Talento, procesos y tecnología: conceptos para que la auditoría interna hoy se transforme


18 marzo, 2021
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Gracias a la tecnología, procesos de la auditoría interna pueden ser más flexibles, así como son también un camino para sustituir las tareas repetitivas.

Como el talento humano es el núcleo de la auditoría interna, también es un punto relevante en la transformación de esta función.

La firma EY en su análisis ¿Cómo la auditoría interna está ayudando a las organizaciones a crear confianza? plantea que la auditoría interna, hoy por hoy, necesita pasar por una transformación holística y planificada, una que interrumpa positivamente todo su ciclo de vida y entorno operativo.

«Las funciones deben basarse más en los datos, hacer más uso de las tecnologías emergentes, tener procesos más dinámicos y recurrir a un modelo de personas más flexible», sugiere EY.

En este camino hacia la transformación se deben implementar estrategias para el talento, los procesos y la tecnología, conceptos que deben ser desafiados simultáneamente para diseñar una disrupción que tenga sentido para todo el entorno.

¿Qué deberían considerar las organizaciones para comenzar con su transformación de la auditoría interna? Es la pregunta que se plantean desde EY.

Evaluar el uso y el impacto de la tecnología al interior de la organización

Las empresas podrían empezar con la tecnología, su uso y su impacto dentro del modelo operativo de la auditoría interna. «Una pregunta clave que hay que plantearse es: ¿cómo puede la tecnología permitir mejor la función actual, por ejemplo, aumentar la flexibilidad del proceso, sustituir las tareas repetitivas, aumentar la cobertura o impulsar las percepciones?», sugiere EY.

La tecnología ofrece numerosas oportunidades para mejorar todo el ciclo de vida de la auditoría interna, desde la evaluación de los riesgos y la planificación de la auditoría hasta la ejecución y la presentación de informes.

TAMBIÉN LEE:   Auditores internos: retos que se presentan por operaciones remotas o híbridas de las organizaciones

«No se trata sólo de hacer auditorías manuales de una manera más ágil. Se deben buscar oportunidades para aprovechar las herramientas de analítica, robótica y reconocimiento óptico de caracteres para pruebas de control y monitoreo continuo», indica EY

Se debe explorar el uso de herramientas de colaboración, las cuales ofrecen oportunidades para reunir rápidamente información y organizar los resultados para permitir un proceso continuo de evaluación de riesgos.

De igual forma, mejorar la presentación de informes mediante la digitalización. Para los levantamientos a largo plazo o más pesados, como la inteligencia artificial y la minería de procesos, «se debería trabajar en equipo con la empresa para mejorar su conocimiento del negocio, pero también proporcionar un camino para aumentar sus relaciones de confianza».

Contar con un modelo flexible de fuerza laboral

“En un mundo cada vez más globalizado y acelerado ya no es suficiente que la auditoría interna consista en un equipo de personas con habilidades fijas sentadas juntas en una oficina”

Ya que las personas son el núcleo de la auditoría interna, también son el núcleo de la transformación de la función. Es importante preguntarse si las habilidades que se tiene ahora serán las mismas que se necesitarán en el futuro.

En un mundo cada vez más globalizado y acelerado ya no es suficiente que la auditoría interna consista en un equipo de personas con habilidades fijas sentadas juntas en una oficina.

«Las organizaciones necesitan tener un modelo flexible donde se recurra a una fuerza laboral diversa y móvil con una amplia gama de habilidades. Las funciones podrían comenzar con acciones rápidas como la ampliación de las fuentes de contratación, la aplicación de un modelo de rotación de personal», sugiere EY.

TAMBIÉN LEE:   Deducción por salarios en actividades turísticas en San Andrés finalizó en diciembre de 2021

De igual forma, se insta a contar con proveedores que cuenten con aptitudes complementarias, así como la elaboración de planes de estudio de aprendizaje, capacitación y experiencia para desarrollar aptitudes blandas y técnicas.

Diseñar un proceso disruptivo

La definición del futuro seguirá evolucionando a medida que surjan nuevas tecnologías y muchas funciones de auditoría interna inicien su viaje para adelantarse a la disrupción y mantener la confianza dentro de su organización. Ahora más que nunca, la alineación organizativa debe estar en el centro de cada decisión.

Para mantener una cultura de confianza en las empresas, este es el momento para que las funciones de la auditoría interna comiencen el proceso de diseñar su propia disrupción.

«La auditoría interna tendrá que desempeñar una función de asesoramiento mucho más importante en el futuro para mantener la confianza de los clientes y las partes interesadas de las organizaciones. Tendrá que proporcionar una visión más amplia de todos los riesgos a los que se enfrenta una organización, incluidos los riesgos a la baja, los riesgos al alza y los riesgos externos», concluye EY.

Material relacionado

 


 

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 18 marzo, 2021
    (hace 1 año)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace