Comparación Patrimonial (I) – Gabriel Vásquez Tristancho

  • Publicado: 10/07/2008
  • Última Actualización: 05/07/2009
close

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. Si detecta algún error, por favor avísenos haciendo click en Reportar un error (más abajo en esta misma página). Mil gracias.

Autor: Gabriel Vásquez Tristancho

El patrimonio de un ente varía de un período a otro y debe explicarse técnicamente cuales fueron las causas que originaron los aumentos o disminuciones del mismo.  Este tema ya fue expuesto en esta columna antes, pero debido al modelo de comparación utilizado por la autoridad tributaria (2008), que incluye solo variables fiscales, presentamos los parámetros técnicos que deberá tener en cuenta el contribuyente para explicar posibles diferencias con lo reflejado en la contabilidad comercial. 

Sobre esto último, resulta relevante diferenciar la contabilidad comercial y la contabilidad fiscal. Al conciliar estos dos mundos, habrán un sin número de variables muy técnicas que no asociarlas adecuadamente podrían ocasionar interpretaciones equivocadas.  Por ejemplo, algunas deducciones son teóricas y afectan solamente la renta fiscal, como el caso de la deducción por inversión en activos fijos reales productivos o las amortizaciones de pérdidas fiscales. Si no se elimina de la renta líquida este componente para efectos de la comparación patrimonial, podría una compañía pagar renta por comparación de patrimonios de manera equivocada. 

Explicación Formal de las variaciones del patrimonio 

El patrimonio líquido tanto contable como fiscal, se determina restando del patrimonio bruto (activos brutos contables) poseído por el contribuyente en el último día del año o período gravable el monto de las deudas (pasivos contables) a cargo del mismo, vigentes en esa fecha. 

Como puede observarse el patrimonio líquido, es una diferencia entre activos y pasivos, los cuales tienen formas específicas de medición o valoración en materia contable y fiscal por utilizar bases comprensivas distintas. Igual ocurre con ingresos, costos y gastos (deducciones). 

En la tabla número 1, se presentan las posibles justificaciones de las variaciones patrimoniales, las cuales se pueden sustentar de dos formas:  a) Por las variaciones entre activos y pasivos de un período a otro o b) por las variaciones netas del patrimonio de un período a otro.

Tabla 1. Variaciones patrimoniales entre períodos

Variable

Período base

Período final

Variación

1) Activos:      
1.1) Corriente AC0 AC1  
1.2) No corriente ANC0 ANC1  
1.3) Total Activos A0 A1 VA = A1-A0
2) Pasivos:      
2.1) Corriente PC0 PC1  
2.2) No Corriente PC0 PNC1  
2.3) Total pasivos P0 P1 VP = P1-P0
Patrimonio líquido(1-2) K0 K1 K1-K0 = VA + VP
VA = variación Activos; VP = Variación pasivos; VA + VP (Valores absolutos); K = Patrimonio Líquido.

A su vez, la estructura interna del patrimonio tiene los siguientes componentes principales: a) Los aportes de capital b) Los resultados c) El superávit de capital.  Las variaciones en términos absolutos de activos y pasivos, también se pueden sustentar a través de las variaciones de los componentes del patrimonio antes descrito, es decir, los nuevos aportes o retiros de capital de las sociedades (diferentes de las reclasificaciones internas del patrimonio, tales como la capitalización de reservas o de la capitalización de la revalorización del patrimonio), las utilidades o pérdidas del período, las valorizaciones entre otros. 

En el sistema de información contable, operan en forma simultánea las variables de resultado (mas conocido como pérdidas y ganancias) y las de balance.  Lo anterior significa que los movimientos de activos, pasivos, patrimonio, ingresos y egresos, están intercomunicados entre ellos y por tanto, no se puede comprender en forma aislada alguno de sus componentes. 

Existen estados financieros que la ciencia contable ha diseñado para explicar de manera formal (axiomática), las variaciones patrimoniales.  Dichos estados son el de cambios en la posición financiera (bajo el principio de causación),  el de flujos de efectivo (bajo el principio de caja) y el de cambios en el patrimonio, que con diferentes enfoques de la misma información presentan los cambios ocurridos en el ente económico. 

La dificultad para explicar las variaciones del patrimonio antes descritas, está cuando no se tiene información estructurada a través de un sistema contable.  Este es el caso particular de las personas naturales cuando no tienen una contabilidad formal.  En este evento, a pesar de encontrar algunas técnicas provisionales que explican el incremento o disminución patrimonial, no se puede afirmar con certeza, que toda la información económica está contemplada para explicar dichas variaciones.   

La legislación tributaria propone una metodología que es incompleta, pero que pretende explicar parcialmente las fuentes de las variaciones patrimoniales a través de los aumentos y disminuciones de algunos componentes del patrimonio fiscal.  Sin embargo, la fuente formal es la contabilidad comercial y no la contabilidad fiscal, habida cuenta que existen asimetrías en el reconocimiento inicial y posterior de algunos componentes del patrimonio bruto,  de los pasivos fiscales, de los ingresos, costos y deducciones. 

Otra dificultad en Colombia es la falta de reconocimiento legal de la contabilidad fiscal, lo cual ha conducido a una serie de confusiones y abusos tanto de la autoridad tributaria como del mismo Consejo de Estado, como lo ocurrido con la sentencia de julio 15 de 2008, que desconoció partidas fiscales que posiblemente explicarían una variación patrimonial. 

Cordialmente, 

GABRIEL VASQUEZ TRISTANCHO

Columnista Vanguardia Liberal
Socio Impuestos Baker Tilly International
E-mail:  gvasquet@yahoo.es 
Bucaramanga, 6 de octubre de 2008