Certificación de disminución de inventarios por obsolescencia

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 8 junio, 2020

Entre los conceptos por los cuales puede disminuirse el inventario se encuentra la obsolescencia.

Según el numeral 2 del artículo 64 del ET, modificado por el artículo 43 de la Ley 1819 de 2016, dicho inventario será deducible en renta siempre que se cuente con una certificación como la aquí indicada.

Es importante tener cuenta que el valor del inventario se presume igual fiscal y contablemente (consulte estas excepciones), por esta razón, en caso de que los registros contables muestren un valor mayor de inventario fiscal que contable, la entidad tendrá que justificar por qué existe esta diferencia, ya que la administración tributaria presume que se trata de diferencias que representan ventas gravadas y omitidas de períodos anteriores (ver artículo 757 del ET). Amplía esta información revisando el siguiente video:

Ahora bien, en el caso de inventarios dados de baja por obsolescencia, la norma fiscal permite su deducción en el impuesto de renta y complementario (ver numeral 2 del artículo 64 del ET, modificado por el artículo 43 de la Ley 1819 de 2016). Para poder llevar a cabo la deducción se deberá adjuntar una certificación que contenga al menos lo siguiente:

  • Cantidad de producto.
  • Descripción del producto.
  • Costo fiscal unitario.
  • Costo fiscal total.
  • Justificación de la obsolescencia o destrucción.
  • Firma del representante legal o quien haga sus veces y las personas responsables de tal destrucción.

Con esto en mente, compartimos esta certificación de disminución de inventarios por obsolescencia.

Debes tener en cuenta que cuando se trate de faltantes de inventarios de fácil destrucción o pérdida y no de inventarios dados de baja por obsolescencia, ya no se atenderá la información expuesta en este formato, sino lo dispuesto en el numeral 1 del artículo 64 del ET.

Por otra parte, el numeral 3 del artículo en mención expone que “en aquellos eventos en que los inventarios se encuentren asegurados, la pérdida fiscal objeto de deducción será la correspondiente a la parte que no se hubiere cubierto por la indemnización o seguros”, por lo cual se deberá atender primero qué parte no ha sido cubierta por el seguro para determinar la deducción.

Adicionalmente, si se llega a generar algún tipo de ingreso por recuperación de inventarios, se debe tratar como una renta líquida por recuperación de deducciones (ver artículo 196 del ET).

Material relacionado:

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150,000*/año

$350,000*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999,000*/año