Renta VS Ventas: La declaración de los no-obligados a llevar contabilidad

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 29 agosto, 2005

Diferencias que podrían darse entre la información de la declaración de renta y las declaraciones bimestrales del IVA

Aquellas personas naturales que únicamente se desempeñen como profesionales independientes, son consideradas como “no comerciantes” y en consecuencia no están obligadas a llevar contabilidad (véase art 23, numeral 5 del Código de Comercio).

Sin embargo, si el servicio que presta se haya gravado con el IVA, y adicionalmente esta persona no cumple con la totalidad de los requisitos exigidos para poder pertenecer al Régimen simplificado del IVA (art.499 del ET), se verá en la obligación de prestar sus servicios profesionales inscribiéndose en el Régimen Común del IVA.

Condición de No comerciante:

Pertenecer al Régimen común del IVA no afecta su condición de “no comerciante” y por tanto no está obligado a llevar libros de contabilidad. Lo único que debe cumplir es llevar en registros privados, la información necesaria para identificar sus ingresos, su iva generado, sus costos y gastos, y sus ivas descontables (art.509 del ET). Lo anterior está ratificado por el concepto 39683 emitido por la DIAN en jun 2 de 1998 y que concluye diciendo:

En este orden de ideas, los profesionales independientes responsables del régimen común del impuesto sobre las ventas que no sean comerciantes, no están obligados a llevar contabilidad y por ende libros registrados en las cámaras de comercio; pero, sí están obligados a llevar los registros auxiliares y la cuenta del impuesto a las ventas por pagar, en forma indicada en el artículo 509 del estatuto tributario, igualmente, a conservar las informaciones y pruebas conforme a lo dispuesto en el artículo 632 ibídem".

Incluso, entre las instrucciones contenidas en la cartilla guía de la DIAN para la elaboración de la declaración del impuesto sobre las ventas año 2005, en sus paginas 39 y 40, los numerales 7.1.1.6 y 7.1.2.7 corroboran todo lo anterior.

Las declaraciones de renta y de IVA

Lo interesante en este tipo de casos, es que por el solo hecho de pertenecer al Régimen Común del IVA, un profesional independiente se hallará obligado a presentar dos declaraciones básicas:

  1. La declaración bimestral del impuesto sobre las ventas (art.601 del ET)

  2. La declaración anual del impuesto sobre la renta (ver art.594-1 del ET)

Al respecto es interesante anotar que en las declaraciones del impuesto sobre las ventas, se deberán denunciar los ingresos facturados durante el bimestre, y sin importar si los mismos le fueron o no cancelados por sus clientes . Igualmente, informará los costos y gastos en que haya incurrido durante el bimestre, sin importar igualmente si los mismos fueron o no debidamente cancelados. De esa forma, podrá igualmente liquidar y denunciar el IVA generado y el IVA descontable para obtener ya sea un “impuesto a cargo” o un “saldo a favor”.

Sin embargo, cuando llega el momento de presentar su declaración anual del impuesto sobre la renta, y por el hecho de no ser comerciante obligado a llevar libros de contabilidad, los ingresos a declarar serán únicamente los que efectivamente le hayan cancelado pues la norma del art.27 del ET menciona que los ingresos, para los contribuyentes no obligados a llevar libros de contabilidad, solo se declaran cuando hayan sido efectivamente recibidos. Igualmente, en lo referente a los costos y deducciones, los que llevará a la declaración de renta serán únicamente los que haya efectivamente pagado. (ver art.104 del ET)

La conclusión del asunto

Aunque a todas luces lo más razonable para un contribuyente del impuesto sobre la renta (y que a la vez es responsable del IVA en el régimen común) sería que la información que ha ido suministrando en forma bimestral en sus declaraciones de IVA fuese la misma que ha de llevar a su declaración anual del impuesto de renta, vemos como en el caso de un profesional independiente (o de cualquier otro contribuyente no obligado a llevar contabilidad) esa razonabilidad no siempre se cumplirá.

En efecto, en este tipo de responsables del IVA no siempre deberá esperarse que la información suministrada en sus 6 declaraciones del impuesto sobre las ventas pertenecientes a un mismo año fiscal (tanto a nivel de los “ingresos” como a nivel de las “compras y servicios”) coincida con la que ha de llevar a la declaración del impuesto de renta del mismo año, pues como anotamos anteriormente, en las declaraciones del IVA es como si la información la suministrase por “causación” pero en lo relativo a la declaración de renta es como si reportara la información por un sistema de “caja”.

Es este tipo de situaciones lo que hace que nuestro sistema tributario se vuelva en determinados momentos un sistema “complejo” de aplicar y administrar y son las mismas que deberían ser tenidas en cuenta a la hora de pensar en una “reforma tributaria estructural” que tanto se ha esperado durante los últimos años.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…