Herramientas de auditoría para evaluar el principio de materialidad en los Estados Financieros

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 7 abril, 2016

Herramientas de auditoría para evaluar el principio de materialidad en los Estados Financieros

En la ejecución del programa el auditor debe determinar de manera preliminar a la aplicación de los procedimientos sustantivos y las pruebas de detalle, el cumplimiento de los estados financieros con el principio de materialidad; lo anterior  con el propósito de fijar la naturaleza y el alcance de los procedimientos.

Para definir el cumplimiento del principio de materialidad, el profesional contable que ejerce como revisor fiscal o auditor puede elegir dos técnicas para la aplicación del juicio profesional: la primera es seleccionar un benchmark y la segunda es determinar un porcentaje de medida razonable.

Benchmark

El benchmark es un punto de referencia para la determinación de la materialidad de los estados financieros tomados en su conjunto, en consideración de que dicha herramienta es utilizada para medir el rendimiento de un activo financiero o un producto respecto a un instrumento estándar o en contraste a la competencia.

El benchmark de una determinada organización es el índice de referencia que se utiliza para comparar su comportamiento en un determinado período. Los factores que pueden afectar la identificación de un benchmarkadecuado pueden ser los siguientes:

  • Los elementos de los estados financieros, es decir: activos, pasivos, capital, ingresos y gastos.
  • Las partidas sobre las cuales los usuarios de los estados financieros de la entidad desean focalizar la atención.
  • La naturaleza y el ambiente económico en que opera la empresa.
  • La estructura accionaria de la entidad y las formas y estrategias de financiación.
  • La volatilidad relativa del benchmark.

Algunos ejemplos que pueden ser útiles para la selección apropiada de un benchmark son los siguientes:

  • Las empresas comerciales que operan en circunstancias normales: utilidad antes de impuestos.
  • Las empresas con utilidades variables, utilidades normales antes de impuestos: las utilidades antes de impuestos deben normalizarse tomando un promedio de los últimos años, como mínimo por los últimos tres, considerando excluir los ajustes por partidas inusuales o no recurrentes.
  • Las entidades que reportan pérdidas, utilidades normales antes de impuestos. Una consideración importante es la composición real de las pérdidas. Si las pérdidas son imputables a elementos no recurrentes o inusuales de la operación de la empresa, así como la pérdida por deterioro, estas partidas deben ser excluidas para la normalización de las utilidades.

Cuando se obtienen pérdidas de operación y se espera que continúen en los períodos siguientes, por ejemplo, el inicio de operaciones, la disminución de operaciones de la industria, las condiciones macroeconómicas –tales como devaluación de la moneda, pérdida de valor de los productos en mercados internacionales, sistema económico altamente inflacionario–, entre otros, hay que considerar usar el benchmark de ingresos o activos totales.

Medida razonable

“el profesional contable, en su labor de auditor o revisor fiscal, tiene la obligación de determinar un porcentaje de medida razonable para aplicarlo”

Posterior a la selección del benchmark adecuado para el proceso de auditoría en la empresa, el profesional contable, en su labor de auditor o revisor fiscal, tiene la obligación de determinar un porcentaje de medida razonable para aplicarlo.

En diversas fuentes se citan ejemplos de porcentajes de medición usados en la práctica del ejercicio de la auditoría o la revisoría fiscal. La siguiente tabla presenta rangos de porcentajes de medida razonable que son comúnmente utilizados.

Benchmark Porcentaje de medida razonable
Utilidades antes de impuestos 5 a 10%
Utilidades normales antes de impuestos 5 a 10%
Ventas totales 0.5 a 1%
Activos totales 0.5 a 1%
Capital 1 a 2%
Activos netos 0.5 a 1%

Al momento de determinar los porcentajes de medida razonable que se van a utilizar, no solamente es importante considerar la tabla sino que se deben tener en cuenta factores específicos para cada organización, por lo que es importante considerar criterios adicionales, entre los que se pueden resaltar:

Las expectativas del usuario: una medida usualmente utilizada para la materialidad es de 5% a 10%, en consideración de las percepciones o necesidades de los usuarios cuando se focalizan en las utilidades reportadas.

Las medidas de materialidad de años anteriores: los criterios y parámetros de materialidad de períodos anteriores pueden ser útiles cuando las condiciones de las entidades son generalmente similares en diferentes períodos.

El concepto de materialidad de la entidad: las percepciones de la administración de la organización sobre la materialidad pueden proporcionar información que contribuya al ejercicio del profesional contable en las labores del revisor fiscal o auditor.

Ejemplo:

En los activos formados por la empresa se encuentran partidas que oscilan entre los insumos de menor valor, que se encuentran en cifras alrededor de $20.000 a $50.000, y las estructuras de mayor tamaño, con un costo asignado de $50 a $70 millones, para una maquinaria de valor formado por $400 millones, sobre un activo total de la empresa de $10 mil millones.

En el proceso de auditoría y revisoría fiscal en el cual el profesional contable debe determinar la materialidad, y para el caso de la aplicación de la medida razonable, se pueden establecer los siguientes criterios:

  1. Solamente se ejecutarán procesos de revisión sobre activos formados que representen montos superiores al 1% del total del activo.
  2. En los activos formados se revisarán las partidas que representen mínimo el 0,5% del total de activos de la información.
  3. Se deben revelar de forma individual los activos que representen el 1% del activo total; para todos aquellos de valor inferior se deben establecer criterios de agrupación, claramente revelados en el estado de notas a los estados financieros.

Material relacionado:

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…