Una visión a la auditoría en el 2030: desafíos y retos de la profesión


5 mayo, 2022

Alba Lucía Bermúdez divisa el futuro de la auditoría con profesionales que contemplen la normativa internacional y acompañen los procesos de mejora continua de sus clientes.

El auditor debe ser un profesional activo en su ejercicio, en su profesión contable, actualizado y con experiencia.

Para Alba Lucía Bermúdez, profesora asociada de la Universidad del Valle en la sede del Norte del Cauca, docente de apoyo y colaboración del programa académico de Contaduría Pública, el auditor en Colombia debe ser un profesional en ejercicio activo de su profesión contable, actualizado y con experiencia en su línea de conocimiento.

Debe ser un profesional que garantice eficiencia y eficacia en los servicios que presta a todos aquellos usuarios interesados en conocer la razonabilidad de las cifras expuestas en los estados financieros.

Con los esquemas de globalización de la economía las prácticas contables han debido ajustarse a las nuevas necesidades del entorno, requiriendo hoy más que nunca, auditores comprometidos no solo con sus clientes inmediatos sino también con la sociedad en general, en aras de dar cumplimiento a la responsabilidad social que como contadores públicos tenemos, auditores en roles participativos, proactivos y oportunos, cuyos dictámenes propendan por apoyar en la mejora continua y no en la crítica destructiva.

¿Qué aspectos debe tener en cuenta una empresa a la hora de contratar un auditor externo?

Bermúdez afirma que la auditoría externa es un campo del conocimiento contable en el que el profesional debe vincular todos los conocimientos adquiridos a lo largo de su proceso formativo y de su desempeño laboral, de tal manera que los servicios que pueda suministrar cumplan los marcos normativos existentes, con los criterios contables establecidos, y logren atender las necesidades de sus clientes.

TAMBIÉN LEE:   [Infografía] ¿No declarar renta, hacerlo tarde o declarar y aplazar el pago?

Las organizaciones deben considerar la contratación de auditores externos capaces de generar ambientes donde interactúen, salomónicamente, cada una de las partes vinculadas en la auditoría, a saber: organización y auditor, con el fin de compartir información, conocimiento y experticia que permitan a su vez una correcta elaboración de los informes de auditoría.

Es decir, profesionales que den cumplimento al Código de Ética que como expertos contables debemos contemplar siempre en nuestro actuar, de manera que se garantice un correcto desempeño y una debida prestación del servicio.

¿Cuál es la importancia que tiene para el auditor contar con un equipo interdisciplinario?

En este punto Alba Lucía dice que, aunque somos conscientes de que el conocimiento del auditor está ligado a esquemas propios de la ciencia contable, tales como finanzas, costos, tributaria, gestión de proyectos, análisis contable, entre muchos otros, el auditor debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

Debe dar fe de tal proceso formativo siendo consciente tanto de sus capacidades técnicas, teóricas y prácticas, como de aquellos aspectos de los cuales carece y que en muchas oportunidades le son requeridos por sus clientes y sobre los cuales no puede llegar a improvisar o a comprometerse en aplicarlos en una auditoría determinada.

“el auditor debe tener presente que contar con un equipo interdisciplinario le permitirá tener apoyo específico en áreas del conocimiento que no le son propias”

Así las cosas, el auditor debe tener presente que contar con un equipo interdisciplinario le permitirá tener apoyo específico en áreas del conocimiento que no le son propias, pero que pueden ser indispensables en el desarrollo de su trabajo como auditor.

TAMBIÉN LEE:   Asobancaria advierte por comunicaciones que buscan estafar al público

¿Por qué es importante para una pyme realizar una auditoría tecnológica?

Una auditoría en sistemas o tecnológica les permite a las organizaciones tener claridad sobre el desarrollo y la aplicación e importancia de softwares seguros y legales. Así, se puede contar con herramientas que sirvan de verdadero apoyo para cada uno de los procesos y procedimientos impulsados en las diferentes áreas funcionales.

La deficiencia del uso de tecnología obsoleta o de aquella tecnología que no ha sido diseñada para suplir las necesidades procedimentales propias de cada organización puede ocasionar traumatismos, tanto internos como externos, que entorpezcan las actividades rutinarias de una empresa, siendo este tipo de aspectos los que, a través de la correcta aplicación de procedimientos de auditoría, pueden llegar a ser anticipados y corregidos sin mayor afectación.  

Finalmente, Bermúdez dice que para el año 2030 el ideal es tener profesionales con conocimientos en auditoría vigentes a la fecha, que contemplen la normativa internacional y posean una visión de acompañamiento a los procesos de mejora continua de sus clientes.

Además, estos profesionales deberían observar siempre los esquemas éticos, integrales, responsables y de oportunidad que les permitan generar confianza en los usuarios de la información que se genera a través de ellos.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 5 mayo, 2022
    (hace 3 semanas)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace