Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Impuestos a licores y bebidas azucaradas prende polémica entre comerciantes y Gobierno


Impuestos a licores y bebidas azucaradas prende polémica entre comerciantes y Gobierno
Actualizado: 13 septiembre, 2016 (hace 8 años)

Mientras los comerciantes aseguran que aumentar los impuestos a los licores y a las bebidas azucaradas es propiciar el contrabando, la posición del Gobierno es la de brindarle beneficios y bienestar a la población,  lo que no significa que se incrementará el contrabando.

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO), Guillermo Botero, expresó que de aprobarse el proyecto de ley que modifica e incrementa los impuestos a los licores, la industria colombiana se vería muy afectada y el vino podría entrar a la ilegalidad y el contrabando.

«Actualmente, una de cada tres botellas de licor es de contrabando y de aprobarse la ley, se pasaría a 4 de cada 10 botellas en la ilegalidad», dice Botero.

Botero también manifestó que los consumidores tendrían que pagar el 50% más y los comerciantes entrarían a la informalidad.

Botero también ha criticado el posible incremento en los impuestos a las bebidas azucaradas, pues según él, únicamente afectaría a los tenderos del país y a los colombianos de estratos 1,2 y 3.

Según Botero, “la venta de estas bebidas representa más del 30% de los ingresos de los tenderos y otros negocios de este estilo, y gravar estos productos lo que hará es desincentivar su consumo”.

Dijo que lo que se busca con esta propuesta es “acabar con el pan francés con gaseosa, una de las comidas más tradicionales de los colombianos, algo nefasto y erróneo a todas luces”.

Dijo que espera que el Congreso no apruebe este tipo de iniciativas, las cuales golpean a las clases trabajadoras y más populares del país.

Sostuvo que hay productos que tienen más calorías que este tipo de bebidas, “así que el argumento de la salud se queda corto”.

El punto de vista del Gobierno

Por su parte, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha dicho que los países que han implementado un tributo a los licores y a las bebidas azucaradas han procurado el bienestar de la población y eso no ha llevado a un incremento del contrabando.

“El proyecto de ley no incentiva de ninguna manera la actividad del contrabando. Vamos a tener más controles y es una apreciación a la que no le vemos sustento. Nuestra apuesta es tener una tributación homogénea y que respeta los parámetros internacionales para que se fortalezcan los recursos para la salud y el consumo”, dijo Cárdenas.

TAMBIÉN LEE:   [Conferencia] Reforma tributaria: ¿puede un impuesto plano ser progresivo?

Indicó que con el proyecto de ley lo que se está haciendo es ordenar el comercio de los licores. “Poner unas condiciones en materia de tributación que sean homogéneas para los licores nacionales y extranjeros, que tengamos un mercado que en cierto sentido respeta unos parámetros y unas normas internacionales de cómo deben adecuar los países sus normas frente a los impuestos en materia de licores”, ha dicho Cárdenas.

Señaló que se busca fortalecer los recursos que de este mercado ingresan a la salud en las regiones del país. “Ningún padre de familia, como es el caso mío, quiere que se abuse del consumo de licor; en el mundo entero están aumentando los impuestos a los licores, eso lo está haciendo Colombia, no solo para conseguir más recursos para la salud sino para proteger nuestros menores de un consumo excesivo”, recalcó.

Sobre el contrabando…

Alrededor del tema del contrabando, hay que recordar que recientemente el Gobierno Nacional, con la ayuda de los organismos internacionales, decomisó mercancía valorada en cerca de 60 mil millones de pesos.

En la diligencia, que se realizó en Barranquilla, Buenaventura, Cúcuta y Cali, se incautaron licores, cigarrillos, perfumes, bombillos, prendas de vestir, artículos electrónicos y eléctricos, juguetes bélicos y juguetería variada, entre otros. La mercancía, proveniente de Panamá, fue avaluada en 54.000 millones de pesos.

“anualmente el país recibe 6 mil millones de dólares de mercancía de contrabando”

El ministro Cárdenas, reveló que anualmente el país recibe 6 mil millones de dólares de mercancía de contrabando que no solamente afecta la producción, sino que también reduce los ingresos que por impuestos podría recibir el Gobierno.

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, calculó el impacto de este delito en materia de empleo, ya que se dejan de generar más de 148 mil puestos de trabajo en la industria manufacturera.

Material relacionado

Descubre más recursos registrándote o logueándote. Iniciar sesión Registro gratuito
,