cual la hará garante de las funciones propias que le corresponden. La misma deberá ser coherente con la estandarización, estructurando la aplicación de las Normas Internacionales de Auditoría y de Aseguramiento de la Información.
  • Se debe generar una gran defensa del ejercicio de la revisoría fiscal, la cual, como institución, podrá convivir con la auditoría financiera y externa, mas no podrá ser reemplazada por aquella en nuestro país, pues la revisoría fiscal es propia y específica en Colombia.
  • Estar atentos y continuar rechazando con argumentos todos los proyectos de ley que se continúen presentando en contra del ejercicio profesional y de la revisoría fiscal, y acoger aquellos que nos beneficien, lo cual ha generado una mayor unión de la profesión y del ejercicio de la revisoría fiscal a través de los diferentes entes gremiales.
  • Buscar mecanismos de capacitación para todos los contadores públicos, lo que les permita prepararse cualitativamente para enfrentar el reto de la convergencia a los Estándares Internacionales.
  • Teniendo en cuenta que la profesión contable ha generado importantes recursos a la Junta Central de Contadores, solicitar a la misma destinar parte de estos para capacitación continuada y permanente de todos los contadores públicos de Colombia.
  • La crisis de confianza por los problemas de corrupción y defraudación que se ha generado en el país debe ser motivo de análisis y reflexión para el ejercicio de la profesión contable, y específicamente de la revisoría fiscal, haciéndolo de manera ética y profesional. Todo esto, enmarcado en el Código de Ética de la IFAC y nuestro Código de Ética de la Ley 43 de 1990.
  • Se recomienda incluir, en los dictámenes de revisoría fiscal, que los estados financieros han sido preparados bajo las Normas Internacionales de Información Financiera y con aplicación de las NIA y las NAI, cuyos modelos ya se están desarrollando.
  • Estructurar de manera adecuada las Normas Internacionales de Información Financiera en las empresas, tanto del sector público como del privado, generando transparencia y fidelidad en la información, que conllevará a que la auditoría y especialmente la revisoría fiscal también sea más amigable y coherente con el ejercicio profesional.

Recomendaciones para la profesión contable

  • Concientización total sobre el nuevo proceso de estandarización internacional, como paradigma de la profesión contable, preparándonos adecuadamente y de manera acorde con los procesos de globalización que corresponden a nuestra responsabilidad como fedatarios ante la sociedad colombiana, como contadores públicos y revisores fiscales, e internacionalmente como auditores.
  • Defender el ejercicio de nuestra profesión, al igual que el de la revisoría fiscal, propendiendo y procurando un trabajo continuado de capacitación y certificación profesional a través de los gremios, la academia y el Gobierno nacional por intermedio de la JCC y el CTCP, con iniciativa de la profesión contable.
  • Iniciar el proceso de análisis de reacreditación profesional en especializaciones de la profesión en las diferentes áreas del conocimiento, lo cual permitirá una adecuada prestación de servicios especializados que la hagan competitiva, con altos estándares de calidad.
  • Continuar con la posibilidad de representación de los contables en el Congreso de la república y el Gobierno nacional, ya que un importante número de profesionales y estudiantes brindan dicha posibilidad para defender la profesión a nivel regional y nacional.
  • Desarrollar todas las actividades con sentido ético y responsabilidad social, ya que el trabajo de los contables es un servicio social con destino a la sociedad en general, atendiendo los preceptos del Código de Ética de la IFAC, los Estándares Internacionales y la Ley 43 de 1990.

Material relacionado


En ACTUALÍCESE producimos y distribuimos conocimiento en temas contables, tributarios y legales. Tenemos un un boletín diario gratuito y ofrecemos una actualización permanente PREMIUM con las siguientes herramientas:

¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…