Vidas útiles fiscales pueden usarse en algunos casos

  • Comparte este artículo:
  • Publicado: 26 abril, 2017

Vidas útiles fiscales pueden usarse en algunos casos

La depreciación es un elemento de gran importancia a la hora de medir los resultados de una entidad. Para calcular la depreciación se requieren dos importantes estimaciones, que son la vida útil y el valor residual. Veamos en qué casos se pueden usar vidas útiles fiscales.

El glosario del Estándar Internacional  define la vida útil como el tiempo por el cual la entidad espera obtener beneficios económicos provenientes de un activo.

De la definición anterior se concluye, en primera instancia, que la vida es una estimación de la administración, pues es ella quien puede argumentar las razones por las cuales espera usar un activo durante un tiempo determinado.

Con frecuencia se confunde la vida útil con la vida económica. La primera, como se dijo anteriormente, hace referencia a una estimación de uso por parte de la administración; mientras que la segunda se define como la sumatoria de todas las vidas útiles que puede tener un activo mientras esté en uso, aunque sea por parte de varias entidades.

Caso práctico

Abelardo compró un carro nuevo, y lo utilizó por 5 años, al cabo de los cuales se lo vendió a Ruperto, quien lo utilizó por un periodo de 7 años. Al cabo de estos doce años, Ruperto se lo vendió a Libardo, quien lo usó por espacio de seis años, luego se lo regaló a su hija Nancy, quien lo usó por cuatro años, hasta que se lo vendió a su prima Maria Elena, quien lo usó por 10 años, luego a este se le dañó el motor y acto seguido fue chatarrizado.

En el ejemplo anterior, cada dueño utilizó el vehículo por un tiempo determinado, para cada uno de ellos, esa fue la vida útil del vehículo.

“La sumatoria de todas las vidas útiles se denomina vida económica, y es el tiempo por el cual el activo genera beneficios a sus diferentes dueños”

La sumatoria de todas las vidas útiles se denomina vida económica, y es el tiempo por el cual el activo genera beneficios a sus diferentes dueños. En este caso, la vida económica es de 32 años.

Haz clic aquí para ver las recomendaciones que te interesarán y están relacionadas con la temática de este artículo.

Si una entidad no estima esto de manera adecuada, el activo se mostrará subvalorado o sobrevalorado, pues la depreciación no corresponderá a la realidad.

Uso de vidas útiles fiscales en los estados financieros

En algunos casos, cuando el efecto no es material en los estados financieros, una entidad puede optar por utilizar vidas útiles fiscales para el cálculo de la depreciación de sus activos. La evaluación de materialidad debe hacerse antes de iniciar la depreciación, y evaluarse de manera permanente.

Ejemplo 1

Una entidad adquiere 10 camiones para prestar servicio de transporte, con un costo de $400 millones c/u. Las utilidades anuales antes de depreciación de la entidad promedian los $820 millones.

Si la entidad decide depreciar estos camiones a 5 años y sin valor residual (como era la norma fiscal antes de la Ley 1819 de 2016), el efecto sobre las utilidades es el siguiente:

Costo:                                    $4.000.000.000
Vida útil:                               5 años
Depreciación anual:            $800.000.000

Con este valor de depreciación, las utilidades de la entidad, serían de apenas 20 millones anuales durante los primeros cinco años.

Si la entidad usa una vida útil más larga (por ejemplo 10 años) y estima adecuadamente el valor residual (por ejemplo $1.000.000.000) entonces el efecto de la depreciación sobre las utilidades es el siguiente:

Valor depreciable: Costo – Valor residual = $4.000.000.000 – $1.000.000.000 = $3.000.000.000
Depreciación anual = Valor depreciable / vida útil = $3.000.000.000 / 10 = $300.000.000

En este segundo caso, la depreciación anual es de solo 300 millones, y las utilidades antes de impuestos serían de $520 millones anuales.

Ejemplo 2

Una entidad adquiere un vehículo para uso de la administración. Es un Chevrolet Camaro modelo 2018, rojo escarlata, personalizado, con un costo de $220 millones. Las utilidades anuales de la entidad promedian los $820 millones.

Si la entidad utiliza un modelo de depreciación con vida útil de 5 años y sin valor residual (como era la depreciación fiscal antes de la Ley 1819 de 2016), entonces la depreciación anual se calcularía así:

Costo:                                  $220.000.000
Vida útil:                             5 años
Depreciación anual:         $44.000.000

Si la entidad usa una vida útil más larga (por ejemplo 10 años) y estima adecuadamente el valor residual (por ejemplo $50.000.000) entonces el efecto de la depreciación sobre las utilidades es el siguiente:

Valor depreciable: Costo – Valor residual = $220.000.000 – $50.000.000 = $170.000.000

Depreciación anual = Valor depreciable / vida útil = $170.000.000 / 10 = $17.000.000

La diferencia entre las dos depreciaciones calculadas es de 27 millones anuales. Si se compara este valor con las utilidades anuales, es de apenas el 3.3%. Lo más probable es que la entidad concluya que esta cifra no es material, y opte por depreciar el vehículo con los parámetros fiscales, lo cual no atenta contra los principios de los Estándares Internacionales, pues no afecta significativamente la razonabilidad de los estados financieros.

CP. Juan David Maya Herrera
Consultor de Estándares Internacionales de Información Financiera
Certificación Internacional por el ICAEW en IFRS Full (NIIF Plenas)

*Exclusivo para Actualícese

Material relacionado:

$199.000 /año

Quiero suscribirme

Recursos digitales PREMIUM: Análisis y Casos prácticos exclusivos.

Contenidos gratuitos sin límite

Boletín Diario

Modelos y formatos

Especiales Actualícese

Descuentos del 15% en capacitaciones propias

Descuentos del 15% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

$399.000/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Básica

+

Descuentos del 30% en capacitaciones propias

Descuentos del 30% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

Revista Actualícese (Digital)

Cartilla Actualícese (Digital)

Libro blanco en versión digital de impuesto de renta de personas naturales

Libro blanco en versión digital de información exógena

Libro blanco en versión digital de cierre contable y conciliación fiscal

Libro blanco en versión digital de Retención de la fuente

$999.000/año

Quiero suscribirme

Todos los beneficios de la Suscripción Oro

+

Descuentos del 50% en capacitaciones propias

Descuentos del 50% en publicaciones impresas de la editorial actualícese

54 Sesiones de Actualización en el año en temas tributarios, contables, laborales, comerciales y de auditoría y revisoría fiscal

Capacitaciones en línea seleccionadas

Si deseas tener más información sobre nuestras suscripciones haz click
AQUÍ



Estos son los temas que sabemos te van a interesar:

Contabilidad general enfoque NIIF para PYMES – Ediciones de la U

Conoce más

Contabilidad de costos I. Componentes del costo con aproximaciones a las NIC 02 y NIIF 08. 2da edición

Conoce más

Fundamentos de Matemáticas Financieras

Conoce más