Contador público de una propiedad horizontal, así debe ser su actuar

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 4 diciembre, 2019

Contador público de una propiedad horizontal, así debe ser su actuar

El profesional contable de una propiedad horizontal está obligado a aplicar control de calidad en sus procedimientos, para así asegurarse de entregar resultados correctos y claros.

El Decreto 302 de 2015 incorpora un Código de Ética que establece los roles y responsabilidades del revisor fiscal.

La Norma Internacional de Control de Calidad –NICC 1– establece las responsabilidades de una firma contable sobre su sistema de control de calidad. En ese sentido, la norma también rige para examinar el comportamiento del revisor fiscal en la propiedad horizontal.

Con el ánimo de que estés preparado para afrontar una visita de la JCC, en las que habitualmente se hace seguimiento de la correcta implementación de la NICC 1 te invitamos a leer Si sabes esto, las visitas de la Junta Central de Contadores no serán un problema.

Ahora bien, la propiedad horizontal es un ente constituido como persona jurídica de naturaleza civil sin ánimo de lucro, que debe regir sus operaciones administrativas y contables bajo criterios legales, establecidos en las respectivas normas.

Como lo explica Ómar Cortés, gerente de Edifito.co, los revisores fiscales de una propiedad horizontal no están exentos de aplicar la NICC 1 en sus procedimientos. Todo lo contrario; están obligados a hacerlo.

Cortés explica que el Decreto 302 de 2015 es claro al expresar que “los contadores públicos que presten servicios de revisoría fiscal, auditoría de información financiera, revisión de información financiera histórica u otros trabajos de aseguramiento, aplicarán en sus actuaciones profesionales las NICC”.

El profesional contable que preste sus servicios de revisor fiscal en una propiedad horizontal debe ser muy respetuoso de esta norma y, a su vez, debe hacer una evaluación integral de cada uno de los procedimientos ejecutados en su gestión, con el objetivo de entregar a la administración resultados claros y correctos.

Cortés afirma que el trabajo de un contador en una estructura vecinal (propiedad horizontal) va más allá de la labor contable.

«El profesional debe mantenerse actualizado en temas de normatividad nacional e internacional, auditoria y uso de herramientas tecnológicas adecuadas», dice.

Manejo de los honorarios

Cortés explica que el Decreto 302 también incorpora un Código de Ética que establece los roles y responsabilidades del revisor fiscal. Además, le da la oportunidad de determinar si existen amenazas, y a partir de estas establecer las salvaguardas adecuadas.

“El tema de los honorarios profesionales es una de las amenazas más comunes, pues es el contador quien debe proponer el valor de su trabajo según las responsabilidades que le serán atribuidas. Por lo general, este reglamento no se cumple y es la administración la que establece honorarios por debajo de los justos”, afirma Cortés.

Los contadores y revisores fiscales de propiedades horizontales, por lo general, regalan su trabajo y lo hacen a cambio de una cantidad de dinero que los motiva muy poco en la ejecución de una gestión de calidad.

“Cuando la administración y contabilidad de un conjunto residencial se llevan bajo ciertos parámetros, el control presupuestal se lleva de la mejor manera, y así se impide que los conflictos que generan los bajos incentivos en los pagos repercutan en la contabilidad de la propiedad horizontal”.

Material relacionado

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año