Activos biológicos: tratamiento contable, clasificación y ejemplos de aplicación


Activos biológicos: tratamiento contable, clasificación y ejemplos de aplicación

Los activos biológicos están representados por los animales vivos o las plantas que posee una entidad con el propósito de venderlos o de convertirlos en productos agrícolas u otros activos biológicos.

Presentamos la clasificación, el tratamiento contable y otros aspectos de esta clase de activos.

La sección 34 del Estándar para Pymes contiene los lineamientos respecto a los activos biológicos para las entidades que pertenecen al grupo 2. Las disposiciones relacionadas con esta clase de activos para las entidades del grupo 1 son las contenidas en la NIC 41.

Los activos biológicos estan definidos como los animales vivos y las plantas que se mantengan en el marco de una actividad agrícola. Ahora bien, se considera que una organización realiza una actividad agrícola siempre que gestione la transformación o recolección de activos biológicos para destinarlos a la venta o convertirlos en un producto agrícola.

Clasificación de los activos biológicos

Clasificación de activos biológicos

Si la entidad dispone de animales o plantas vivos que no hacen parte de ningún proceso de explotación al interior de una actividad agrícola, estos no podrán ser clasificados en tal categoría. Ejemplo de esto son los perros utilizados para la prestación de servicios de seguridad en entidades de vigilancia, pues, aunque son animales vivos, no están vinculados a una actividad agrícola; por dicha razón deben reconocerse como parte de la propiedad, planta y equipo de la compañía.

Antes de realizar el reconocimiento contable de un activo biológico una entidad deberá seguir los siguientes pasos:

  1. Determinar si se trata de un animal o una planta.
  2. Definir si dicho animal o planta se encuentra dentro del contexto de una actividad agrícola, la cual se traduce como que puedan crecer, engordar o dar cosecha de la que se puedan obtener utilidades.

Tratamiento contable de los activos biológicos

Así pues, solo se reconocerán como activos biológicos aquellos que se tengan para procreación, levante y venta, o para transformarlos en otros activos biológicos. Si se comprueba que el activo corresponde a un activo biológico deberá revisarse la sección 34 del Estándar para Pymes o la NIC 34.

“si el valor razonable no puede medirse fiablemente, debe realizarse una valuación al costo, así los activos biológicos se presentarán en el estado de situación financiera medidos al costo, separados de la cuenta de activos biológicos medidos al valor razonable”

En ambos casos se determina que los activos biológicos se miden al valor razonable (tanto en el reconocimiento inicial como en la medición posterior). Debe considerarse también que si el valor razonable no puede medirse fiablemente, debe realizarse una valuación al costo, así los activos biológicos se presentarán en el estado de situación financiera medidos al costo, separados de la cuenta de activos biológicos medidos al valor razonable.

TAMBIÉN LEE:   [Liquidador] Casos prácticos en Excel de contabilización de aportes a capital social

Para brindar mayor claridad presentamos algunos ejemplos de clasificación de los activos biológicos como corrientes y no corrientes:

Ejemplo de activo biológico corriente

Una entidad mantiene varios galpones con 100.000 gallinas ponedoras, estas tienen una vida de entre 155 y 170 semanas desde que inician su levante hasta que alcanzan el final de su vida productiva, momento en el cual son vendidas a un comercializador para sacrificio y posterior venta.

Aunque las gallinas tienen una duración mayor a un año, la entidad las reconocerá como activo corriente, dado que una vez alcanzan el final de su vida productiva son destinadas a la venta en el ciclo ordinario del negocio.

Ejemplo de activo biológico no corriente

Una entidad se dedica al cultivo de maracuyá y espera obtener entre cuatro y seis cosechas del cultivo antes de tener que renovarlo. Cada cosecha se demora 6 meses en estar lista.

Ante este caso la entidad presentará el cultivo como no corriente a lo largo de su vida productiva. Los frutos que se recojan y estén en existencias a la fecha de cierre serán tratados como activo corriente, pues se espera venderlos en corto tiempo.

Este tema hace parte de nuestra Cartilla Práctica Manual para la aplicación de Estándares Internacionales en Pymes.

¡No dejes de leerlo!

Si eres suscriptor Oro o Platino y quieres acceder a todas nuestras publicaciones en versión digital, solo debes ingresar a https://actualicese.com/publicaciones/.

Actualícese es un centro de investigación donde producimos y distribuimos conocimientos en temas contables y tributarios a través de revistas, cartillas, libros y publicaciones digitales, seminarios, foros y conferencias.
Miles de profesionales reciben estos y más beneficios con nuestra Suscripción Actualícese.

Horarios de atención Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. jornada continua. Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Únete a nuestras redes sociales



Los logos y nombres comerciales pertenecen a su respectivo dueño.
Respetamos tu privacidad, todos tus datos están seguros con nosotros.

Si deseas darte de baja, puedes administrar tus preferencias de correo aquí

Escríbenos por Whatsapp  Ver líneas de atención
Hay mucho más para ver en Actualícese al iniciar sesión... Iniciar sesión Registro gratuito