Auditoría interna ágil: ¿cómo adaptarla en su organización?


Auditoría interna ágil: ¿cómo adaptarla en su organización?

La auditoría interna ágil se puede realizar a diario en las empresas, en sesiones de quince minutos, para evaluar las actividades realizadas, pendientes y los obstáculos que se presenten.

Este tipo de auditoría mejora las comunicaciones y la habilidad de realizar ajustes o correcciones en tiempo real.

En su informe Adaptando el enfoque ágil a la función de auditoría Interna, KPMG indica que las auditorías ágiles se realizan a través de sprints iterativos en los que se desarrollan trabajos orientados al logro de un objetivo final.

Diariamente, en sesiones de quince minutos, el equipo de trabajo se reúne para evaluar actividades realizadas, pendientes y obstáculos o impedimentos que afecten la entrega de resultados para determinar cómo se resuelven.

Cada sprint termina con una reunión de revisión donde se presentan los resultados de las revisiones realizadas en dicho período; luego hay una reunión retrospectiva en la que hay una retroalimentación de equipo en donde se revisa qué funcionó bien, así como qué puede ser mejorado y de qué manera para tenerlo en cuenta en el siguiente sprint.

Beneficios de la auditoría interna ágil

La realización de la auditoría en segmentos focalizados y la revisión de resultados de forma iterativa permiten unos entregables de manera más frecuente y una colaboración más estrecha con las partes interesadas.

Lo anterior posibilita al equipo de auditoría trabajar en acciones inmediatas, hacer ajustes con base en la retroalimentación de la gerencia y realizar mejoras.

Las reuniones diarias de stand-up también permiten que el cliente pueda ser notificado con una mayor oportunidad de problemas que deban resolverse para dar continuidad al trabajo. Esta modalidad de trabajo también permite ver y reaccionar a oportunidades y problemas identificados y reportarlos con mayor oportunidad.

Auditorías ágiles y regulación

Muchos departamentos de auditoría interna son responsables de realizar auditorías de cumplimiento de cara a obligaciones regulatorias requeridas. Estas auditorías pueden tener un alcance claramente definido, áreas de enfoque requeridas y objetivos de prueba que pueden ser determinados por los reguladores.

“una auditoría ágil presenta una oportunidad para que haya una mayor colaboración con la empresa, mejorando las comunicaciones a lo largo de la auditoría”

Mientras que el alcance puede ser fijo, una auditoría ágil presenta una oportunidad para que haya una mayor colaboración con la empresa, mejorando las comunicaciones a lo largo de la auditoría y la habilidad de realizar ajustes o correcciones en tiempo real.

TAMBIÉN LEE:   Indicadores financieros: ¿cómo pueden usarse en la identificación de riesgos de auditoría?

KPMG entrega una serie de pasos para adoptar una auditoría ágil al interior de la organización:

Identifique los puntos débiles de su auditoría interna

La función de auditoría interna, como cualquier función, tendrá diferentes razones para adoptar principios de agilidad. Antes de esto se debe entender cuáles son los problemas específicos que desde la organización se quieren resolver.

Lo anterior puede desarrollarse a través de una discusión sobre los desafíos que tenga el departamento, incorporar la retroalimentación de los líderes y profesionales de auditoría interna, así como partes interesadas del negocio.

Algunas preguntas que pueden darse serían las siguientes:

  • ¿La evaluación de riesgos es demasiado lenta o no se asocia a la auditoría?
  • ¿Las auditorías terminan generalmente después del tiempo inicialmente programado?
  • ¿El trabajo de auditoría se concentra en actividades rutinarias y no en trabajo estratégico?
  • ¿Qué razones podrían relacionarse con que la auditoría interna no proporcione suficiente valor a la organización?

No tiene valor realizar auditorías que no se requieren o no se necesitan, proporcionar información sobre riesgos que no son relevantes y evaluar procesos que nadie cree que tengan deficiencias significativas o importantes.

Haga un plan de auditoría ágil

La mayoría de las funciones de auditoría interna empiezan a adoptar conceptos de agilidad a través de pilotos enfocados en mejorar la eficiencia y la efectividad de ciertos procesos y actividades a través de una serie de cambios relativamente fáciles. Según recomienda KPMG:

Ahí no debería terminar el camino a la agilidad. Para arraigar realmente los conceptos de agilidad en la entrega de resultados, la auditoría interna debe ir más allá de los focos de experimentación y escalar los componentes relevantes de agilidad en todo su modelo de entrega.

Desde la firma, la recomendación es comenzar a establecer objetivos que puedan lograrse en un año, como por ejemplo completar un número específico de auditorías internas ágiles. «Eso sí, cabe aclarar que la auditoría interna no necesita volverse completamente ágil».

Con una auditoría ágil se busca tener un sistema y un enfoque coherentes que incorporen todos los conceptos de agilidad adecuados para la organización.

Material relacionado

Actualícese es un centro de investigación donde producimos y distribuimos conocimientos en temas contables y tributarios a través de revistas, cartillas, libros y publicaciones digitales, seminarios, foros y conferencias.
Miles de profesionales reciben estos y más beneficios con nuestra Suscripción Actualícese.

Horarios de atención Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. jornada continua. Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Únete a nuestras redes sociales



Los logos y nombres comerciales pertenecen a su respectivo dueño.
Respetamos tu privacidad, todos tus datos están seguros con nosotros.

Si deseas darte de baja, puedes administrar tus preferencias de correo aquí

Escríbenos por Whatsapp  Ver líneas de atención
Hay mucho más para ver en Actualícese al iniciar sesión... Iniciar sesión Registro gratuito