Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Materialidad en la propiedad, planta y equipo: ¿cómo se determina?


propiedad, planta y equipo

Examinar los estados financieros del período anterior, las decisiones de los usuarios de la información y el uso de herramientas de auditoría, entre otros, son aspectos que deben tenerse en cuenta para determinar la materialidad de los elementos de la propiedad, planta y equipo.

Te contamos más aquí.

Es importante que la entidad tenga presente la evaluación de la materialidad al momento de diseñar sus políticas contables, puesto que estos son los criterios bajo los cuales la entidad reconoce, mide y revela la totalidad de las transacciones que realiza.

La materialidad puede entenderse como la característica que evalúa el impacto de la información incluida en los estados financieros de una entidad sobre las decisiones de los usuarios que los consultan.

En este sentido, surge la inquietud acerca de cómo se debe determinar la materialidad en la propiedad, planta y equipo. La respuesta la brinda el Dr. Juan Fernando Mejía, especialista en Estándares Internacionales, en el siguiente video:

El conferencista indica que los Estándares Internacionales no contienen criterios específicos de los montos que deben ser capitalizados en el activo como propiedad, planta y equipo, pues esta determinación debe ser definida en la política contable de cada entidad.

El Dr. Mejía aclara este aspecto por medio del siguiente ejemplo de aplicación:

Ejemplo de aplicación de materialidad de propiedad, planta y equipo

Una empresa compra una impresora por 3 millones de pesos. Para su reconocimiento deben tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. De acuerdo con la política contable de la empresa, los elementos de propiedad, planta y equipo cuyo costo sea inferior a 4 millones de pesos deben reconocerse como gastos.
  2. De acuerdo con lo señalado por la Dian en el Concepto 21942 y el Oficio 1416 de 2017, cuando los activos excedan las 50 UVT no podrán ser reconocidos como gastos deducibles, aplicables para los bienes individualmente considerados y en grupo.

Para este ejemplo, la entidad tiene las siguientes opciones para su reconocimiento:

  1. Registrar la compra de la impresora como un gasto, tanto contable como fiscalmente, sin desconocer que constituye un gasto no deducible.
  2. Cambiar su política contable para reducir el monto de materialidad, pues el establecimiento de este monto constituye un tema de juicio profesional, además de tener en cuenta aspectos como: si la empresa cotiza en bolsa, el grupo de aplicación de Estándares Internacionales, si es una empresa sin ánimo de lucro, entre otros aspectos.
TAMBIÉN LEE:   Diferencia entre estados financieros intermedios y estados financieros a fin de año 

Para concluir este ejemplo, el Dr. Mejía recomienda establecer un monto de materialidad aproximado a las 50 UVT con el fin de disminuir los gastos que serán no deducibles.

Aspectos a tener en cuenta para determinar la materialidad de la propiedad, planta y equipo

Para finalizar, el Dr. Mejía realiza las siguientes recomendaciones útiles para determinar la materialidad de los elementos de propiedad, planta y equipo:

  1. Tener en cuenta los estados financieros del período anterior.
  2. Considerar si las decisiones de los usuarios generales de la información se toman con alguna base en especial; por ejemplo, para las entidades sin ánimo de lucro cobrarán especial atención los excedentes generados por la empresa más que el monto de los activos.
  3. Considerar el monto sobre el que se toman las decisiones financieras.
  4. Apoyarse en el uso de las herramientas de auditoría para evaluar el principio de materialidad en los estados financieros.
  5. No olvidar el tipo de actividad de la empresa, el sector en el que opera y las posibles diferencias contables y fiscales.

Material relacionado:

Descubre más recursos registrándote o logueándote. Iniciar sesión Registro gratuito
,