¿Piensa invertir este año? Así será el panorama económico nacional e internacional

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 8 febrero, 2019

¿Piensa invertir este año? Así será el panorama económico nacional e internacional

Guadalupe Ramírez, especialista en inversión de KPMG Colombia, explica para Actualícese los temas que deben ser vigilados por quienes van a invertir. A nivel internacional hay que contar con el precio del petróleo, el Brexit y las tasas de intervención en EE.UU. ¿Cómo es el panorama en nuestro país?

«Teniendo en cuenta el entorno económico global en que nos encontramos inmersos es importante tener en cuenta una serie de aspectos para tomar las mejores decisiones de inversión en este año», piensa Guadalupe Ramírez, especialista de inversión para KPMG en Colombia.

Desde su punto de vista, a nivel internacional continúa vigente la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Por ahora y hasta marzo próximo, se mantendrá la tregua, pero este es un aspecto que no deja de generar gran tensión geopolítica y económica en varias partes del mundo, sumado a la gran volatilidad que la situación produce en los mercados.

En diciembre pasado, la FED decidió continuar aumentando el rango de su tasa de intervención hasta entre 2,25 % y 2,5 %. Por cuarta vez en el año y en contra de las intenciones de Donald Trump, el Banco Central mencionó en su discurso que en el 2019 se esperarían dos incrementos más y no tres, como se venía advirtiendo en el 2018, manteniéndose vigilante al desarrollo de la economía global y cómo esta incide en sus perspectivas económicas.

«Trump insiste en que deben mantenerse tasas bajas para fortalecer la economía y que el crecimiento no disminuya, y así evitar una posible recesión en el 2020. Este país ha venido obteniendo indicadores económicos a la baja, especialmente en su crecimiento, generando volatilidad en los mercados y bajo precio en las acciones», explica Ramírez.

Trasladando la mirada a Europa, para este continente se espera un PIB de 2018 en niveles de 1,9 % y no del 2 % previsto meses atrás. Para el 2019 se espera un 1,7 %, como consecuencia de la incertidumbre geopolítica, la amenaza del proteccionismo americano, la vulnerabilidad de los países emergentes y la volatilidad de los mercados financieros.

La coyuntura europea se ha venido desmejorando. Ramírez expresa que podría haber una posible recesión económica alemana, ya que su PIB se contrajo al 0,2 % en el tercer trimestre de 2018, y se trata de su primera caída desde 2015. Se prevé una posible salida de Merkel del gobierno, lo cual generaría inestabilidad, viéndose los alemanes afectados por posibles aranceles que Estados Unidos le quiera imponer a las importaciones de vehículos, sector que representa el 14 % de su economía.

«Sumado a lo anterior está sobre la mesa la posibilidad de que la deuda de algunos países europeos se vuelva insostenible, como Italia que deberá cumplir con su acuerdo fiscal. También está latente el efecto que podrá generar el Brexit, aún mayor si es sin acuerdo y que el líder británico de la oposición gane las elecciones por las frecuentes confrontaciones que ha tenido con Theresa May; escenario que podría llevar a la libra esterlina a una depreciación», profundiza Ramírez.

Con relación al precio del petróleo, la OPEP notificó a sus países miembros las cuotas correspondientes al recorte de producción del 3,02 % acordado en diciembre, con el objeto de equilibrar el precio y evitar su volatilidad. Así mismo, Arabia Saudita, principal productor de la OPEP, anunció que recortará sus exportaciones a Estados Unidos en un 40 % del promedio de los últimos tres meses a partir de enero de 2019.

La situación de Colombia

Frente a la tasa de intervención del Banco de la República, «se espera que solo haya dos subidas de tasas de interés para este año (abril y junio), de 25 puntos básicos, y en cuanto al crecimiento de 2018, el banco espera un 2,7 %, al igual que la proyección de la CEPAL», indica Ramírez.

“el dólar se ha mantenido al alza por la volatilidad y tendencia bajista que viene presentando el precio del petróleo, la política monetaria de la FED, el bajo crecimiento estadounidense y la desaceleración económica global”

A la par con estos resultados, el dólar se ha mantenido al alza por la volatilidad y tendencia bajista que viene presentando el precio del petróleo, la política monetaria de la FED, el bajo crecimiento estadounidense y la desaceleración económica global, que hace demandar dólares para comprar tesoros americanos. El bajo crecimiento de los países desarrollados incide en el crecimiento de los emergentes, por la baja demanda. En el 2018, el 14 de abril, se alcanzó a tener niveles de dólar a $2.705,34, dados los altos picos alcanzados por el petróleo, por encima de los USD80, situación que se reversó en el segundo semestre del año, llegando el 29 de noviembre a niveles de $3.274,47, y cerrando año en $3.249,75.

La devaluación del peso en el 2018 fue de 8,91 %. «Si el entorno no cambia y la desaceleración económica continúa, las expectativas del mercado podrían llegar a niveles estimados de $3,450, para que se mantengan los actuales niveles o alrededor de los $2,900 se deberá contar con un precio del petróleo estable, que disminuya la demanda de dólares y que el euro no rompa a la baja el 1,13», dice Ramírez.

Frente a la inflación, esta terminó dentro del rango meta del Emisor (de entre el 2 % y el 4 %), en niveles de 3,18 %; y las expectativas de los agentes de mercado, conforme a la encuesta que realizó el Banco de la República, son cercanas al 3,20 %. Para el 2019 se espera que se incremente a niveles de 3,48 %, aún dentro del rango establecido.

«Es importante considerar que la tendencia será al alza por el entorno global en que nos encontramos, esperamos que ésta no supere el 4 % a pesar de la crisis venezolana que ha traído inmigrantes a nuestro país y ha incidido en el aumento del gasto público, el incremento esperado de las tasas de interés del Emisor, la Ley de financiamiento que estima recaudar 7,1 billones. Sin embargo, esta ley tiene todas las intenciones de reactivar la economía bajando la carga tributaria de las empresas, incentivando la reinversión de utilidades para que sean más competitivas y generando empleo; adicionalmente, busca crear conciencia o cultura de pago dada la inclusión del delito de evasión tributaria especializada en delitos fiscales y de contrabando», concluye Ramírez.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…