Sostenibilidad a largo plazo e informalidad laboral, puntos que atentan contra la pensión de los colombianos


27 septiembre, 2021

Cobertura del sistema pensional en el país es muy baja; tan solo el 50,6 % de personas en edad de jubilación reciben pensión.

Altas tasas de informalidad laboral, pues tan solo una parte de los trabajadores realizan aportes.

Cada vez habrá una menor proporción de trabajadores activos para sostener una proporción cada vez mayor de adultos mayores en el RPM.

Pablo Bermúdez, economista y magister en Ciencias Económicas de la Universidad Externado de Colombia, junto a Luis Carlos Calixto, economista, investigador de la Universidad Externado de Colombia, analizan como los factores demográficos, los problemas del RPM y la alta informalidad laboral, atentan contra el sistema pensional colombiano.

Los economistas relatan en su análisis La informalidad amenaza al sistema de pensionesque, en el año 2020 la mayor parte de la población estaba en edad productiva, pero los menores de 20 años representaban solo el 40,3 % y la proporción de adultos mayores llegó al 9,3 %.

Las proyecciones del Dane indican que el envejecimiento de la población colombiana continuará y en 30 años su distribución por edades será muy parecida a la del promedio de los países de ingreso alto; con una gran proporción de personas mayores.

Lo anterior, para los analistas, es problemático porque el nivel de ingreso de Colombia es mucho menor que el de esos países y las condiciones de seguridad para la vejez son mucho más precarias. «La transición demográfica podría empeorar estas condiciones, especialmente si no se resuelven problemas del sistema de pensiones y el mercado laboral», afirman.

Sostenibilidad a largo plazo, un problema para el régimen de prima media

“el régimen de prima media -RPM- tiene un problema que no tiene el régimen de pensiones de ahorro individual con solidaridad -RAIS-: su sostenibilidad en el largo plazo”

Sobre el sistema pensional colombiano, opinan que ya que en los próximos 30 años habrá una proporción menor de trabajadores activos para sostener a una mayor cantidad de adultos mayores, el régimen de prima media -RPM- tiene un problema que no tiene el régimen de pensiones de ahorro individual con solidaridad -RAIS-: su sostenibilidad en el largo plazo.

TAMBIÉN LEE:   Base de cotización a salud de un pensionado que devenga honorarios

«Según un informe de la CEPAL, el déficit del RPM no ha aumentado tanto porque el país aún está disfrutando de un pequeño bono demográfico (un aumento temporal en la proporción de personas en edad de trabajar). Una vez este bono desaparezca, la carga fiscal será insostenible», advierten.

Mientras la participación de los ingresos del sistema de pensiones en el PIB pasó del 1,5 % en 2010 al 2,4 % en 2018, la participación de los pagos pasó de 5,6 % en 2010 a 6,1 % en 2018, lo cual significa que el sistema está permanentemente en déficit, a pesar de haber disminuido por el bono demográfico.

Por su parte, las proyecciones del Dane indican que, cada vez habrá una menor proporción de trabajadores activos para sostener una proporción cada vez mayor de adultos mayores en el RPM y, por ende, el déficit seguirá aumentando.

En contraste, el RAIS no debería verse afectado por el cambio demográfico, pues el valor de las pensiones depende del monto ahorrado por el afiliado.

La informalidad laboral como amenaza

Otro problema que atenta contra el sistema pensional y señalado por los analistas son las altas tasas de informalidad laboral, pues tan solo una parte de los trabajadores realizan aportes.

«Como es apenas natural, los trabajadores informales no realizan aportes en el RPM ni ahorran en el RAIS. Adicionalmente, la informalidad representa menores ingresos fiscales para financiar el pago de la seguridad social, lo cual agudiza los problemas de sostenibilidad del sistema público de pensiones», afirman en su análisis.

La informalidad es preocupante entre los jóvenes (personas ocupadas entre 15 y 24 años), pero de igual forma, es muy alta en el resto de los trabajadores; situación que revela que la mayoría de los trabajadores colombianos no tienen asegurada una pensión en su vejez.

TAMBIÉN LEE:   Contabilidad ambiental y reportes integrados: nueva dinámica para contadores públicos

«Las tendencias demográficas y las tasas de informalidad sugieren que, en 30 años, es muy probable que la mayor parte de la población en edad de jubilación que no está afiliado a ningún régimen de pensiones sea pobre», advierten.

La informalidad también implica que actualmente muy pocos trabajadores están respondiendo por las pensiones de los adultos mayores. Como si fuera poco, la cobertura del sistema es muy baja, tan solo el 50,6 % de personas en edad de jubilación reciben pensión en Colombia, mientras que el promedio de América Latina es del 75,4 % y el de los países con ingresos medio- altos, grupo al que pertenece Colombia, es del 91,3 %.

Material relacionado

Así te actualizaremos:

Nuestros productos