Sí se aplicará sanción a quienes corrijan su informe en medios magnéticos

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 6 diciembre, 2005

Antes de que se aprobara la ley 863 de dic 29 de 2003, la norma que menciona la sanción aplicable a quienes no suministren oportunamemente o suministren con errores la información exigida por la DIAN, ya sea a través de los requerimientos o a través del reporte anual de medios magneticos (art.651 del ET), contenía un parágrafo que establecía lo siguiente:

Parágrafo. No se aplicará la sanción prevista en este artículo, cuando la información presente errores que sean corregidos voluntariamente por el contribuyente antes de que se le notifique pliego de cargos.
(el resaltado es nuestro)

Este parágrafo ya no existe.

Al eliminarlo, revivieron las sanciones a quienes corrijan sus declaraciones en MM

El art.69 de la ley 863 se encargó de eliminarlo y en consecuencia, la principal interpretación que hicieron los expertos por esas fechas en cuanto al efecto que se desprendía de dicha derogatoria, era que todos los informantes en medios magnéticos que suministraran reportes a la DIAN desde dic.30 de 2003 en adelante, pero que luego entraran a corregirlos en forma voluntaria (es decir, antes de que la DIAN detectase los errores), se les aplicaría con rigor la sanción contenida en el art.651 del ET.

Y lo anterior era armonioso con el hecho de que fue en esa misma ley 863 de 2003 cuando se le dio al director de la DIAN las amplias facultades para manipular las cifras de los valores absolutos contenidas en los art.623 a 631-1 del ET, artículos que definen quienes están obligados a suministrar información y qué tipo de información deben suministrar (Véase art.631-2 del ET creado con el art.23 de la ley 863/2003).

Es decir, fue claro que el director de la DIAN necesitaba tener ese permiso especial para poder exigir a su arbitrio una mayor cantidad de información, la cual es entonces su principal “materia prima” con la cual opera su programa MUISCA y con la que se mejoran los programas de fiscalización para “capturar” a los evasores.

Pero esos programas de fiscalización  se verían muy afectados si los informantes seguían teniendo el permiso de suministrar información y luego corregirla “como si nada pasara….”

Inicialmente, la DIAN no sancionaba a quienes corregían antes de la detección del error

Pese al claro efecto que se perseguía con la derogación de la norma, y que en realidad le servía a la DIAN para asustar a aquellos que no le juegan limpio sino que le viven “desbaratando sus programas de fiscalización” (pues primero le dicen una cosa y luego otra), fue la misma la DIAN, en su concepto 64903 de septiembre de 2004, quien indicó que los informantes que corrigieran voluntariamente su reporte inicial de medios mangnéticos, y lo hicieran antes de que la DIAN detectara los errores, que a ellos no los iba a sancionar…

El concepto antes aludido decía en parte lo siguiente:

Debe tenerse en cuenta que no obstante el parágrafo del artículo 651 del E.T. fue derogado expresamente por la Ley 863 de 2003, la legislación tributaria no prevé norma alguna que prohiba la corrección voluntaria de los errores en la información por parte del obligado antes de que se le notifique el pliego de cargos.  Las correcciones posteriores a la notificación del pliego de cargos y los efectos de las mismas, están consagrados expresamente en el artículo 651 del Estatuto Tributario y como tal se aplican.
Por lo tanto, si antes de la notificación del pliego de cargos, se corrigen por parte del obligado los errores en la información suministrada y como consecuencia se ajusta a la solicitada, jurídicamente desaparece el hecho sancionable y la aplicación de la sanción por no informar resultaría improcedente, salvo cuando la información se presente de manera extemporánea.
(los subrayados son nuestros)

Pero dicha posición fué revocada

Tal parece que la DIAN “recobró el juicio”, y ahora, mediante el concepto 80262 de noviembre 1 de 2005 (el cual  revoca el concepto 64903 de 2004) ha llegado a la sana conclusión de que quien le presente una información en medios magnéticos (o incluso en respuestas a requerimientos) pero luego decida corregirla, así la corrija antes de que la DIAN detecte los erreores  se tendrá que enfrentar a la sanción contenida en el art.651 del ET.

El nuevo concepto puede ser visto en este enlace.

Conclusión: hay que ser exactos para evitar sanciones

Ahora mas que nunca será necesario que los contribuyentes y demás suministradores de información a la DIAN tengan cuidado con la exactitud de la información que le suministren a la DIAN, pues en caso de que tengan que corregirla, la DIAN tendrá las facultades para sancionarlos si se atreven a hacer tal corrección.

Incluso, si tenemos presente que la información que se suministra en el reporte anual de medios magneticos, y al menos en el caso de aquella con la cual se desarrollan varios de los literales del art.631 del ET, es una información que debe corresponder a la misma que se halla suministrado primeramente en las declaraciones de renta, de IVA y de retenciones en la fuente (véase artículo que ya escribirmos sobre este asunto), podemos atrevernos a lanzar el siguiente cuestionamiento: 

¿Y si las otras declaraciones se corrigen y el informe de MM ya se ha presentado?

¿Qué va a pasar cuando tales declaraciones tributarias se corrijan y el informe de medios magnéticos ya se había presentado?

En tales casos la lógica nos llevaría a que si se corrige la declaración tributaria,  y el reporte de medios magnéticos debe reflejar lo que diga la declaración, es obvio que también habría que corregir el informe inicial  de medios magneticos….

Así las cosas, los contribuyentes y declarantes de los impuestos administrados por la DIAN cada día están sintiendo más presión en cuanto al grado de “perfección” con que deben preparar sus declaraciones tributarias, pues si junto a ellas existe obligación de reportar información en medios magnéticos, serán muy pocos los “valientes” que se atrevan a corregir la declaración sabiendo que luego tendrían que corregir el reporte de medios magnéticos…

(Nota: recuérdese que si bien es cierto algunas correcciones a las declaraciones tributarias no generan sanción, lo que aquí hemos estudiado es que la consecuente corrección al reporte de medios magnéticos sí la tendría).

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…