Reforma fiscal: países de la región buscan progresividad y competitividad en sus sistemas tributarios


Reforma fiscal: países de la región buscan progresividad y competitividad en sus sistemas tributarios

Países de América Latina y el Caribe requieren de una reforma fiscal donde quienes tengan más recursos colaboren con más.

Los impuestos indirectos en los sistemas tributarios representan el 50 % del recaudo total, afectando a las personas más vulnerables.

En Colombia se discutirá el tema en una cumbre.

Desde el punto de vista de Ricardo Martner, exjefe del departamento fiscal de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe –Cepal–, miembro de la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional –ICRICT–, es indispensable y urgente una reforma fiscal para América Latina. Al respecto, en su artículo Un clamor recorre el continente, el de la justicia fiscal afirma:

Sabemos que la desigualdad en América Latina es un problema estructural y crónico. Hay una conciencia creciente de que eso se resuelve de a poco, seguro, pero con medidas, con nuevas reformas.

Particularmente, se refiere a reformas justas que permitan que las personas entiendan y perciban que aquellos que tienen más colaboren con más recursos para satisfacer los derechos de las personas.

“Los sistemas tributarios en América Latina y el Caribe son incapaces de generar políticas tributarias progresivas y competitivas”

Yo diría que hay un clamor que recorre el continente, que es el de la justicia fiscal. Muchos países y gobiernos están embarcados en procesos tanto administrativos como políticos de reforma a sus sistemas de impositivos.

Carencia de políticas tributarias progresivas y competitivas

Los sistemas tributarios en América Latina y el Caribe son incapaces de generar políticas tributarias progresivas y competitivas. Al respecto, la Cepal advierte que los impuestos indirectos en los sistemas tributarios representan el 50 % del recaudo total, afectando a las personas más vulnerables.

Por otra parte, la evasión del impuesto de renta y del IVA resultó en una pérdida de 325.000 millones de dólares para la región, alrededor del 6,1 % del PIB, además de la poca competitividad que pueden generar dichos sistemas tributarios.

¿Solución a la vista?

Con la idea de lograr una mayor cooperación y justicia tributaria entre los países de América Latina y el Caribe, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, con el apoyo de la Dian y Fedesarrollo, lanzó la iniciativa Hacia una tributación global más incluyente, sostenible y equitativa.

Se trata de una propuesta que busca reducir la evasión y elusión de los países de la región, y así aumentar el recaudo y financiar la recuperación y la crisis de precios.

TAMBIÉN LEE:   [Conferencia] ¿Una nueva reforma tributaria en el horizonte? Esto es lo que se conoce

En julio de 2023 se realizará en Cartagena la primera cumbre para una tributación global incluyente, sostenible y equitativa en la región.

La iniciativa busca tocar puntos como fortalecer la cooperación tributaria en América Latina y el Caribe por medio de la coordinación de acciones, en conjunto con otros países, que faciliten la agilidad en el intercambio de información financiera, disminuyan la competencia fiscal y ayuden a afrontar de manera óptima las crisis que pueda enfrentar la región.

Sería la primera vez en la historia que los países de Latinoamérica se unirían para generar ideas sobre el tema tributario.

Al respecto, el portal ILEX Acción Jurídica sugiere:

Es necesario que la cumbre abra el debate sobre cómo los sistemas tributarios profundizan las desigualdades sociales en América Latina. Por ejemplo, se deben generar ideas sobre cómo eliminar los diferentes sesgos que existen en los sistemas tributarios, los cuales normalmente se identifican de manera implícita o explícita y surgen por la propia naturaleza del tributo.

Martner, por su parte, afirma que se debe poner atención a la distribución del ingreso. Desde hace muchos años la Cepal estima que somos el continente más desigual del mundo:

Por otra parte, la pobreza también ha aumentado fuertemente en nuestra región y hay que tomar medidas para reducirla. Para eso hay que generar recursos genuinos, permanentes. No solamente porque hay un boom del petróleo, del cobre o de alguna otra materia prima, como es habitual en América Latina, sino que tiene que venir de una mejor repartición de la riqueza de los países.

Además, es necesario generar una agenda sobre las estrategias para eliminar los efectos directos e indirectos de los sistemas tributarios para ciertos grupos poblacionales y cómo garantizar de manera amplia sus derechos.

Material relacionado

Hay más contenidos esperando por ti. Regístrate o loguéate. Iniciar sesión Registro gratuito
,