Impacto del COVID-19 en sectores económicos colombianos: esto es lo que está pasando (o pasará)


17 abril, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El sector privado deberá desarrollar e implementar prácticas de gestión de riesgos con planes de contingencia.

Se deben comprender los riesgos en todas las operaciones y la cadena de suministro.

¿El Gobierno está en capacidad de tomar decisiones clave y planificar escenarios comerciales y financieros?

El informe Impactos económicos y financieros del Covid-19, de KPMG Colombia, revela que entre las consecuencias de la pandemia se encuentra el aumento de la necesidad de apoyar los servicios de salud pública y que, además, los sistemas financieros generarán una presión fiscal significativa.

“Una solución es que se aumente la carga de la deuda y se puedan mitigar temporalmente las consecuencias económicas negativas inmediatas”

Brayan Rojas, director de financial risk management de KPMG Colombia indica que Colombia es una economía moderadamente apalancada en cuanto a endeudamiento, lo que amplifica el shock del coronavirus, creando más presión para las empresas que no tienen el flujo de efectivo para pagar deudas.

Una solución es que se aumente la carga de la deuda y se puedan mitigar temporalmente las consecuencias económicas negativas inmediatas, «pero también limitará el potencial de crecimiento futuro a medida que las compañías se endeuden más”, dice.

Impacto por sectores económicos

El informe también advierte que el consumo de los hogares y la inversión estaba saliendo a flote luego de años de crecimiento lento. Sin embargo, por el COVID-19 la demanda interna de productos importados e insumos para la producción manufacturera en Colombia serán los sectores más afectados.

«El sistema financiero también se verá impactado –principalmente– en captación, por lo cual es muy probable que los bancos tiendan a subir las tasas de interés en el mediano plazo para compensar el choque inmediato y la búsqueda de deuda en corto plazo», subraya el documento.

Publicidad
TAMBIÉN LEE:   Impuestos nacionales, departamentales y municipales: estos son los cambios que haría Gustavo Petro

La desaceleración de la inversión en Colombia parecía estar tocando fondo a inicios de 2020, pero la cuarentena decretada en el país, sumada a la tensión de la población en torno a la escasez, podría generar prioridad al consumo antes de a la inversión.

Lo anterior probablemente cause un déficit, dadas las interrupciones en las cadenas de suministro en algunas regiones del país. La efectividad de la asistencia será crítica para mitigar los daños causados por los impagos de las deudas, así como los alivios propuestos.

¿Qué pasará (o está pasando) en Colombia?

  • Colombia, como país con una importante participación del turismo en la producción nacional, sentirá el choque económico inmediato producto de las restricciones de movilidad en el mundo.
  • El comportamiento de aversión y pánico provoca niveles de consumo más bajos y contribuye al impacto negativo del PIB en el país.
  • Las empresas endeudadas o aquellas con flujos de caja débiles, que no pueden permanecer abiertas, no pueden emplear personas o hacer pagos de deuda sentirán el impacto a más largo plazo.
  • A raíz de la cuarentena preventiva obligatoria, el PIB nacional del segundo y tercer trimestre del año se resentirá fuertemente.
  • Las presiones fiscales en la economía ya son tangibles debido a los alivios del Gobierno nacional como subsidios, aranceles financieros, devolución del IVA y gasto público en general.
  • Los efectos en la inflación son duales, de manera que se tendrán crecimientos vía depreciación del peso. Sin embargo, estos se verán compensados por la caída de la demanda. A pesar de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional, se esperan breves períodos de escasez en algunas regiones del país, lo que podría incrementar la inflación levemente.
TAMBIÉN LEE:   Trabajadores de plataformas digitales: estrategias para incrementar su ingreso al mercado laboral formal

¿Qué hacer para mitigar el impacto?

El sector privado deberá, desde el punto de vista de KPMG, implementar distintas estrategias que aminoren los efectos negativos del COVID-19.

«En esa línea, se aconseja desarrollar e implementar prácticas mejoradas de gestión de riesgos a través de la implementación de planes de contingencia, de igual manera, buscar comprender los riesgos claves en todas las operaciones y la cadena de suministro».

El informe indica que se debe considerar si el Gobierno nacional está en capacidad para tomar decisiones claves rápidamente y llevar a cabo una planificación de escenarios comerciales y financieros para una recuperación rápida, entendiendo la desaceleración global, nacional y una posible recesión.

Publicidad

Además, se deberán revisar y evaluar los impactos que tendrá este panorama en la planificación y gestión de la fuerza laboral, donde también resulta imperativo trabajar en la automatización digital y de procesos para mitigar el impacto de la interrupción.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 17 abril, 2020
    (hace 2 años)
Categorías:
Etiquetas: