¿Proyecto de ley de trabajo en casa es un obstáculo para que empresas generen más empleos?


Se limita el uso de las TIC en el trabajo y hace énfasis en la desconexión laboral.

Para María Claudia Lacouture, debemos ponernos al día con una ley que cuente con mecanismos de contratación más flexibles.

Herlaynne Segura dice que el teletrabajo se ha consolidado, pero no es el que se quería promover.

El 1 de octubre de 2020, el ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, presentó ante la Cámara de Representantes un proyecto de ley por el cual se regula el trabajo en casa, el cual, entre otros puntos, toca el tema de los límites en el uso de las TIC en el ejercicio del trabajo, que establece la obligatoriedad de salvaguardar las prerrogativas sociales y laborales de los trabajadores.

Otro artículo trata sobre los criterios aplicables al trabajo en casa y toca el tema de la desconexión laboral.

“Implica que el trabajador puede abstenerse de ejecutar la prestación personal del servicio durante sus períodos de descanso. El derecho a la desconexión laboral no perturbará la debida prestación del servicio en el sector público, ni las circunstancias especiales y excepcionales que requieran el cumplimiento de tareas impostergables, en el sector privado”, explicó Cabrera.

El proyecto de ley también establece que los empleadores se deben comprometer a promover la formación, capacitación y desarrollo de las competencias digitales de los trabajadores, así como fomentar los hábitos y comportamientos saludables de los servidores.

Otra parte del articulado alude a los elementos de la relación laboral en el trabajo en casa.

“El empleador determinará los instrumentos, la frecuencia y el modelo de la evaluación del desempeño, cumplimiento de metas, así como el mecanismo para el reporte”.

Herlaynne Segura, docente virtual de la maestría en Comunicación Digital en la Universidad Pontificia Bolivariana, de Cibercultura en la maestría en Comunicaciones en la Universidad de Antioquia y periodista digital independiente, afirma en Actualícese que a nivel laboral hoy estamos en un modo «todo en uno».

TAMBIÉN LEE:   Ministerio del Trabajo expidió decreto sobre cambios en la regulación del teletrabajo

«Estamos utilizando un mismo espacio para trabajar, para educar a los hijos, realizar las labores domésticas y compartir con nuestra pareja. Siempre se había pensado que el teletrabajo era sinónimo de estar relajado en la casa y descansar, pero con el confinamiento el concepto se desbordó. Por ejemplo, las reuniones laborales a través del teletrabajo abundan en medio de la coyuntura», dice.

Recalca que, al llegar el confinamiento, llega el teletrabajo, uno que no conocemos y que no es el que queríamos que se promoviera, que se incorporara.

«Sí, dio un impulso, pero con unas condiciones ajenas para incorporarlo», indica.

¿Esta ley limitaría la creación de empleos?

Para María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de AmCham Colombia, este proyecto de ley es una propuesta urgente y necesaria, pero se queda corto en su alcance, ya que deja pasar la oportunidad de tener un marco normativo que permita otras modalidades de contratación que estimulen la creación de nuevas industrias, generar empleos e incentivar la inclusión.

«En un contexto de contracción económica, alto nivel de desempleo y una dinámica de reacomodación empresarial y comercial, la ley actual de trabajo es insuficiente. Tenemos una ley laboral poco flexible e impide tener facilidades, otras opciones y oportunidades a quienes están sin trabajo», opina.

Para ella, facilitar la creación de empleo es indispensable para superar los momentos complejos que estamos pasando y a la vez ponernos al día con una ley laboral que cuente con los mecanismos de contratación más flexibles, por hora y remoto.

Ojo a la limitación de horarios

Gina Magnolia Riaño Barón, secretaria general de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social –OISS–, afirma en entrevista con Actualícese que hay aspectos negativos en el desarrollo del trabajo en casa durante la pandemia.

TAMBIÉN LEE:   Notificación al empleador sobre el fondo donde debe consignar el auxilio de cesantías

«Fundamentalmente, la no limitación de los horarios en muchas ocasiones, y las dificultades para asegurar los equipos y conexiones tecnológicas necesarias para llevar adelante las funciones encomendadas a cada trabajador», dice.

Por otra parte, puede haber perfiles de trabajadores que, por dificultades en cuanto a la edad o la formación, no pueden adaptarse a esta modalidad, lo que podría provocar su exclusión del mercado laboral.

Ella también hace énfasis en los problemas que se originan con la adaptación del puesto de trabajo a las normas de salud y seguridad laboral, dada la imposibilidad de realizar visitas inspectoras en el domicilio particular, y que el deber in vigilando del empresario es de difícil ejecución.

Pensar en la flexibilización laboral

Para Lacouture, el trabajo remoto es una opción flexible para desarrollar las actividades laborales pactadas, donde el empleado las pueda realizar desde cualquier lugar, libremente y de manera ocasional, en lugares diferentes al espacio físico del empleador, cumpliendo con los requerimientos de un contrato.

“Ampliar las posibilidades y tener más opciones de contratación beneficia el sistema laboral sin que se pierdan los derechos de los trabajadores”

«Ha sido acertado mantener una distinción clara entre el teletrabajo y el trabajo en casa, siendo la primera un beneficio y ventaja donde el trabajador puede desempeñarse libremente de manera ocasional en lugares distintos a los locales del empleador. La segunda es el arreglo mediante el cual el trabajador puede desempeñar su labor sin requerir su presencia física», explica.

Ampliar las posibilidades y tener más opciones de contratación beneficia el sistema laboral sin que se pierdan los derechos de los trabajadores, ni desaparezcan los beneficios que tienen, ya que actualiza una ley que impide migrar a las nuevas industrias.

TAMBIÉN LEE:   Trabajo a distancia: ¿conoces las diferencias entre sus tres modalidades?

Buscando un punto medio entre trabajar en casa y volver a la oficina

En el plano internacional, los países de la Unión Europea –UE– están buscando una solución intermedia entre el teletrabajo y el regreso a la oficina.

La posibilidad de que trabajar desde la casa se mantenga cuando haya terminado la pandemia es muy real en la nueva normalidad empresarial.

Es así como las empresas deberán establecer una posición media entre los que quieren teletrabajar y los que quieren volver a la oficina, sin que esto afecte las labores de las compañías, ni sus resultados.

Dinero publica que, si bien la posibilidad de que las empresas mantengan el teletrabajo después de la pandemia es una realidad establecida para muchas compañías, aún tendrán que hacerse las negociaciones pertinentes entre los colaboradores de las empresas y sus jefes.

Para Nicolas Schmit, comisario del Empleo de la UE, el contacto humano también es fundamental para el desarrollo de las empresas.

“El contacto humano juega un papel importante en la organización del teletrabajo y ayuda a crear vínculos e intercambios que benefician a todo el mundo, tanto al trabajador como a la empresa”, dice.

Material relacionado

Actualícese es un centro de investigación donde producimos y distribuimos conocimientos en temas contables y tributarios a través de revistas, cartillas, libros y publicaciones digitales, seminarios, foros y conferencias.
Miles de profesionales reciben estos y más beneficios con nuestra Suscripción Actualícese.

Horarios de atención Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. jornada continua. Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Únete a nuestras redes sociales



Los logos y nombres comerciales pertenecen a su respectivo dueño.
Respetamos tu privacidad, todos tus datos están seguros con nosotros.

Si deseas darte de baja, puedes administrar tus preferencias de correo aquí

Escríbenos por Whatsapp  Ver líneas de atención