Explore el mercado de comprar acciones

  • Publicado: febrero 15, 2010
  • Última Actualización: febrero 15, 2010

close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en "Reportar un error" (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Cualquier persona que tenga un capital y quiera invertir en alguna empresa colombiana o extranjera, puede adquirir acciones y otros instrumentos de inversión. Aquí están las más recomendadas para este año y algunas claves para comprar acciones con valor.

En nuestro país existen dos bolsas de valores, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), que es en donde se negocian toda clase de títulos valores y la Bolsa Nacional Agropecuaria (BNA), en donde se negocian productos agrícolas y materias primas.

Dentro de los títulos valores que se negocian en la BVC están los bonos de deuda pública y privada, acciones y derivados financieros. Los colombianos pueden adquirir estos títulos únicamente por medio de las firmas comisionistas de bolsa, que son las que tienen acceso a los sistemas de negociación de títulos valores.

Para los inversionistas que quieran comprar títulos valores que se negocian en la Bolsa de Nueva York, deberán firmar un contrato de corresponsalía con cualquier firma comisionista que preste el servicio.

Según lo publicado por la revista Dinero, las firmas comisionistas de bolsa, son hasta ahora 31 y están vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia y el Autorregulador del Mercado de Valores (AMV). Tanto la superfinanciera como la AMV, se encargan de vigilar y controlar que los recursos del público sean administrados de la manera correcta.

Cuando se trata de acciones, las órdenes de compra y venta solamente las dará el cliente, el operador del mercado, conocido también como corredor de bolsa, debe limitarse a darle asesoría a su cliente y tomarle las órdenes. Es importante que el inversionista sepa que un corredor no podrá tomar decisiones sobre su dinero invertido, su función es únicamente darle asesoría al cliente y ejecutar las órdenes.

Tres formas de intermediación

Intermediación tradicional o directa. El cliente se acerca a la firma comisionista y le asignan un asesor comercial, operador del mercado o corredor de bolsa. Este le presta el servicio de asesoría directamente, le toma las órdenes al cliente y las ejecuta en los sistemas de negociación, es decir compra o vende las acciones.

Intermediación por medio de una plataforma de e-trading. Al inversionista le dan acceso a una plataforma de negociación por internet y es el mismo cliente el que ingresa las órdenes en la pantalla y depende del sistema, se van directo al sistema de negociación o al intermediario de valores para que la ejecute.

Por contrato de corresponsalía. Permite por medio de una alianza con una firma comisionista del exterior que los clientes de una firma local accedan al mercado internacional.

Estas son las acciones más recomendadas para este año

Las diferentes firmas comisionistas en una encuesta realizada por Portafolio, recomiendan la compra de la acción de Pacific Rubiales, compañía que sólo entró a la Bolsa a finales del 2009, pero que tiene un alto potencial de valorización.

Otro título recomendado es Gruposura, una holding a la que pertenecen varias líneas de negocio, del que se conoce como Grupo Empresarial Antioqueño. También se destacan Isagen, ISA y Corficolombiana. La Bolsa de Valores de Colombia (BVC), Nacional de Chocolates, EEB y Mineros, aparecen en el listado.

Un segundo lote de recomendadas lo integran los títulos de Bancolombia, Cemargos, Inverargos, Aval, Colinvers y Banco de Bogotá. Por su parte, por Ecopetrol hay optimismo moderado y para las demás las opiniones son bastante divididas. No hay mucho interés por las textileras Fabricato y Coltejer.

Compre acciones con valor

Juan Muñoz, Director Ejecutivo de Su Inversión presenta cinco secretos para comprar acciones con valor:

1) Compre acciones cuando Wall Street no lo hace. Los grandes jugadores de Wall Street centrados a un corto plazo a menudo tiran las acciones a la basura porque saben que no les proporcionarán utilidades de corretaje en el corto plazo, o si los estimados de utilidades están por debajo de lo pronosticado. Pero los inversores a largo plazo siempre miran la proyección del negocio en un periodo de tiempo amplio.

2) Compre compañías no acciones. Conviértase en propietario de una empresa con fuertes ventajas competitivas. Busque empresas con sólidos resultados financieros gestionados por ejecutivos con experiencia.

3) Cuidado con la trampa de valor. No se deje engañar por juzgar las acciones de una empresa en el precio por sí solo. El hecho de que un valor X esté por debajo de lo normal, no significa que la empresa esté a mitad de precio y que es una ganga. También hay que mirar el valor de la acción comparado con sus utilidades.

4) Conozca el verdadero valor-precio; es lo que usted paga. El valor es lo que usted paga por la acción. El flujo de caja es el indicador verdadero de la salud de la empresa. El valor intrínseco de la acción puede definirse simplemente como: el efectivo que se puede tomar del negocio durante el resto del tiempo en operación de la empresa, menos todos los costos que no perjudica la operación.

5) No pague en exceso por crecimiento. No es cierto que las acciones de gran valor son lo mismo a las acciones de crecimiento constante. El crecimiento es un componente del valor. Las acciones de valor constante, muchas veces no crecen a pasos gigantes o en grandes porcentajes. Siempre se busca minimizar el riesgo en el peor de los casos. No compre acciones que Wall Street o las noticias compran.