“Presentar una reforma tributaria atacando a la clase media fue un error de principiante”

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 5 febrero, 2019

“Presentar una reforma tributaria atacando a la clase media fue un error de principiante”

Paula Suárez, socia de Consultores & Asesores EGR SAS, afirma que la Ley de financiamiento está muy alejada de generar los cambios que el empresariado requiere, deja muchos vacíos y revive temas que ya se habían discutido. Es una ley del Congreso y no del Gobierno.

Paula Esperanza Suárez Valderrama, socia de Consultores & Asesores EGR SAS y experta en temas tributarios, afirma en entrevista con Actualícese que seguramente la Ley de financiamiento no cumplirá con la regla fiscal y el país verá en riesgo su calificación crediticia.

¿Piensa que, como lo han dicho la Anif y Fedesarrollo, la Ley de financiamiento fue pensada solo para 2019 y 2020?

Colombia necesita una reforma estructural que solucione problemas de fondo del sistema tributario. La visión cortoplacista que se ha mantenido por décadas nos ha llevado a un sistema tributario regresivo y lesivo para el empresariado en su mayoría. Como todas las leyes de los últimos años en materia tributaria, son “útiles” mientras dura el Gobierno que las genera.

Creo que esta Ley de financiamiento, que al final fue del Congreso y no del Gobierno, está muy alejada de generar los cambios que el grueso del empresariado requiere para poder avanzar, deja muchos vacíos y revive temas que ya se habían discutido en años anteriores. De igual forma, introduce modificaciones sustanciales, como la implementación del régimen SIMPLE, que al final no es tan simple. Ojalá alcance para los dos años que necesita el Gobierno del presidente Duque, pero no soy tan optimista.

Está claro entonces que en dos años se discutiría una nueva reforma tributaria

Sin duda alguna, si no es antes. Dependerá de los precios del petróleo y de qué tanto puedan “sacar” de las regalías y demás ingresos del Estado. Esperemos que no sea antes y que en ese tiempo el Gobierno se dedique a hacer la tarea y determinar realmente cuál es la reforma estructural que necesita el país, que beneficie a todos y que no sea como hasta ahora, un regalo para los que más hacen lobby.

¿De qué forma el bajo recaudo podría afectar la calificación crediticia del país?

Tenemos un margen de error muy pequeño, y que podamos salir mal librados no es nada alejado de la realidad. Como muchos lo han criticado, esta ley parece más bien de desfinanciamiento, pues entregó beneficios que sobrepasan casi en tres billones de pesos las expectativas de recaudo, luego la idea de que se incumpla la regla fiscal no es exagerada.

Como todos sabemos, este contexto afecta directamente la confianza del inversionista extranjero y eleva el costo de la deuda, lo que impactaría el consumo vía tasa de interés, sin contar con el precio del dólar (del que terminando el 2018 se vieron las tasas más altas de los últimos dos años), lo que generaría también un efecto sobre la inflación.

¿Es un riesgo que el Gobierno siembre sus esperanzas en el recaudo de la Dian, luego de que la Ley de financiamiento le diera herramientas a la entidad?

“Los grandes comerciantes que evaden el IVA vía contrabando se deben combatir y controlar, es una mafia que ha permeado incluso la propia Dian”

Es más de lo mismo; nada creativo, además. Colombia es un país con una cultura de evasión y elusión. Al final, los beneficios otorgados a través de la Ley de financiamiento, por un lado suman y por otro restan. Los grandes comerciantes que evaden el IVA vía contrabando se deben combatir y controlar, es una mafia que ha permeado incluso la propia Dian.

Sin embargo, hasta que la entidad no solucione su problema de infraestructura y capacidad técnica, será muy difícil. Pienso que hemos tardado en implementar mecanismos eficientes como la facturación electrónica, que ha sido un proceso lento. Métodos como ese son los que le cerrarán la brecha a la informalidad y obligarán a todos los comerciantes a alinearse, para que así logremos impactos positivos y reales sobre el recaudo, lo demás es garrote y zanahoria.

¿En qué falló el Gobierno a la hora de lograr la meta de recaudo de 14 billones de pesos que inicialmente tenía?

Falló en todo. Presentar una reforma tributaria atacando a la clase media después de haber promulgado en campaña que bajaría los impuestos fue un error de principiante.

Primero que todo, ni siquiera hay confianza en que la cifra real sean 14 billones, todavía hoy el ministro de hacienda no ha aclarado esto. Segundo, esta ley es del Congreso, creería que no habíamos visto en la historia semejante despropósito de trámite de una de las “reformas” que más expectativas y consecuencias trae para las finanzas del país.

Por el bien de todos, de la economía y en general de la confianza tanto de inversionistas como empresarios, esperemos que en medio de esta caótica Ley de financiamiento se generen los escenarios que el país necesita, y que el presidente Duque logre lo que prometió, crecer a tasas del 5 % gracias a su economía naranja. En el 2022 lo sabremos.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…