“Reformas tributarias se hacen pensando en la necesidad constante de tapar huecos fiscales”

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 8 octubre, 2019

“Reformas tributarias se hacen pensando en la necesidad constante de tapar huecos fiscales”

Isabella Bello, gerente de servicios legales y tributarios de PwC, asegura que equivocadamente se ha llevado la política tributaria como un instrumento de recaudo acelerado, olvidando los principios básicos que deben regir la misma: sostenibilidad, progresividad, equidad y eficiencia.

Para Isabella Bello Hurtado, gerente de servicios legales y tributarios de PwC, antes de pensar en una nueva reforma tributaria que continúe con el ciclo de desigualdad, es necesario recurrir a medidas alternativas como el recorte del gasto y campañas de concientización frente a la importancia de contribuirle al Estado.

El hecho de que en Colombia se estén discutiendo reformas tributarias cada dos años, ¿es una señal de que nuestro sistema está mal diseñado?

Por supuesto, y no solo el sistema tributario, todo el conjunto de políticas de hacienda pública. Esto se debe en gran parte a que no existen programas de gobierno continuados, ni sistemas de transición entre los mismos, y a un afán del Gobierno de turno por aumentar el recaudo sin tener una visión a futuro de lo que puede significar un cambio de esa magnitud en la estructura del sistema.

Equivocadamente se ha llevado la política tributaria como un instrumento de recaudo acelerado, olvidando los principios básicos que deben regir a la misma, como la sostenibilidad, la progresividad, la equidad y la eficiencia.

Por ejemplo, según The World Top Income Database, a 2010 en Colombia, y me atrevería a decir que no ha cambiado mucho a hoy, el 1 % de la población más rica concentra aproximadamente el 20 % del ingreso, y se estima que este segmento paga apenas un 11 % de su ingreso en impuestos. Ese escenario tiene lugar porque no existen sistemas integrados entre la administración de impuestos nacional y otras administraciones en el mundo, situación que ha venido corrigiéndose gradualmente; a que los dividendos no estaban gravados, entre otras razones.

Rodrigo Upprimy decía que, si un país se establece como una nación democrática basada en la igualdad, pero su sistema tributario propende y crea desigualdades sociales, ese país no es democrático, sino una sociedad fundada en favores y privilegios.

Las reformas tributarias, en la mayoría de los casos, en lugar de estar llamadas a crear verdaderas políticas de impuestos que se proyecten no a dos o cuatro años sino a largo plazo, terminan convirtiéndose en un instrumento del Gobierno de paso para tapar huecos fiscales, creando en ocasiones disposiciones permanentes y antitécnicas.

Expertos piensan que para cumplir con las metas fiscales de 2020 se debe pensar en una nueva reforma

“Las reformas tributarias en Colombia no se hacen pensando en un cambio integral y real de la política tributaria del Estado, sino en la necesidad constante de tapar huecos fiscales”

Están en lo cierto. Las reformas tributarias en Colombia no se hacen pensando en un cambio integral y real de la política tributaria del Estado, sino en la necesidad constante de tapar huecos fiscales.

Antes de pensar en una nueva reforma que continúe con este ciclo de desigualdad y de normas antitécnicas, es necesario recurrir a medidas alternativas como el recorte del gasto, campañas de concientización frente a la importancia de contribuirle al Estado, entre otras estrategias.

Sin duda, acudir nuevamente a una reforma no es lo más sano, aunque sería ideal que, en el evento de presentarse, exista un ambiente político consensuado que permita sacar adelante una apuesta con medidas integrales, prácticas y sólidas que provean seguridad jurídica en materia tributaria, aspecto que ha estado ausente durante varias décadas en Colombia.

El ministro Carrasquilla está convencido de que no se presentará una nueva reforma tributaria, pero las calificadoras de riesgo piensan lo contrario

Recientemente algunas de las calificadoras de riesgo más relevantes cambiaron la perspectiva de Colombia, pasando de negativa a estable, y su calificación está por encima del grado de inversión. Esto le da un respiro al Gobierno y le reduce la presión de acudir a medidas desesperadas e inconvenientes como presentar una nueva reforma tributaria, al menos por este año.

Aunque también es importante advertir que tras los últimos acontecimientos, como el rearme de algunos de los líderes de la antigua FARC, es muy posible que el riesgo país aumente nuevamente.

Que haya o no una nueva reforma tributaria dependerá de la efectividad de las medidas que está tomando el Gobierno. Por lo pronto, si bien no se ve un panorama tan claro, lo cierto es que el recaudo sí se ha incrementado y la Dian está cumpliendo su meta. Aunado a esto se siguen realizando algunos recortes en el gasto y buscando aumentar la eficiencia del mismo.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…