Caso práctico de descuento por pronto pago en pymes y microempresas

Última actualización: hace 1 mes (18 mayo, 2022)

Para descargar este formato debes tener una Suscripción Platino, Oro o Básica.

Quiero ver las Suscripciones disponibles

Catálogo completo de formatos

La Ley 1819 de 2016 indica que debe darse el mismo manejo contable y fiscal al descuento por pronto pago, ya que este no se encuentra dentro de las excepciones contempladas en los artículos del ET modificados por dicha ley.

Diseñamos para ti este ejercicio de descuento por pronto pago.

Un paso fundamental, antes de presentar este caso práctico, es conocer el significado del descuento por pronto pago. Este es considerado un incentivo otorgado por el proveedor al cliente bajo la condición de que cancele la factura dentro de los plazos fijados al momento de la negociación o con anterioridad al vencimiento programado.

Sin embargo, la condición implícita en el descuento por pronto pago genera incertidumbre, pues desde el momento de la adquisición no es posible conocer si el cliente tomará o no dicho beneficio económico.

Según lo mencionado en el artículo 28 del Estatuto Tributario –ET–, modificado por la Ley 1819 de 2016, para los contribuyentes obligados a llevar contabilidad: los ingresos realizados fiscalmente son los ingresos devengados contablemente en el año o período gravable, a excepción de los dividendos, ventas de bienes inmuebles, entre otros.

Lo mismo pasa con lo establecido por el artículo 59 del ET, que trata la realización del costo para los contribuyentes obligados a llevar contabilidad: estos costos realizados fiscalmente son los costos devengados contablemente en el año o período gravable, a excepción de las pérdidas por deterioro del inventario y las generadas por la medición a valor razonable, entre otros.

Entonces, el tratamiento tributario y contable de los descuentos por pronto pago, una vez se haga efectivo el descuento, lo cual sucede al momento del pago de la factura, deberá ser así: el valor descontado constituye un menor ingreso para el caso del vendedor y un menor valor del inventario o del costo en el caso del comprador.

TAMBIÉN LEE:   Liquidador de sanción por corrección presentada por el contribuyente

Para ampliación del tema te invitamos a revisar nuestra infografía Descuento por pronto pago: tratamiento contable y fiscal es el mismo.

Descuento por pronto pago en el Estándar para Pymes

El párrafo 13.6 del Estándar para Pymes (ver DUR 2420 de 2015, que compila los decretos relacionados con las Normas de Información Financiera, de Aseguramiento de la Información y de Contabilidad en Colombia), al referirse al costo de adquisición de los inventarios, señala que los descuentos comerciales, las rebajas y otras partidas similares se deducirán para determinar el costo de adquisición.

En lo referente a los descuentos otorgados por el vendedor, el párrafo 23.3 del Estándar para Pymes indica que se medirán los ingresos de actividades ordinarias al valor razonable de la contraprestación recibida o por recibir, teniendo en cuenta el importe de los  descuentos comerciales, descuentos por pronto pago y rebajas por volumen de ventas practicados por la pyme.

Podría interesarte nuestro editorial Inventarios: puntos que debes tener en cuenta para su contabilización.

Descuento por pronto pago en microempresas

Para el caso de las microempresas, en Colombia es muy claro el numeral 8.5 del anexo 3 del DUR 2420 de 2015, el cual establece que los descuentos posteriores a la compra, como el descuento por pronto pago, se llevarán al estado de resultados como un ingreso o un gasto, según el caso.

Para mayor claridad te compartimos el siguiente video: Descuento por pronto pago en microempresas.

Caso práctico de descuento por pronto pago en pymes y microempresas

Teniendo en cuenta todo lo anterior, presentamos el siguiente caso práctico, con el que podrás conocer cómo contabilizar correctamente bajo Estándares Internacionales el descuento por pronto pago, utilizando las dos posturas, la del vendedor y la del comprador, para ambas personas jurídicas obligadas a llevar contabilidad y pertenecientes al grupo pymes y microempresarial.

TAMBIÉN LEE:   Principales cambios introducidos por la reforma tributaria 2021

Para ello, es válido recordar que, de acuerdo con las disposiciones normativas antes señaladas, la Dian, en el Concepto 013716 de 2017, manifestó que la norma fiscal no contempló un tratamiento específico a los descuentos por pronto pago, motivo por el cual señaló que debe hacerse conforme a las normas contables.

En este sentido, en el caso de las ventas dicho descuento debe manejarse como un menor valor del ingreso y en las compras como un menor valor del inventario o del costo.

No obstante, la Dian hizo algunas precisiones mediante su Oficio 000335 de 2018. De esta manera, para efectos del impuesto de renta, el reconocimiento del descuento por pronto pago por parte del comprador dependerá de si su aceptación es parte de su política o si se toma de forma ocasional.

Para la primera situación, es decir, si entre las políticas contables del comprador está la de acceder a los descuentos por pronto pago, según lo expresado por la Dian, aplicaría lo que se dispuso en el Concepto 13716 de 2017; en otras palabras, el comprador reconocería un menor valor del inventario o del costo. Pero si no hace parte de su política contable tomarse dichos descuentos, entonces no le aplicará tal consideración y deberá reconocer el descuento por pronto pago como un ingreso.

Por último, te invitamos a realizar una ampliación del tema revisando el siguiente video en nuestro canal de Youtube, donde el Dr. Diego Guevara, líder de investigación tributaria de Actualícese, responde a este interrogante: ¿Cuál es el tratamiento tributario de los descuentos por pronto pago?

TAMBIÉN LEE:   Estados financieros intermedios: ¿qué se debe atender en relación con el cierre contable?

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 18 mayo, 2022
    (hace 1 mes)
Categorías:
Etiquetas: