Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Inflación y alza del dólar aumenta la pobreza de los colombianos


Inflación y alza del dólar aumenta la pobreza de los colombianos

Los sueldos básicos de los colombianos no alcanzan por culpa de la inflación.

Los analistas han anunciado que la incertidumbre económica continuará por los próximos meses.

Por ello, desde el Gobierno nacional se pide calma ante la difícil situación económica que se vislumbra para el futuro inmediato.

El dólar en Colombia sigue presentando cifras récord, tan soló el viernes pasado la divisa se colocó en 5.061 pesos colombianos.

Analistas y expertos indican que la subida del dólar en relación con el peso colombiano se debe a factores internos y externos. Las preocupaciones en materia económica se deben a aspectos relacionados como el aumento de la tasa de interés, un contexto de inflación bastante fuerte y las consecuencias que dejó la pandemia del año 2020.

Cabe recordar que el dólar para inicios de la pandemia en el año 2020 se ubicaba en 4.180 pesos colombianos y para julio de este año en 4.500. La subida del dólar en los últimos cuatro meses fue de 12,47 %.

Al respecto, Wilson Tovar, economista, Ph. D. en Finanzas de la Swiss Management Center, explica que esta coyuntura económica que vive el país y gran parte de los países latinoamericanos no es nueva y que para el año 2008, cuando colapsó la burbuja inmobiliaria de los Estados Unidos, también los indicadores económicos para países latinos no eran nada alentadores.

El problema de la inflación se ha presentado hace más de una década. No es de ahora. Durante la pandemia aumentó la demanda de dinero, pero la expansión de los bancos centrales compensó esa demanda.

La inflación sube, pero los salarios bajan

Para finales del año 2021, los colombianos celebraban el aumento de salario mínimo para el año 2022, superando el millón de pesos. Sin embargo, durante este 2022 la inflación ha ido subiendo paulatinamente, colocándola para el mes de septiembre en 11,44 %, una cifra récord que no se presentaba desde hace más de 20 años.

Cabe recordar que para el año 2021 la inflación se colocaba en 5,62 %, es decir, de diciembre del 2021 a septiembre de 2022 la inflación ha subido cerca de los 6 puntos porcentuales.

Tovar, en este punto, explica que la inflación y el salario mínimo tienen una relación directa, ya que la subida del sueldo básico hace que en meses posteriores también haya un alza de los servicios y productos consumidos por los colombianos.

“ a medida que los precios de los alimentos comiencen a subir, el salario de las personas comienza a ser escaso para cubrir sus necesidades básicas, lo que hace que la pobreza incremente”

Por lo tanto, a medida que los precios de los alimentos comiencen a subir, el salario de las personas comienza a ser escaso para cubrir sus necesidades básicas, lo que hace que la pobreza incremente.

En la medida en que los precios de los productos de la canasta familiar suben, lo que ganan las personas no alcanzará. El incremento de los salarios de las personas, por otra parte, ya se ha perdido por culpa de la inflación.

Es cierto que el incremento del salario mínimo ayuda a las personas a luchar contra la pobreza, sin embargo, se debe tener en cuenta que este incremento debe hacerse por encima de la inflación. De esta forma, los colombianos pueden adquirir los alimentos de una manera justa y equitativa.

TAMBIÉN LEE:   Recuperar el crecimiento económico

En un reciente comunicado de prensa, la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, manifestó que:

Entre todos tenemos que llegar a un acuerdo de salario mínimo que le sirva al país, a los colombianos y colombianas y que, desde luego, nos ayude a mejorar las condiciones de vida digna para todos y todas.

Ramírez además agregó que:

La discusión de salario mínimo la haremos con los empresarios y trabajadores, con quienes analizaremos los diferentes factores como es el de la productividad, la pérdida del valor adquisitivo de los salarios y otras condiciones que son complementarias, que tienen que ver con medidas como, por ejemplo, de una congelación de la canasta básica, porque el incremento del salario es del 10 % y cuando los productos básicos del hogar aumentan el 12 %, esto genera que el valor adquisitivo quede superior por los costos de vida.

¿Qué va a pasar entonces con la economía colombiana?

Wilson Tovar, gerente de investigaciones económicas de la comisionista de bolsa Acciones & Valores, manifiesta que el panorama de incertidumbre continuará por los próximos seis meses, hasta que los bancos centrales alrededor del mundo logren estabilizar la difícil situación económica.

Los próximos seis meses tendremos tasas de interés más altas y el tema se podría llegar a estabilizar en el transcurso de un año.

En correlación con Tovar, el ministro de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Ocampo, manifestó a los medios de comunicación que se realizaran políticas macroeconómicas responsables con el fin de que los mercados financieros comiencen a calmarse.

Para Ocampo, el compromiso del Gobierno nacional con la economía del país debe ser riguroso; su responsabilidad debe ser que la incertidumbre comience a desaparecer de la mente de ciudadanos y empresarios.

Sin embargo, Isidro Hernández Rodríguez, profesor de Economía de la Universidad Externado de Colombia, en entrevista con CNN en español, dijo que la elección del nuevo presidente y sus políticas económicas pone nerviosos a los operadores de mercado. De igual manera, las propuestas realizadas por Ocampo en el proyecto de reforma tributaria también pondrían en alerta a los diferentes gremios.

Los operadores de mercado van a sentir un efecto de crecimiento en la demanda por parte de unos individuos que se pueden sentir nerviosos ante el nuevo presidente y sus políticas económicas.

Material relacionado:

Hay más contenidos esperando por ti. Regístrate o loguéate. Iniciar sesión Registro gratuito
,